Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Caso Pujol

Oleguer Pujol cree que su padre debió haber renunciado a la herencia

  • El hijo menor del expresidente niega las acusaciones de fraude fiscal y afirma que no tiene 3.000 millones de euros

Oleguer Pujol, este lunes
Oleguer Pujol, este lunes
EFE
  • Colpisa. Barcelona
Actualizada 10/03/2015 a las 12:25
Oleguer Pujol, el hijo menor del expresidente de la Generalitat, cree que su padre debió renunciar a la herencia que el abuelo Florenci le legó en 1980 y que la familia mantuvo oculta al fisco durante 34 años.

El séptimo vástago del clan Pujol, imputado por delitos contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz por siete operaciones inmobiliarias, compareció este lunes en la comisión de investigación sobre el fraude fiscal del Parlamento catalán. Tras Oleguer, comparecieron su hermana Mireia, que no quiso responder a ninguna pregunta; y su hermano Josep, el único de toda la familia que no está imputado y que declaró por videconferencia desde Miami, donde vive. Con Oleguer, Mireia y Josep concluye la presencia de miembros de la familia Pujol en la comisión de investigación.

Oleguer fue el único que se atrevió a cuestionar la decisión de su padre. "Probablemente hubiera tenido que renunciar al legado", dijo. El pequeño de los Pujol reconoció que era un tema que siempre generó "inquietud" en la familia y que el "error" fue aceptar la herencia en 1980 porque una vez recibida era muy difícil regularizarla.

Como reconocieron casi todos sus hermanos, a cada uno le correspondieron 62 millones de pesetas, a partes iguales entre los siete y la madre, Marta Ferrusola. En este punto, el único de la familia que se ha salido del guión es Oriol Pujol, el exsecretario general de Convergència, quien hace una semana señaló que nunca tuvo fondos en el extranjero, lo que se contradice con la versión de sus hermanos, que regularizaron sus cuentas en 2014.

En plena sintonía con el argumentario familiar, Oleguer no quiso arrojar luz sobre el origen de la herencia del abuelo, que el primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, explicará en su próxima declaración ante el juzgado de Barcelona que instruye la causa abierta tras la confesión del expresidente de la Generalitat.

El menor de los Pujol, que en 2012 se acogió a la amnistía fiscal de Montoro y regularizó 3,2 millones procedentes de paraísos fiscales, negó la totalidad de las acusaciones que se le imputan. Empezando por las de la Fiscalía, que a su juicio ha abierto una "causa general" contra su familia y le atribuye un patrimonio oculto cercano a los 89 millones cinco paraísos fiscales. Según el benjamín del clan, esa cifra es el valor contable de una sociedad, de la que tiene el seis por ciento de las acciones.

NUEVE MILLONES

La Fiscalía también cree que Oleguer pudo mover 3.000 millones en distintas operaciones, extremo que el hijo del exmandatario nacionalista negó rotundamente. "No tengo 3.000 millones y casi todo lo que ha dicho la prensa sobre mí es falso", afirmó. El argumento que esgrimió es que se dedica a la gestión de inversiones inmobiliarias y que Drago Capital, la empresa que fundó junto a Luis Iglesias, el yerno de Eduardo Zaplana, gestionó un capital por valor de 2.700 millones y 1.600 inmuebles.

Entre las operaciones que se le investigan, está la venta de 1.152 oficinas del Banco Santander, así como un hotel en Canarias con dinero de las Islas Vírgenes, y el incremento de su patrimonio personal, que según lo que declaró a la Agencia Tributaria pasó de los 4,9 a los nueve millones en 2012.

Oleguer Pujol negó además ser un defraudador porque, aunque tuvo dinero en Andorra, lo pudo regularizar gracias a la amnistía fiscal del Gobierno. Aseguró, además, que "nunca" ha gestionado dinero de su familia ni ha hecho operaciones relevantes en Cataluña ni ha trabajado para la administración pública. "Nunca he pedido la intervención de mi padre o mi hermano en temas de recalificaciones o cambios de usos".

El menor de los Pujol fue asimismo muy crítico con el registro ordenado por el juez Pedraz en su domicilio. "Se llevaron cajas vacías", dijo. "Buscaban dinero y no encontraron nada, lo único que se llevaron fue una documentación que Hacienda ya tenía", aseguró. Oleguer Pujol señaló que aún está a la espera de que el juez le cite a declarar e insinuó que si todavía no le ha llamado es porque "no hay nada" contra él. Todo son "confabulaciones", dijo sobre la denuncia de Podemos, en la que participa el exfiscal Carlos Jiménez Villarejo, el mismo que quiso sentar a su padre en el banquillo por el caso Banco Catalana.

Su hermano Josep se definió como una persona normal y corriente, con una trayectoria profesional "absolutamente privada", si bien reconoció que a los treinta años ya era un "tío bastante rico". No es de extrañar, ya que en 2002 la firma para que la que trabaja ahora, Indra, adquirió por 44 millones de euros la consultora Europraxis, de la que era socio fundador y accionista. "Mi primer sueldo era más alto que el de mi padre", se jactó ante los diputados desde la pantalla de televisión. Sobre la herencia, señaló que ya está "limpio" con Hacienda, aunque no aclaró si se acogió a la aministía fiscal del Gobierno como los demás hermanos.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE