Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Cataluña

Comienza en Cataluña una cuenta atrás de ocho meses

  • Mas y Junqueras negocian la fórmula para concurrir a las elecciones del 27-S por separado pero con un proyecto único

Artur Mas y Oriol Junqueras

Artur Mas y Oriol Junqueras

EFE
1
Actualizada 18/01/2015 a las 15:40
  • Colpisa. Barcelona
Como el ave Fénix, el proceso catalán ha resucitado de sus cenizas. Cuando parecía que languidecía y que entraba en una fase de claro debilitamiento, sus principales impulsores, Artur Mas, Oriol Junqueras y la sociedad civil, le han dado la vitamina necesaria (un acuerdo in extremis) para seguir avanzando. Las elecciones autonómicas del 27-S, las terceras en cinco años, permitirán comprobar el estado real de salud del proyecto independentista. A ocho meses de los comicios, la gran incógnita que sobrevuela sobre el llamado proceso de transición nacional es saber si Convergència y Esquerra serán capaces de sumar una mayoría absoluta lo suficientemente clara como para afrontar la negociación política de mayor calado de la historia de Cataluña.

"A mi juicio, el proceso está tocado. Hay que tener en cuenta que arrancó como un proyecto avalado por cuatro formaciones (CiU, ERC, ICV y CUP) y ahora solo están en el barco dos (CiU y CUP). Ha perdido efectivos", señaló Joaquim Coll, historiador y vicepresidente de Societat Civil Catalana, plataforma antisoberanista. Coll cree, además, que entre Convergència, Esquerra y puede que también CUP necesitan obtener al menos noventa diputados (sobre 135) para poder "acometer algo tan serio, como cambiar el marco jurídico". "Con los setenta que tienen ahora no pueden hacer nada, en la UE no les tomarán en serio", afirmó.

Enoch Albertí, catedrático de Derecho Constitucional, decano de Derecho de la UB y miembro del consejo que asesora a Mas, considera, en cambio, que con la mayoría absoluta (68 diputados) ya estarán "legitimados para tirar adelante el proyecto". "Por supuesto, cuanto más amplia sea esa mayoría, más fácil lo tendrán", añadió.

Una de las razones por las que Mas se resistía a convocar las elecciones en marzo, como le pedían tanto Esquerra como la ANC, era que no acababa de ver clara esa mayoría. Con las encuestas en la mano, no le salían las cuentas ni a su partido, castigado por la corrupción (casos Pujol y Palau) y aún asociado a tres años de severos recortes sociales, ni tampoco al tándem soberanista, lo que comprometía el proyecto independentista.

"Estaban asustados por el efecto Podemos", señaló Coll. Unas elecciones en marzo convertía a las catalanas en el ensayo general y en la primera irrupción de la formación de Pablo Iglesias, lo que suponía un riesgo para el independentismo, pues podía perder votantes del descontento, electores que han dado el salto al independentismo, sin serlo, y que lo han hecho como respuesta a la desesperación por la crisis y ante la esperanza por algo nuevo. Podemos también opta a conquistar a los indecisos a los que Junqueras se dirigió este sábado para "construir la mayoría más amplia posible, comprometida con la plena independencia".

NO HACERSE DAÑO

Mas y Junqueras tienen ocho meses para afianzar una mayoría sólida, pero se van a encontrar una buena serie de obstáculos. "Hay que ver cómo se ponen de acuerdo para no hacerse daño en la pugna electoral y que no se les vayan votos. Al fin y al cabo, van separados pero luego tienen que sumar fuerzas", señaló Albertí. "Deberán pergeñar algún tipo de pacto de no agresión", apuntó, pero "sin olvidar que se disputan algo muy importante como es ganar las elecciones para poder liderar la fase final del proceso".

"Por culpa de la pelea partidista de las últimas semanas, había cansancio y preocupación en el soberanismo y el proceso se había deshinchado", afirmó uno de los asesores de Mas. "Pero se ha demostrado que responde a un movimiento de fondo y que es muy potente. Quien pensara que encallaría, se equivoca, esta es una carrera de obstáculos, con picos, y va para largo", señaló Albertí. "Muertos no están, tocados sí. Han perdido fuerza y están desgastados, pero pondrán toda la carne en el asador. Han perdido potencia, aunque siguen su curso. Veremos su capacidad para inflar velas, porque han perdido efectivos y glamur, con tanta bronca interna se le han visto las vergüenzas. Este proceso se vislumbra infinito, ya que el nacionalismo es inasequible al desaliento", afirmó Joaquim Coll.

El primer gran escollo del proceso estará en las elecciones municipales. "Chocarán tras los comicios", vaticinó Coll. En la disputas de los dos últimos meses han saltado chispas, se han dejado unos cuantos pelos en la gatera, la desconfianza es mutua y la lucha electoral por las municipales puede perjudicar aún más las delicadas relaciones entre ambos. Según Coll, Mas ha fijado las catalanas en el 27-S para evitar el castigo electoral en las locales de mayo. "Iban a una situación fratricida y a un gran colapso emocional, pero han salvado la papeleta", añadió el vicepresidente de la plataforma contrapunto de ANC.

Las municipales son un examen muy importante para Esquerra, pues hace cuatro años tocó fondo y su poder municipal desde entonces es exiguo. Junqueras tiene ahora su primera oportunidad de situar a los republicanos como primera fuerza de Cataluña, lo que puede determinar las negociaciones de cara al 27-S. El presidente de ERC arrancó este sábado la precampaña de las municipales y no dudó en situar a los convergentes como uno de sus principales adversarios: "Cuando oigo que hay quien se ha enriquecido con una deslocalización (Oriol Pujol, caso ITV) siento asco", afirmó. Política social y corrupción serán los ejes con los que Esquerra se diferenciará y atacará a Convergència hasta mayo.

En cualquier caso, "el gran reto", según Enoch Albertí, es que se pongan de acuerdo en la hoja de ruta hacia la secesión, que deberá trazar el gobierno catalán que surja del 27-S, siempre que ganen los independentistas. El primer borrador que han hecho público sitúa la independencia en primavera de 2016. Tras las elecciones, prevén aprobar una declaración solemne en el Parlamento catalán, que proclamará la voluntad de iniciar el proceso hacia la independencia. Acto seguido, el Gobierno catalán abrirá las negociaciones para el reconocimiento del nuevo Estado a nivel internacional.

REFERENCIA ESCOCESA

Al mismo tiempo, Mas pretende forzar un referéndum vinculante sobre la independencia, como el escocés, pero si el Gobierno central no lo autoriza, las fuerzas soberanistas proclamarán de manera unilateral el Estado catalán en mayo o junio de 2016. En este punto hay divergencias, pues Esquerra no considera necesario celebrar un referéndum de autodeterminación, ya que entiende que el 27-S sirve para ese propósito. Mas, en cambio, ya no habla ni de elecciones plebiscitarias, lo que para Joaquim Coll es "cínico", y su principal objetivo sigue siendo la celebración de una consulta a la escocesa. Un referéndum sobre la nueva Constitución catalana, de la que ya empiezan a circular borradores, y las primeras elecciones legislativas cerrarían el proceso.

Aun así, la hoja de ruta mantiene una puerta abierta al entendimiento con el resto de España. El borrador habla de que permanecerán expectantes hacia posibles alternativas promovidas por las instituciones españolas, como podría ser una reforma de la Constitución. "No es descartable que entren a negociar una posible oferta de Madrid", según reconoció el miembro del consejo que asesora a Mas, ya sea la reforma constitucional que defiende el PSOE o el proceso constituyente de Podemos. "Mas siempre contempla esta posibilidad si la ratifican los catalanes. Por eso, los meses que pasarán entre el 27-S y la formación del nuevo Gobierno central tras las elecciones generales (¿noviembre?) serán decisivos para el desenlace del proceso catalán", remató. "Es una posible vía de escape", concluyó.
Selección DN+


  • RG
    (18/01/15 16:17)
    #1

    Lo van a tener muy chungo!

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra