Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Guia de Salud
Menu Suplemento Salud
Salud

Solo la mitad de los pacientes con hepatitis C recibirá tratamiento

  • El ministro de Sanidad presenta un plan nacional que dedicará 727 millones a tratar a los 51.964 afectados más graves

Alfonso Alonso presenta el plan sobre la hepatitis

Alfonso Alonso presenta el plan sobre la hepatitis

EFE
1
Actualizada 27/02/2015 a las 12:43
  • Colpisa. Madrid
El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, presentó este jueves el plan estratégico nacional para abordar la hepatitis C que ha elaborado un comité de expertos nacionales e internacionales. En España, aseguró, viven 95.524 personas diagnosticadas con la enfermedad. Y más de la mitad -51.964- tiene un daño en el hígado que los médicos han calificado como fase dos (F2) o superior.

Si el lunes lo aprueban las comunidades autónomas -que son las que pagan-, todos estos afectados podrán tener acceso a los medicamentos de última generación cuando se lo prescriba su médico. Al Sistema Nacional de Salud, aclaró el ministro, los nuevos tratamientos le costarán 727 millones.

"A los precios actuales, tratar a estos 52.000 pacientes nos habría costado más de 3.000 millones de euros", aseguró el ministro. "No era abordable, o era muy difícil hacerlo. Pero el lunes aprobamos nuevos medicamentos que hemos negociado a nuevos precios".

Hasta ahora, solo había tres fármacos de nueva generación disponibles, y el precio de un tratamiento rondaba los 43.500 euros. A partir del 1 de abril, explicó Alonso, los hepatólogos podrán recetar nuevos antivirales directos, tan eficaces o más que los actuales, para los que han pactado precios mucho más reducidos.

"Hemos pactado un techo de gasto de 727 millones de euros para tratar a todos", afirmó. Entre las fórmulas para lograrlo, aclaró, también se contempla el "riesgo compartido", que asegura la gratuidad de los tratamientos que, por la razón que sea, deban prolongarse en el tiempo más allá de las doce semanas habituales.

Las principales líneas del plan nacional se conocían desde que, la semana pasada, se presentó a sociedades científicas y colectivos de pacientes. Tanto unos como otros mostraron su satisfacción y calificaron el borrador de la propuesta de un paso positivo. Incluso Mario Cortés, el presidente de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C -que mantiene una querella por homicidio contra el actual ministro y su antecesora, Ana Mato, y dos encierros en hospitales- aseguró que la propuesta cumplía con sus demandas. Aún faltaban las cifras de pacientes, el costo estimado y, sobre todo, saber cómo se iba a sufragar.

El dinero, explicó Alonso, lo pondrán las comunidades autónomas, que contarán con apoyo desde el Ministerio de Hacienda pero no con una partida presupuestaria especial. Proporcionar los nuevos medicamentos, afirmó el ministro durante la presentación, les costará algo más de 242 millones de euros al año -a pagar durante tres años-. Esto supone, según el titular de Sanidad, casi cien millones más de lo que gastaron en 2014 para tratar la hepatitis C. "El lunes les trasladaremos a los consejeros la garantía de que aseguraremos su suficiencia financiera para que adquieran los medicamentos cuando los necesiten", explicó. "Los laboratorios pueden tardar más en cobrar, las comunidades pueden tardar más en pagar, pero los pacientes no pueden esperar".

NUEVOS MEDICAMENTOS

El nuevo plan descansa en la llegada de una segunda hornada de los fármacos de nueva generación. Cuando entren al sistema desterrarán a Sovaldi, Olysio y Daklinza, los primeros en conseguir -cuando se combinaban dos de ellos- tasas de curación cercanas al cien por cien con apenas efectos secundarios. El pasado lunes, explicó Alonso, se aprobó la incorporación de Harvoni -una única pastilla que integra dos moléculas y tiene tasas de éxito iguales o mejores- a la cartera de medicamentos.

Según aclaró Javier Crespo, uno de los miembros del comité que elaboró el plan integral que se presentó el jueves, este es flexible y permite incorporar "de forma casi inmediata" cualquier innovación para el tratamiento de los pacientes.

Aunque la adquisición de medicamentos se financiará en tres años, el ministro de Sanidad aclaró que estos plazos no afectarán a la disponibilidad de los fármacos. "El ritmo de tratamiento dependerá de lo que puedan prescribir los médicos", aclaró Crespo. "Si se les prescribiese ahora mismo a todos, se comprarían ya y se pagarían en tres años".

Junto a las medidas para tratar a pacientes con los nuevos fármacos, el plan del Ministerio contempla elaborar estudios epidemiológicos y clínicos que ayuden a comprender mejor la enfermedad y crear un registro de pacientes y de tratamiento que aclaren qué medicamentos son más eficaces.
Selección DN+


  • isidro
    (27/02/15 08:43)
    #1

    Con la deuda galopante y mal disimulada, no se juega. Ne no haber elcciones, se hubieran quedao en la estcada, todos. ¡ Que bello era mi valle, cuando estaba de cantor! Ahora desentob¡na bastante

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra