Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CATALUÑA

El independentismo intensifica la presión sobre Mas y Junqueras

  • Esquerra insiste en dar por hecho el pacto, pero Convergència duda que los republicanos quieran el entendimiento
  • El presidente catalán se reúne con las direcciones de su partido y de Unió para fijar la posición de CiU ante los comicios

El independentismo intensifica la presión sobre Mas y Junqueras

El presidente de la Generalitat y de CiU, Artur Mas (2º dcha.), durante la reunión de la ejecutiva de Convergencia

EFE
0
Actualizada 13/01/2015 a las 09:03
  • COLPISA. BARCELONA
El acuerdo entre Artur Mas y Oriol Junqueras, que debería permitir la convocatoria de elecciones antes de Semana Santa, sigue encallado y pendiente de una reunión entre los dos principales líderes del soberanismo. Tanto Convergència como Esquerra y las plataformas independentistas han situado esta semana como clave para el futuro del proceso catalán, el tiempo, por tanto, juega en su contra y la presión aumenta.


Sobre todo por parte de la Asamblea Nacional Catalana, motor movilizador del proyecto independentista y que hasta la fecha ha cerrado filas con el presidente de la Generalitat. La ANC inició este lunes una nueva campaña movilizadora para exigir a Mas y Junqueras que sellen un pacto antes del jueves. De momento, las acciones de protesta son de baja intensidad, envío masivo de tuits y caceroladas. Pero a media que avance la semana y si el pacto sigue lejos, la Asamblea intensificará su labor como lobby independentista y para el jueves, el día en que está previsto que Mas anuncie si hay o no elecciones anticipadas, ha organizado concentraciones por toda Cataluña, mientras que para el domingo se reserva una gran manifestación, que puede ser un trago difícil de digerir para Mas y Junqueras, después de años en que todas las movilizaciones que ha realizado el soberanismo han protestado contra el Gobierno de Rajoy.

La ANC reconoce por primera vez la posibilidad de que CiU y Esquerra no se pongan de acuerdo y no haya elecciones en el primer trimestre del año, una exigencia incuestionable para los soberanistas. Si Convergència y Esquerra rompen la baraja, la plataforma independentista abrirá un nuevo escenario en el que no descartaría dar el paso a la arena partidista, modificando sus estatutos para convertirse en una fuerza política, e incrementar de esta forma su presión desde el convencimiento de que si los partidos no toman decisiones, "alguno tendrá que hacerlo", según expresó la presidenta de la ANC, Carme Forcadell, el fin de semana, consciente también de su tirón electoral y su alta capacidad de convocatoria.

ACUERDO ENCALLADO

La temperatura y los nervios aumentan en el independentismo casi al mismo ritmo que el desánimo cunde entre los miitantes de base, en parte porque ninguna de las partes da su brazo a torcer en la negociación para culminar el proceo catalán. Esquerra insistió este lunes en su táctica de anunciar públicamente el acuerdo, como hizo el viernes, lo que sacó de sus casillas a Convergència que no lo ve claro. Sigue, por tanto, sin haber pacto en la fecha de los comicios, en la fórmula de las listas y en la hoja de ruta para después de los comicios.

"Esquerra no pone ninguna condición, pero si la de Mas es que no incluyamos ningún independiente en nuestra candidatura, lo aceptaremos", dijeron los republicanos. "Acataremos esa imposición", añadieron. "Aceptamos la oferta de Mas a rajatabla", zanjó Oriol Junqueras en las redes sociales. La estrategia de los republicanos pasa por tratar de evidenciar que es CiU la que mantiene una postura inmovilista y que a pesar de acariciar con la punta de los dedos la alianza, no quiere celebrar comicios antes de las municipales.

En cambio, fuentes de Convergència creen que es Esquerra quien no desea que se produzca ese acuerdo. Desde la formación nacionalista admitieron que el pasado fin de semana "petó todo" y el número dos, Josep Rull, por primera vez abrió la puerta a dar un "inmenso paso atrás". La portavoz convergente, Mercè Conesa, añadió en esta línea que si aprecian que una "precipitación" puede hacer "fracasar" el proceso no darán apoyo a unas elecciones inmediatas.

Mas reunió a las direcciones de Convergència y Unió para fijar la posición de la federación en la recta final de la negociación, y desde la federación emplazaron a Esquerra a que "vuelva a la cultura del acuerdo" y a las "conversaciones discretas" para poder dar "en breves días, una respuesta a los ciudadanos". Convergència lamentó que algunos dirigentes republicanos utilicen términos como "acatar" e "imposición" y quiso dejar claro que ni Mas ni su partido han puesto condiciones sobre a qué lista pueden concurrir los independientes. "Quien hace el mayor sacrificio es Convergència", concluyó Conesa porque, según dijo, está dispuesta a aparcar las siglas de cara a los futuros comicios.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra