Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Podemos

Monedero no aporta el informe por el que cobró de Venezuela

Solo publica la factura con la que se embolsó 425.150 euros y se escuda en la "confidencialidad" con sus clientes
  •  

Monedero intenta desmontar las informaciones publicadas en su contra
Monedero intenta desmontar las informaciones publicadas en su contra
El 'número 3' de Podemos dice haber presentado una "declaración complementaria voluntaria" a Hacienda para evitar "cualquier tipo de interpretación"
  • COLPISA. MADRID
Actualizada 21/02/2015 a las 09:06
Ni el contrato por el que los gobiernos bolivarianos le hicieron el encargo de estudiar la posibilidad de establecer una moneda única. Y mucho menos el estudio físico por los que cobró desde Venezuela 425.150 euros. Después de un mes en el ojo del huracán en el que el dirigente de Podemos había pedido tiempo para recopilar información, Juan Carlos Monedero presentó este viernes solo un papel para tratar de acallar las voces que ven en ese dinero una inyección de fondos chavistas a Podemos, una factura del Banco del ALBA (Alianza Bolivariana de los Pueblos de América), que aglutina a Venezuela, Bolivia, Cuba y Nicaragua.

Monedero, en una multitudinaria y tumultuosa rueda de prensa en la que estuvo arropado por miembros de la cúpula de su partido como Pablo Iglesias e Iñigo Errejón, blandió el esperado y solitario documento. Una factura fechada el 31 de octubre de 2013 en la que el banco entrega 425.000 euros (no 425.150 euros como declaró haber recibido) a su empresa, Caja de Resistencia Motiva2 Producciones, como "honorarios de confección del estudio comparativo de los ámbitos financieros de los países del ALBA y análisis de las bases de armonización jurídico-financiera, implementación y asesoría puntual sobre el proyecto". En esa factura se establece que el final de los trabajos sería el 31 de diciembre de 2014, pero se hace efectiva catorce meses antes.

El número tres de Podemos no dio explicaciones sobre ese detalle. Es más, durante sus casi dos horas de intervención se parapetó una y otra vez en la "confidencialidad" y en lo "sensible" de esa información para no explicar ni quién se lo encargó ni cuándo ni por qué ni el contenido del informe ni la envergadura de los servicios por los que cobró algo menos de medio millón de euros. Solo habló de un documento "voluminoso", fruto de años de estudios y de posteriores trabajos de consultoría, pero ni un papel.

Según Monedero, no puede hacer públicos esos documentos que echarían por tierra las acusaciones de que pudo fingir un contrato para recibir dinero de los gobiernos bolivarianos porque afecta a la "seguridad" de "todo un continente". Y dijo que desvelar esos trabajos, siquiera el contrato que dio pie a servicio, sería tanto como que se hubiese pedido a la Unión Europea que hiciese públicos sus documentos de trabajo cuando trabajaba en la puesta en marcha del euro.

Ni rastro de ese contrato, pero Monedero sembró aún más dudas cuando le preguntaron si ALBA le contrató a él en persona o directamente a su empresa. El dirigente de Podemos afirmó que los gobiernos sudamericanos se lo encargaron a Caja de Resistencia. Sin embargo, se da la circunstancia de que esta empresa se creó el 23 de octubre de 2013, solo ocho días antes de que se emitiera la factura. A pesar de ello, defendió una y otra vez que su compañía no es una pantalla creada ex profeso para cobrar el dinero de Caracas y pagar menos impuestos.

Y sobre todo, se mostró tajante al negar que su empresa fuera en realidad una tapadera para llevar a las arcas de Podemos y su entorno dinero chavista. "¡No ha habido ni un euro de financiación de Caja Resistencia a Podemos!", clamó. "No hay una sola prueba que pueda sostener la financiación ilegal de Podemos", remachó.

Más allá de la existencia o no del trabajo, el cofundador de Podemos defendió que aquellas labores de asesoría que no desvela merecieron los 425.000 euros que cobró. "Fue un precio satisfactorio por el esfuerzo que hacía", dijo antes de sacar pecho de sus trabajos académicos anteriores. "Lo que parece un disparate son los 600.000 euros que cobró Aznar por tres libros o los 200.000 euros que pagó Botella por el discurso del 'relaxing cup'", se mofó.

HACIENDA Y UNIVERSIDAD

El grueso de las explicaciones, y sobre todo las preguntas, al profesor de la Complutense giraron sobre la falta de documentos para explicar la llegada de dinero, pero otros dos temas también ocuparon la larguísima comparecencia: su regularización extemporánea 'in extremis' el pasado enero y su supuesta incompatibilidad entre ser docente público y cobrar por trabajos externos.

De nuevo Caja de Resistencia Motiva2 Producciones estuvo en el epicentro porque fue esta empresa la que usó Monedero para tributar por sus trabajos de asesoría a los gobiernos sudamericanos, y no por IRPF, como, según buena parte de los expertos considera, por el que habría tenido que pagar a un tipo impositivo más alto. Monedero presentó el 29 de enero una declaración complementaria a su declaración de IRPF de 2013, en la que tributó por esa cantidad poco antes de que Hacienda lograra localizarle para notificarle que estaba siendo objeto de una inspección, lo que habría imposibilitado esa regularización extemporánea y hubiera abierto la puerta a la persecución de un fraude fiscal.

Este viernes, el dirigente de Podemos, a través de un informe de unos peritos contratados por el mismo, Life Abogados, defendió que no había diferencia económica entre haber tributado por IRPF o por Impuesto de Sociedades el dinero de Venezuela y que si hizo una declaración extemporánea no fue para "subsanar ninguna irregularidad, porque no la hay", sino que la hizo para "subsanar cualquier interpretación interesada" porque sus asesores sostienen que "las dos vías son legales y legítimas".

Según Monedero, en ningún momento intentó defraudar a Hacienda o frenar una investigación con la regularización extemporánea del pasado enero, sino evitar cualquier "excusa" para que "Hacienda pueda hacer cualquier cosa" con respecto a su persona.

En esa línea, negó que Caja de Resistencia fuera una sociedad instrumental para pagar menos impuestos. Arguyó que creó la empresa porque "se me recomienda" usar una mercantil para la "armonización" de las facturas cuando ya estaba metido en el proyecto de "profesionalizar" la productora 'La Tuerka' para "romper el monopolio comunicativo" y empleando ese dinero para otros proyectos.

También blandió otro informe encargado por el mismo, en este caso elaborado por una conocida abogada de CC OO, para defender que nunca tuvo que pedir permiso para trabajar fuera de la Universidad porque su trabajo para ALBA no era incompatible con su labor docente. La Complutense ya ha anunciado que tardará todavía meses en dilucidar si fue o no legal compaginar ambas actividades remuneradas.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE