Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Bankia

El Banco de España y la CNMV podrían ser responsables subsidiarios

  • Los informes de los peritos judiciales y la IGAE cuestionan su labor y Andreu duda ahora de si conviene analizarla con mayor detalle

La sede de Bankia
La sede de Bankia
EFE
  • Colpisa. Madrid
Actualizada 02/03/2015 a las 12:45
"El Gobierno (de la época) forzó voluntades e hizo que los supervisores mirarán hacia otro lado". Las palabras pronunciadas el pasado 11 de diciembre por el ministro de Economía, Luis de Guindos, en referencia a la actuación de la anterior administración socialista en las semanas, incluso meses, previos a la polémica salida a Bolsa de Bankia (julio de 2011) no resultaron algo fútil para el instructor del caso donde se investigan esos hechos, el magistrado de la Audiencia Nacional Fernando Andreu.

Aunque fue consciente de que era más una critica política que el embrión de una posible denuncia penal -De Guindos dio el asunto por zanjado tras un rifirrafe con el PSOE y no acudió a los tribunales, pese a que de sus palabras parecía desprenderse una acusación de prevaricación (dictar resoluciones injustas a sabiendas)-, los términos de su controvertida intervención iban un paso más allá. "Por mucho que la dirección de Bankia se hubiera empeñado, está operación -advertía- nunca se hubiera producido sin el visto bueno del Banco de España y la CNMV". "Si usted quiere investigación -le espetó a un diputado socialista-, empiece con sus responsables anteriores".

No era la primera vez que se ponían sobre la mesa los nombres del anterior gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y de su contemporáneo en el regulador bursátil, Julio Segura, expresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Desde que el llamado 'caso Bankia' empezara a instruirse en el verano de 2012 han sido varias las acusaciones que han pedido su declaración como imputados, basándose más en sus llamativas omisiones respecto al banco y las cajas de ahorros que lo conformaron que en decisiones supuestamente irregulares.

Porque lo que más llama la atención al analizar su papel es que no dieran una sola alerta sobre sus excesos (algunos descubiertos después en Caja Madrid y Banco de Valencia han resultado escandalosos), más bien todo lo contrario.

Aunque tanto el instructor como la Sala de lo Penal de la Audiencia rechazaron esas peticiones en su día por "extemporáneas" -no veían en ese momento indicios que apuntaran directamente a ambos organismos-, la situación podría cambiar. Andreu es el primero que se está replanteando su criterio anterior y lo hace, sobre todo, a la vista de los dos controvertidos informes que presentaron apenas un día antes de las acusaciones de Luis de Guindos sendos inspectores del Banco de España nombrados peritos judiciales.

Su principal conclusión era tan reveladora como severa: "los estados financieros de Bankia y BFA (su matriz) desde su constitución (finales de 2010) hasta los reformulados en mayo de 2012 (tras abandonar el 'patrón del barco', Rodrigo Rato) no expresaban su imagen fiel", tampoco los incluidos en el folleto de salida a Bolsa.

"ESTUPOR" CON LA CNMV

Andreu ha usado sus afirmaciones para justificar la imposición de una fianza civil de 800 millones de euros por responsabilidad pecuniaria a Bankia, BFA -controlada por el FROB público tras su rescate- y sus principales exresponsables. También ha venido a hacer suya la tesis de los querellantes, que veían con "cierto estupor" que a "una sociedad de reciente creación", como Bankia, "que carece de cuentas consolidadas de ejercicios anteriores debidamente auditadas, se le permitiera salir a Bolsa". Lo hizo la CNMV "sobre la base (suponemos) de la citada información financiera pro forma basada en hipótesis y proyecciones", mientras el Banco de España no entraba aparentemente en detalles y parecía mirar a otro lado. Y el ex 'número dos' de la primera, Fernando Restoy, es hoy subgobernador del segundo.

La propia Intervención General del Estado (IGAE) admite en un informe aportado al juzgado que el supervisor financiero no hizo el seguimiento necesario de sus inspecciones en Bankia, ni en sus socias. Sostiene incluso que infringió su propia normativa de control, al no amonestar ni sancionar los incumplimientos detectados e incluso suavizar las advertencias iniciales de los inspectores. "Su labor pudo haber sido más severa -sostiene-, no permitiendo el crecimiento desorbitado" del banco que derivó en su quiebra técnica antes del rescate.

Por todo ello, el juez sopesa ahora si extender a medio plazo a Banco de España y CNMV la responsabilidad civil subsidiaria, aunque habría de imputarles antes para que pudieran defenderse. La otra opción, sostenida por la Fiscalía "antes de adoptar cualquier otra medida", es recabar la "interpretación auténtica" de las dos instituciones, citando como testigos a sus responsables de la época.

El juez, de momento, ha optado por requerirles más información para saber por qué no pusieron "objeción alguna" -tampoco lo hizo el auditor- a los números de Bankia, como ha destacado la propia entidad en su recurso contra la fianza.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE