Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

TERRORISMO

La célula de Melilla buscaba esclavas sexuales para el Estado Islámico

  • ​La Guardia Civil captura a dos reclutadores en la ciudad autónoma y a otros dos autoradicalizados en Cataluña

Agentes de la Guardia Civil trasladan a uno de los cuatro detenidos en una operación en la que se ha desarticulado una red de reclutamiento y adoctrinamiento del grupo terrorista yihadista DAESH en España, en una acción en la que han detenido a dos person
Agentes de la Guardia Civil trasladan a uno de los cuatro detenidos en una operación en la que se ha desarticulado una red de reclutamiento y adoctrinamiento del grupo terrorista yihadista DAESH en España, en una acción en la que han detenido a dos person
EFE
  • COLPISA. MADRID
Actualizada 24/02/2015 a las 21:13
De nuevo, en el punto de mira de los captadores del Estado Islámico, mujeres españolas jóvenes. A veces, simples adolescentes. Ellas eran el objetivo prioritario de la célula yihadista de reclutamiento desmantelada por la Guardia Civil en Melilla, donde fueron detenidos dos presuntos terroristas, y en Cataluña, donde fueron capturados otros dos activistas.

Los hermanos arrestados en la ciudad autónoma, ambos de nacionalidad española y de origen marroquí, gestionaban varios perfiles en las redes sociales, particularmente en Facebook, en los que trataba de reclutar a chicas con problemas familiares o de familias desestructuradas a las que convencer para convertirse en 'novias de muyahidines' y forzarlas para que dieran el paso a viajar a Turquía y desde allí a Siria o Irak. "Y una vez allí convertirlas en esclavas sexuales y reproductivas de los terroristas del Estado Islámico", en palabras de uno de los mandos del operativo.

Los dos arrestados en la ciudad norteafricana estaban en el punto de mira de los servicios antiterroristas españoles desde hace meses. Ambos son hermanos de una de las mujeres detenidas el pasado 17 diciembre en la 'operación Kibera' y uno de ellos, además, era pareja sentimental de otras de las mujeres capturadas en aquel operativo en el que fueron arrestadas siete personas acusadas de gestionar otra red de reclutamiento de 'novias de muyahidines'. Tanto en la redada de hace dos meses como en la de hoy, los funcionarios registraron el epicentro de la trama de captación a través de internet, una vivienda de la calle Hebrón, del barrio Hebreo de Melilla.

Según el Ministerio del Interior, los hermanos de Melilla habían conseguido poner en marcha un vasto entramado de plataformas de proselitismo yihadista en internet (fundamentalmente del Estado Islámico pero también de otros grupos terroristas) que ya contaba con más de un millar de seguidores. Los captadores tenían un gran número de acólitos en zonas de España de alto índice de radicalización, pero también en el extranjero. Su Facebook era seguido por multitud de posibles adoctrinables en Bélgica, Francia, Pakistán, Marruecos, Arabia Saudí, Estados Unidos, Turquía o Túnez, pero sobre todo sus seguidores procedían de países de habla hispana. De hecho, los arrestados editaban y traducían del árabe al castellano la propaganda yihadista para llegar a un mayor número de posibles víctimas.

Los hermanos, no obstante, no se limitaban al entorno virtual. También organizaban reuniones privadas con captados 'avanzados' para continuar con el adoctrinamiento a través de vídeos del Estado Islámico. Algunas de estas personas -según la Guardia Civil- ya habían iniciado los preparativos para desplazarse a Siria o Irak, entre ellas algunas mujeres.

"Dinamizador"

Por su parte, los dos detenidos en Cataluña mantenían vínculos con los hermanos de Melila a a través de internet. Se trata de un español arrestado en la localidad barcelonesa de Sant Vicençs dels Horts (Barcelona) y de un joven marroquí de 21 años capturado en el pueblo de Sant Feliu de Guixols, en Gerona. El supuesto yihadista de Barcelona, según Interior, era un "dinamizador" que editaba y difundía el material diseñado para el reclutamiento de nuevos yihadistas. El otro radical "corresponde con un perfil prototípico de actor solitario, es decir, había pasado de consumir propaganda filoterrorista a realizar un intenso proselitismo". El joven de Sant Feliu en un reportaje de la cadena de televisión CNN sobre radicalización islamista se había definido así mismo como un simpatizante del Estado Islámico residente en una sociedad occidental.

La operación desatada hoy está dirigida por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz.

Este nuevo golpe al yihadismo en España tiene de nuevo como centro Melilla. La ciudad ha sido escenario de casi todas las redadas contra el terrorismo islámico desarrolladas en los últimos meses.

El presidente melillense, Juan José Imbroda, aseguró no obstante que la ciudad autónoma "no va a ser la base logística de terroristas, ni mucho menos". Imbroda aseguró que se trata solo de "personajes aislados" porque "Melilla no es precisamente cuna de terrorismo".


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE