Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Cataluña

Mas reclama al gobierno una oferta de financiación autonómica

  • El Gobierno catalán no ve contradicción en aprovecharse del sistema autonómico y al mismo tiempo defender la separación de España

Artur Mas, en el Parlament.
Artur Mas, en el Parlament.
TVE
  • Colpisa. Barcelona
Actualizada 15/04/2015 a las 06:00
En misa y repicando. Artur Mas quiere jugar con dos barajas a la vez. Se ha propuesto proclamar la independencia en marzo de 2017, pero por lo que pueda pasar en las elecciones anticipadas del 27 de septiembre no rechaza el debate sobre la reforma del sistema de financiación autonómico que ha abierto el Gobierno central.

A pesar de que los dirigentes de Convergència llevan meses afirmando que el modelo autonómico ya está superado y que Cataluña ha iniciado el proceso de desconexión con España, el consejero catalán de la Presidencia, Francesc Homs, reclamó este lunes al Ejecutivo de Rajoy que ponga sobre la mesa una oferta en materia de financiación. "Que hagan una propuesta y ya la valoraremos", afirmó.

Un día después de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, apuntara que tras las elecciones municipales podría ser el momento de abordar la negociación para revisar el actual modelo, pactado en su día por el Gobierno socialista y liderado en el bando autonómico por el tripartito catalán, el portavoz de la Generalitat no cerró las puertas a que Cataluña pueda sumarse a la negociación.

Eso sí, dejando claro que el Ejecutivo catalán no piensa llevar la iniciativa, como en el pasado, pues a su juicio, siempre que lo ha hecho ha sufrido un gran desgaste y además no ha salido beneficiado. "Cuando Cataluña hacía una propuesta, se quemaba las cejas y salía perjudicada. Seríamos unos papanatas como país si nos volviéramos a equivocar", añadió.

Montoro dijo el domingo que "se van creando las condiciones, también en términos políticos, para abordar la reforma con rigor". Homs se mostró escéptico respecto a las intenciones del Gobierno porque entiende que pueden ser un engaño. "Si se puede concretar una negociación entre el 24 de mayo y el 27 de septiembre, visto lo que conocemos y cómo han ido las cosas, si alguien tiene ganas de engañar, que lo intente. Creo que no hay mucho que hacer. Es difícil esperar nada", remató.

Al Gobierno catalán tampoco le gustó la propuesta que lanzó el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, de que las autonomías tendrían que autofinanciar a través de la creación de nuevos impuestos aquellos servicios que no son esenciales, como podría ser la televisión pública. Para la Generalitat, la idea de Margallo trata de desprestigiar a las autonomías y rehúye el debate principal sobre el déficit fiscal.

En cualquier caso, la Generalitat no se excluye del debate sobre el modelo de financiación aunque mira hacia "nuevos horizontes", como dijo Mas el lunes en la cumbre Euromediterránea. Mirando de reojo la propuesta que pueda hacer Montoro, los esfuerzos de la administración catalana van dirigidos a preparar la independencia.

En esta línea, Homs anunció que como muy tarde el próximo 15 de julio presentará el informe sobre las estructuras de Estado que prepara su departamento. La idea inicial de Mas era poner en marcha antes del final de la legislatura estas herramientas de país -como la Seguridad social o la Hacienda propia-, pero un informe del Consejo de Garantías Estatutarias (el Constitucional catalán) le dejó claro que de acuerdo a la Constitución y el Estatuto catalán no podía hacer leyes para desarrollar las estructuras de Estado.

El CLIMA NO MEJORA

A pesar de que en los dos últimos meses han coincidido tres veces, inauguración de la línea eléctrica de alta tensión con Francia, viaje a los Alpes en el mismo avión por el siniestro de Germanwings y en la cumbre Euromediterránea, la vida sigue igual entre Rajoy y Mas, enfrentados por el proceso soberanista. Homs negó que todos estos encuentros, que no han propiciado ninguna reunión privada, hayan mejorado la relaciones entre ambos gobiernos: "Ojalá hubiera otro clima, pero de momento no lo hay", dijo.

Sin embargo, por primera vez en unos cuantos meses de alta tensión, desde el Palau de la Generalitat "valoraron" un gesto de la Moncloa, en este caso que Mas pudiera dirigir unas palabras en la cumbre de ministros de Exteriores de la UE y los países del Mediterréneo sur y se regresara a una cierta normalidad y respeto institucional. Rajoy y Mas departieron en la cumbre, aunque solo hablaron de aspectos "muy colaterales de la realidad", según Homs.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE