Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Partido Popular (PP)

Rajoy apela al voto del miedo para tratar de frenar la caída del PP

  • El líder popular pide a España que no caiga en las manos del PSOE que la "destrozó" ni se hunda con las "ocurrencias" de Podemos y Ciudadanos

Rajoy, este domingo en Alicante.
Rajoy, este domingo en Alicante.
EFE
  • Colpisa. Madrid
Actualizada 20/04/2015 a las 06:00
El Partido Popular quiere tratar de revertir las encuestas que pronostican la pérdida de muchas de las principales alcaldías y gobiernos autonómicos del país con la apelación directa al voto del miedo, pricipalmente dirigida a las clases medias, la tradicional base electoral de la formación.

El mensaje es simple, aunque la dura política de ajustes y recortes y el rosario de escándalos de corrupción vinculados a la sigla hayan indignado y alejado a muchos simpatizantes, hay que volver a confíar en el PP porque el acceso de PSOE, Podemos y Ciudadanos a los ejecutivos -sean locales, autonómicos o el nacional- truncaría, con seguridad, la incipiente recuperación de la economía y del empleo y sumiría al país en la inestabilidad política.

La consigna la lanzó el propio Mariano Rajoy, este domingo, durante el fin de semana de precampaña que le ha llevado a la Comunidad Valenciana, uno de los feudos populares en serio peligro el 24 de mayo.

El jefe del Ejecutivo reclamó a todos los militantes que "hay que decirle a los españoles que no vuelvan atrás" y que deben convencerles de que "el PP es hoy más necesario que nunca para España", porque "gobernar es algo muy serio y requiere de partidos serios, con experiencia, con conocimiento, con determinación y con objetivos claros".

Rajoy, que ha expulsado de los mítines cualquier referencia a Rodrigo Rato o a otros casos de fraude o corrupción, explicó que cuando mira a izquierda y a derecha no ve un solo partido más que el PP con capacidad para afrontar el principal reto nacional, la salida de la crisis, y darle a España "la estabilidad que necesita". "Lo que oigo a algunos por ahí, tanto en el Congreso como entre quienes aparecen en las radios y en la televisión, me produce verdadero estupor", aseguró.

SIN ALTERNATIVA

Desde el convencimiento de que los populares y la política económica del Gobierno -la que volvió a reiterar en varias ocasiones ha sacado al país de la recesión- no tienen alternativas, indicó que España no puede permitirse el lujo de equivocarse en su elección y desalojarles del poder, tanto en los comicios locales como en los nacionales.

"España no puede volver a caer en las manos de quienes han destrozado nuestro país. Sería un disparate", alertó, en clara alusión al PSOE, cuyas "recetas", insistió, "hundieron al país" en la peor crisis económica en muchas décadas y en la bancarrota. "Pero -continuó en evidente referencia a Podemos y Ciudadanos- España tampoco puede caer en las manos de quienes están instalados en la ocurrencia, de quienes dicen que no hay que hacer más trenes de alta velocidad, de quienes se creen que la política es sacar conejos de la chistera, de quienes no han gobernado nunca, de quienes hacen partidos simplemente con personas que vienen de otros porque allí no les querían".

Todos, añadió, solo generan "inestabilidad e inseguridad". Son la gente, concluyó, "que hace indecibles esfuerzos para decir lo mal que va todo y que no hay futuro".

La cúpula del partido ya ha comenzado a extender el argumentario de que fuera de sus siglas "todo es populismo" en estas elecciones. "Hay mucho populismo de todos los colores, unos muy antiguos y otros muy modernos, pero a mí me da igual el color y la antiguedad porque con populismo no se salva la sociedad del bienestar ni se crea empleo", resumió este fin de semana la secretaria general de los populares, Dolores de Cospedal.

Como ya había hecho el día anterior en su mitín en Murcia, Rajoy reclamó a militantes y dirigentes del PP que se sacudan el desconcierto y el temor -sin aludir el fracaso de las andaluzas ni los escándalos de corrupción- y se presenten ante los electores con el orgullo de formar parte de los gobiernos que "han dado respuesta a los retos" en "momentos muy difíciles" para el país. "Vamos a ganar las elecciones. Somos el principal partido de España y seguimos a disposición de todos los españoles", les arengó.

Insistió en que todos los demás se presentan como "el cambio", pero que el "verdadero cambio", el que puede asegurar que en los próximos cuatro años se creen dos millones de puestos de trabajo, es la política económica que el PP puso en marcha a finales de 2011, cuando él y el resto de cuadros del partido llegaron al Gobierno.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE