Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Justicia

El Supremo sentencia que dejar sin tacto a un invidente agrava la pena

  • El Supremo valora por primera vez la importancia que tiene para los ciegos, dado que las manos les permiten leer o moverse con bastón

0
03/03/2015 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid
El Tribunal Supremo considera que para un invidente perder la sensibilidad en las manos equivale a perder el sentido del tacto, ya que gracias al tacto en los dedos pueden leer, tocar instrumentos musicales, escribir un teclado para manejar un bastón que les posibilite cierta movilidad. El Supremo realiza estas precisiones en una sentencia que rebaja de 6 a 5 años la pena que la Audiencia de Madrid impuso a una joven que agredió al marido de su madre mientras dormía.

El hombre, que era invidente desde los 12 años, fue sorprendido por la mujer que entró por la noche en su dormitorio portando dos cuchillos de la cocina. La víctima se despertó, pudo levantarse de la cama y fue hacia donde escuchó el ruido, pero al intentar defenderse sufrió lesiones en brazos y manos.

La pérdida de sensibilidad que le causaron las heridas al cortar las terminales nerviosas de sus extremidades le impide deambular con un bastón de ciego y caminar asistido por un perro lazarillo, por lo que necesita la asistencia de otra persona para sus necesidades vitales.

El Supremo, que elimina la agravante de parentesco pero avala la de alevosía, estima que la pérdida de la sensibilidad en las manos para un invidente equivale a una pérdida muy sustancial de la eficacia funcional del sentido del tacto, que si tiene carácter definitivo, como sucede en el caso actual debe considerarse penalmente como inutilidad.

El fallo apunta que si perder la funcionalidad de las manos causa un perjuicio, ese perjuicio es mayor en el caso de las personas ciegas, cuyas manos "deben cumplir, además de su funcionalidad habitual, una función supletoria, en el ámbito de lo posible, del sentido de la vista, por lo que la aplicación del subtipo agravado es manifiesta".
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra