Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

ECONOMÍA

Los empresarios aún no se muestran asustados por los resultados electorales

  • Los grandes ejecutivos se muestran más preocupados por el problema de Grecia que por el auge de Podemos o la secesión de Cataluña

  • AGENCIAS. MADRID.
Actualizada 10/06/2015 a las 06:00
Los proyectos que tenían en mente las empresas españolas antes del pasado 24 de mayo siguen adelante. A pesar de que los resultados de las elecciones autonómicas y municipales puedan suponer un cambio en muchos gobiernos regionales y locales, los empresarios no sienten temor ante los cambios políticos que se avecinan, al menos por ahora. El primer problema que tiene en mente un 39% de los ejecutivos es la situación económica de la eurozona, o sea, Grecia. El segundo temor que inquieta a un 31% es la inestabilidad política y regional. Es decir, el auge de partidos como Podemos y el enquistamiento de la independencia de Cataluña.

Es la radiografía que muestra el Barómetro de Confianza de la consultora EY, en el que han participado 52 grandes ejecutivos españoles entre los 1.600 internacionales que también han mostrado su opinión. En el informe se pone de manifiesto que los cambios electorales no atemorizan a los empresarios ni han provocado una paralización de sus proyectos. "Hasta ahora, nadie está parando el reloj hasta después del verano, algo que sí ocurría en otras elecciones", explica Rafael Roldán, socio director de Transacciones de EY. "Tenemos un marco regulatorio bastante estructurado y somos parte de la Unión Europea", afirma Roldán para advertir que cualquier cambio de calado en el sistema que se haya prometido en la campaña electoral debe pasar muchos filtros antes de llevarse a cabo. En eso confían los empresarios españoles, en que la actividad económica ya está en marcha y que, salvo por problemas como el griego, será difícil revertir esta situación, aunque no imposible. "Hace un año, estaban mucho más preocupados", recuerda Rafael Roldán. Habrá que esperar al barómetro del segundo trimestre, que se publicará tras el verano, para comprobar si continúa la calma después de que ayuntamientos y comunidades hayan comenzado a tomar las primeras medidas del nuevo mandato.

También se ha ido desinflando la cuestión catalana, que suponía un bache en el camino de muchas inversiones internacionales. Hasta finales de 2014, las firmas de inversión con sede en centros financieros como el de Londres demandaban información sobre el proceso independentista en Cataluña y analizaban escenarios ante una posible secesión. A día de hoy, ya no se pregunta por este problema político. En mucha menor medida los empresarios muestran preocupación por otros problemas que podrían afectar a sus inversiones, como por el aumento de la volatilidad en los precios de las materias primas o en las divisas (así lo expresan solo en un 10% de los casos), por la deflación (10%), por el menor crecimiento de los países emergentes (6%) o por los cambios en la regulación (4%), un hecho también muy relacionado con muchos de los gobernantes que pueden llegar al poder a partir de este sábado.

Sin rastro de la corrupción

Lo que tampoco preocupa tanto a los empresarios como inicialmente se podría creer es la corrupción política. Porque no aparece entre los problemas más destacados a los que se enfrentan sus negocios de cara al futuro. "Parece que hay una mayor percepción de que la corrupción está generalizada entre la población de la que realmente muestran los índices internacionales, que sitúan a España en niveles similares a los de otros países europeos", indica Rafael Roldán. De hecho, la inversión directa internacional en España ha sido positiva desde septiembre hasta el pasado mes de febrero, después de que cayera durante 2012 y 2013, según el Banco de España. Además, son buenas las perspectivas que tiene el mundo empresarial sobre la España. Un 75% de los ejecutivos creen que la economía mejorará, mientras que un 28% considera que seguirá estable. Pero a pesar de esta mejora en las expectativas -casi un 40% cree que crearán empleo en los próximos 12 meses-, no se verán grandes operaciones empresariales en lo que resta de año. Este tipo de anuncios a gran escala están ya pendientes ante la incertidumbre que provoca un año electoral como es éste. "Hasta que no haya un escenario político estable, tras los comicios, no veremos operaciones de peso", explica Rafael Roldán. Los sectores que se encuentran más pendientes de las citas políticas son los más regulados, como el de las infraestructuras, la energía, los medios o los bancos.

China, India y EE.UU., entre los objetivos para invertir. Aunque solamente un 12% de los empresarios españoles se muestran dispuestos a invertir más allá de la eurozona, frente a un 54% de los ejecutivos de otros países que lo harían lejos de sus territorios, el objetivo de las empresas se centra ahora en China e India. En este caso, por el auge del automovilismo y las renovables. También en Estados Unidos. Y, dentro de Latinoamérica, en Brasil, a pesar de las dificultades por las que pasa la economía carioca en los últimos meses. Aunque la mayoría de los ejecutivos españoles quieren desarrollar sus negocios en España (un 69% del total).


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE