Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Investigación

Los papeles oscuros sobre el ático de Estepona de Ignacio González

  • "Notas informativas" y sin membrete de Villarejo aseguraban que el político cobró dos millones de euros de un pelotazo 'Gürtel'

Ignacio González
Ignacio González
EFE
  • Colpisa. Madrid
Actualizada 10/03/2015 a las 06:00
Aquella mañana del 29 de noviembre de 2011 el comisario José Manuel Villarejo no solo fue con la grabadora al encuentro en una cafetería de Madrid con Ignacio González. Villarejo hacía meses que tenía en su poder los datos recabados por él mismo y el entonces comisario de Marbella, Agapito Hermes de Dios, sobre el famoso ático de Estepona.

Villarejo fue plasmando esas informaciones, con muy duras acusaciones contra el entonces vicepresidente de Madrid, en "notas informativas", en realidad informes sin membrete, que supuestamente remitió al entonces director adjunto operativo, el número dos de la Policía durante el Gobierno socialista, Miguel Ángel Fernández-Chico, quien había encargado esa investigación "muy discreta y reservada".

En su entrevista con González, Villarejo hizo varias menciones a los datos que contenían esas "notas", que nunca fueron judicializadas, pero que el político del PP no negó en su encuentro con los policías, a los que se limitó a pedir que no trascendieran a la opinión pública.

De acuerdo con esos documentos, que el Ministerio del Interior siempre ha sostenido que son parte de una investigación "ilegal", las pesquisas sobre González comenzaron a "finales de 2010 y principios de 2011" cuando "se recibieron informaciones que apuntaban a que en el proceso de adjudicación de la Unidad de Ejecución 124 de Arganda (por la que el constructor Fernando Martín está imputado por el pago de sobornos a políticos del PP), tuvo una participación fundamental el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González".

En esos papeles, que nunca se judicializaron, se afirma que González recibió dos de los quince millones de euros que Martinsa pagó a la red Gürtel por la operación de Arganda. "Parte lo recibió en efectivo y el resto, mediante la entrega de un inmueble de alto standing en la Costa del Sol".

Uno de esos memorandos, en los que se refiere también a la famosa reunión con González, afirma que los detalles de la entrega del ático tuvieron lugar durante un viaje que el entonces vicepresidente hizo a Colombia entre agosto y septiembre de 2008, acompañado de un alto responsable de Martinsa.

"Inmediatamente después de ese viaje, González y su esposa se presentaron en el ático. Aunque a los amigos y vecinos del lugar les comentaron que la relación el inmueble era de alquiler con opción a compra, se comportaron en todo momento como propietarios, gastando una fuerte suma en mobiliario y decoración de alta gama", afirma el documento.

"APARENTE VENTA"

Las "notas internas sumario Gürtel-IG", que los actuales responsables de Interior nunca han dado por buenas, aportan todo tipo de detalles sobre las estratagemas para hacer legal la "aparente venta" del ático a una sociedad inversora norteamericana, Coast Investors, radicada en Delaware, que, en realidad, sería una empresa pantalla para encubrir que el verdadero propietario era el dirigente del PP madrileño.

Villarejo da cuenta en esos documentos de que siguieron los pasos de la mujer de González cuando viajó al piso para amueblarlo y que los funcionarios, incluso, interrogaron a varios testigos. Entre ellos, al portero de la finca (D.J.). "El referido portero, de forma espontánea, manifestó que el ático, aun cuando está a nombre de una sociedad extranjera, en realidad pertenecía al vicepresidente de la Comunidad de Madrid", llega a apuntar en una de las notas. "Él dice que está en alquiler, pero el piso en realidad es suyo", transcriben los policías las supuestas palabras del conserje.

En esos papeles también aparecen supuestos testimonios de una trabajadora de una de las empresas involucradas en la gestión del inmueble. "La empleada manifestó que era la encargada de contactar con el señor Valer (de Coast Investors) en Estados Unidos, y añadió que además de ella, el resto de la oficina y otras personas de la propia urbanización sabían que este abogado americano era en realidad un hombre de paja, pero que el verdadero dueño del ático era un alto cargo de la Comunidad de Madrid", señalan los papeles de Villarejo que dan cuenta incluso de informaciones de vecinos que apuntan en la misma línea.

Esos documentos jamás fueron judicializados, pero sus datos sí que fueron usados por los comisarios en su entrevista con González.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE