Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

POLÍTICA

Mariano Rajoy y Artur Mas constatan que siguen a años luz tras seis meses

  • ​El presidente del Gobierno y el de la Generaltat comparten almuerzo con el primer ministro francés

Mariano Rajoy (2ºd), junto al primer ministro francés, Manuel Valls (d), el ministro de Industria, José Manuel Soria (i) y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas (2ºi)
Mariano Rajoy (2ºd), junto al primer ministro francés, Manuel Valls (d), el ministro de Industria, José Manuel Soria (i) y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas (2ºi)
EFE
  • COLPISA. BARCELONA
Actualizada 21/02/2015 a las 06:00
Una cosa es la cordialidad institucional y otra muy diferente, la sintonía política. El presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, y el jefe del Ejecutivo catalán, Artur Mas, rompieron este viernes el hielo en el castillo de Peralada, en Girona, después de siete meses sin verse cara a cara. Un periodo, en el que se ha celebrado la votación del 9-N, la Fiscalía se querelló contra el gobernante nacionalista y Mas anunció elecciones plebiscitarias adelantadas. Ambos compartieron mesa y mantel con el primer ministro francés, Manuel Valls, así como con el comisario europeo de Energía, Miguel Arias Cañete, en el marco de la inauguración de la interconexión eléctrica entre Francia y España.

Pero más allá de los saludos protocolarios, el encuentro constató la distancia sideral que separa a los inquilinos de la Moncloa y del Palau de la Generalitat. Escenificó también que a lo largo de este año, con un cargado calendario electoral, se antoja casi imposible que pueda haber acercamiento entre los dos. La cita dejó algunas imágenes de cordialidad entre Rajoy y Mas, pero los puentes de diálogo continúan dinamitados, pues cada uno mantiene su rumbo, irreconciliable respecto al otro, como pudo comprobarse en los discursos que pronunciaron horas antes de su encuentro en Peralada.

Durante la inauguración de la línea de alta tensión, en territorio francés y muy cerca de la frontera española, Rajoy lanzó un mensaje, cuyos destinatarios eran Mas y el independentismo: "Es la hora de derribar fronteras y no de erigirlas". El presidente del Gobierno mantuvo que "el ideal europeo es agregar y no segregar". Casi a la misma hora, Mas, desde Barcelona, señaló que Cataluña es lo que es y ha sido capaz de mantener una identidad a lo largo de los años y tiene una "continuidad histórica", a pesar de los intentos de "agresión" y de "romperle las piernas".

El presidente catalán evitó asistir a la inauguración oficial de la infraestructura eléctrica, cerca de Perpiñán, y solo acudió a la comida oficial celebrada horas después. Mas llegó al castillo de Peralada cuando Rajoy y Valls mantenían una reunión bilateral, por lo que no hubo un saludo de los tres ante las cámaras, una imagen que hubiera estado cargada de morbo y simbolismo. Al cierre de esta edición, no constaba que Rajoy y Mas se hubieran visto a solas.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, descartó que el presidente del Gobierno y el de la Generalitat puedan iniciar un nuevo clima de diálogo y subrayó que la posición del Ejecutivo central respecto a Cataluña se resume en hechos y no palabras. "Más allá de hablar, nosotros actuamos y concretamos nuestra posición con hechos", dijo. Puso como ejemplo las inversiones en la conexión eléctrica, en el centro de supercomputación o las anunciadas en las últimas semanas en el puerto y el aeropuerto de Barcelona.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE