Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
francia

​Rapiña española en la isla de Ré

  • Ecologistas y autoridades francesas se querellan por la recogida de piñas por toneladas para comercializar los piñones en Cataluña

0
07/01/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • colpisa. parís
Los españoles dan la nota en la isla de Ré, joya turística del litoral atlántico francés. Se llevan las piñas de los pinares insulares por toneladas. La rapiña busca aprovechar los piñones, el nuevo oro verde en la crisis de los brotes marchitos. Las autoridades y los ecologistas locales se han querellado por robo y daños medioambientales. La Gendarmería investiga la 'piña connection' y soporta bromas radiofónicas.

Desde octubre los responsables de la asociación Ré Nature Environnemment han observado el incesante va y viene de los furtivos buscapiñas. "Cuatro o cinco equipos de dos personas vienen a recogerlas con furgonetas. Un camión sale todas las semanas hacia España con un cargamento de 25 toneladas", afirma su presidente, Dominique Chevillon. El puente viario que une la isla al continente facilita la operación. "Este tráfico existe desde hace cuatro años. Pero antes era artesanal. Ahora se ha industrializado", apunta.

Los espías ecologistas han fotografiado a los intrusos y anotado sus placas de matrícula. Aseguran que son españoles y que se llevan el botín a Cataluña. "Cogen las piñas del suelo en sacos o suben a los árboles a por ellas con ayuda de varas. Duermen en las furgonetas y hacen fogatas por la noche", cuentan. "Han descubierto que aquí tenemos una de las densidades de pino piñonero más importantes de Francia", explican.

El objetivo es secar las piñas para extraer los piñones. Según Chevillon, se venden a precios que oscilan entre 80 y 120 euros el kilo. El fructífero mercado se ha acentuado por la subida de la demanda a causa de la crisis del piñón chino. Los granos asiáticos llegaron a constituir hasta el 80% del consumo europeo. Pero a finales de la pasada década se vieron afectados por micotoxinas que arruinaron su valor gastronómico.

El Consejo General de Charente-Maritime, el departamento al que pertenece la isla de Ré, también ha acudido a los tribunales. "Nos querellamos por el perjuicio ecológico y el método deshonesto de penetrar en propiedades privadas para apoderarse de un bien que no les pertenece", declara Léon Gendre, vicepresidente de esa Diputación provincial, propietaria de 230 de las 400 hectáreas de bosques insulares.

Los gendarmes han averiguado que los furtivos trabajan para una empresa de Perpiñán que revende la mercancía en España. El dato fue revelado por un agente víctima de una broma de la emisora Europe 1. Un humorista le telefoneó y se hizo pasar por un comisario de Barcelona, "de donde es Manuel Valls, su jefe", le dijo. Y añadió que era "un asunto muy importante para las relaciones de Francia y España", dos países que están a partir un piñón. El gendarme fue despedido con la contraseña secreta para la futura colaboración a piñón fijo: 'tortilla'.

Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra