Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
PSOE

Sánchez eleva su órdago: "Me presentaré a las primarias y ganaré"

  • El secretario general del PSOE se erige como "la voz de los militantes" frente a Susana Díaz y a quienes buscan expulsarle de la carrera

Pedro Sánchez

Pedro Sánchez

EFE
3
Actualizada 21/01/2015 a las 10:04
  • colpisa. madrid
No son pocos los que le dan, políticamente hablando, por muerto, pero él tiene intención de dar la batalla hasta el último aliento. Un día después de que Susana Díaz hiciera tronar los tambores de un adelanto electoral en Andalucía, Pedro Sánchez dejó claro que no alterará sus planes. Se presentará sí o sí a las primarias del próximo mes de julio, por más que muchos vean en el movimiento de la presidenta andaluza el preludio de su desembarco en Madrid. Y por si alguien lo pone en duda, reforzó el órdago. "No sólo me presentaré -dijo- sino que las ganaré".

El jefe de filas de los socialistas, elegido hace apenas seis meses en un congreso extraordinario al que Díaz no quiso concurrir porque, según alegó entonces, no podía dejar Andalucía empantanada, aprovechó una entrevista en la radio pública para lanzar dardos velados contra quienes parecen planear su expulsión de la carrera por la candidatura a la presidencia del Gobierno . "Creo que se equivocan aquellos que creen que la voz de los militantes de base debe tener un corto periodo de tiempo. Al contrario, yo vine para cambiar el PSOE y para cambiar España", adujo.

En entorno de Sánchez admiten un cierto sentimiento de traición. Las primeras noticias sobre las reuniones que Díaz mantuvo durante los meses de noviembre y diciembre con pesos pesados del partido en Sevilla para transmitirles su sensación de que el secretario general "no pita", le pillaron de sorpresa. Y tampoco se olió, según fuentes cercanas, los planes del adelanto electoral a marzo, una fecha que podría permitir a la líder andaluza organizar su casa, contar por primera vez con el aval de las urnas (es presidenta porque así lo quiso José Antonio Griñán en su primer año de la legislatura) y, una vez obtenido, presentarse a las primarias y a las generales de otoño.

El hoy secretario general prometió durante su campaña a la secretaría general contra Eduardo Madina que mantendría las primarias abiertas a los ciudadanos en noviembre, pero después se dejó convencer para retrasarlas a julio por todos aquellos que habían impulsado su victoria: la docena de barones que habían pedido a Díaz que se presentara y que, comandados por esta, hicieron lo posible por aplastar al vizcaíno, al que culpaban, junto a Alfredo Pérez Rubalcaba, del fracaso de sus planes. El argumento fue, entonces, que no era bueno meterse en otra batalla interna a seis meses de las elecciones municipales.

DEJARSE LA PIEL

De haberse celebrado en noviembre esas primarias, Sánchez podía haber sido candidato único. "Habría sido lo más fácil -defendió hoy-. Las postergué al mes de julio porque creía y creo que el PSOE donde se tiene que volcar es en las elecciones municipales y autonómicas". "De hecho -remarcó-, yo me estoy dejando la piel. No me puede decir nadie que no estoy volcándome con los candidatos".

La queja tiene su porqué. Entre los muchos carteles que adjudicaron a Sánchez quienes, tras apoyarle en julio, comenzaron a cuestionar sus capacidades para ser candidato a la presidencia del Gobierno estaba el de que se preocupaba más por su ambición personal que por el conjunto. Oída la recriminación, él se programó actos por toda España con los candidatos.

Nada parece servir. En el partido muchos creen que la relación entre el secretario general y la presidenta andaluza ha pasado ya el punto de no retorno y que no podrá recuperar su confianza. Dicen que debió haberle rendido más pleitesía, haberle reconocido con gestos, llamadas y consultas que si está donde está es porque ella le alfombró el camino.

Aún así, el joven dirigente, que ha enfadado a otros muchos de quienes le apoyaron con su política (desde José Luis Rodríguez Zapatero a José Blanco), mantiene el teatro de la normalidad. "Iré a Andalucía a ayudar a Susana", dijo. "En España necesitamos mucho líderes, referentes políticos y sociales. Y si son de nuevas generaciones mejor". Ese es el discurso al que se debería ceñir, a juicio de varios barones. Una victoria en Andalucía, esgrimen, puede ser bueno para todos y lo inteligente, dicen, es convertirla también en suya.
Selección DN+


  • desde Pamplona-Iruña
    (21/01/15 09:48)
    #3

    Con su "maniobra" en Andalucía Pedro Sánchez ha cavado su propia tumba política. Creo yo. Ferraz vuelve a cargarse otra Comunidad Autónoma. Ya lo hizo hace menos de un año con Navarra.

    Responder

  • luis
    (21/01/15 09:43)
    #2

    asi es dijo..
    Y el de la coleta es un regalo rancio envuelto en papel viejo.

    Responder

  • asi es
    (21/01/15 07:36)
    #1

    este individuo es como un regalo viejo envuelto en papel nuevo

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra