Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Caso Nóos

La infanta pasa al ataque personal contra el juez por sentarla en el banquillo

  • Cristina de Borbón ha dado el visto bueno a esta nueva estrategia procesal encaminada a evitar a toda costa el banquillo
  • Los abogados de la hermana del Rey estudian incluso llegar al Tribunal Constitucional alegando indefensión

Roca se dirige a los medios a las puertas de su despacho.
Roca se dirige a los medios a las puertas de su despacho.
EFE
  • COLPISA. MADRID
Actualizada 04/01/2015 a las 06:00
Cristina de Borbón y sus abogados pasan al ataque personal contra el juez José Castro. El heterodoxo recurso contra la decisión del magistrado de sentarla en el banquillo por ser cooperadora necesaria en dos delitos fiscales de su marido Iñaki Urdangarin está plagado de descalificaciones al trabajo del instructor y de veladas acusaciones de que Castro sabe que está prevaricando al llevar a juicio a la hermana Felipe VI con la sola acusación de Manos Limpias y sin el respaldo de la Fiscalía ni de la Abogacía del Estado.

El recurso de apelación contra el auto de apertura de juicio oral, que el magistrado dijo que no era recurrible, representa, según todas las fuentes consultadas, un giro en la estrategia del equipo jurídico de Miquel Roca, que ha pasado de los densos escritos procesales de defensa a un texto sin demasiada literatura jurídica, en el que incluso se llega a caricaturizar al magistrado por su "creación libre del Derecho" y por usar "fuentes periodísticas" y votos particulares minoritarios para redactar sus autos.

Según fuentes del proceso, ha sido la infanta la que ha dado el visto bueno a sus abogados para que "pongan toda la carne en el asador" a fin de evitar a toda costa el banquillo. Incluidos recursos que, como el registrado el viernes, tratan de puentear al juez instructor apelando directamente a sus superiores o recurriendo autos "no recurribles". Una estrategia arriesgada, insisten las mismas fuentes, "bendecida por la infanta" y que podría, llegado el momento, acabar con un recurso ante el Tribunal Constitucional por la indefensión en este proceso. Una suerte de "malabares procesales al borde del precipicio", en palabras de una de las partes del 'caso Nóos', cuya suerte es totalmente imprevisible.

Ningún otro de la quincena de imputados del 'caso Nóos', ni siquiera Urdangarin, ha recurrido el auto de apertura de juicio oral. Y desde luego, no han acusado a Castro de incurrir en un "fraude de ley".

Los letrados Miquel Roca y Jesús María Silva, en su durísimo recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Palma, llegan a insinuar que el magistrado está prevaricando al haber incluido medidas cautelares (las fianzas) en el auto de apertura de juicio oral, vedando así poder recurrirlas, tal y como establece la ley.

"CORRUPTELA"

Para la defensa de la hermana del Rey, la decisión de Castro de no dejar recurrir las fianzas al incluirlas dentro de auto que dice que no es apelable ante ninguna instancias no es más que "una corruptela de la interpretación del ordenamiento jurídico". Es más, Roca y Silva reiteran que el juez está cometiendo un "fraude de ley" al violar, con la no recurribilidad de su auto, la tutela judicial efectiva, el derecho de defensa (al vulnerarse los principios de audiencia y contradicción) y "la propia coherencia sistemática del ordenamiento jurídico procesal".

Según la hija de don Juan Carlos, el magistrado solo busca "la imposición de la perniciosa pena de banquillo". Y recuerdan los abogados, que esta "pena de banquillo" es mucho más grave para la infanta que para el resto pues afecta de modo "muy desigual a los acusados y que en el caso de mi defendida, como es público y notorio, probablemente tiene unos efectos, inigualables en el ámbito nacional".

Particularmente duros son los ataques por la negativa del juez a aplicar a la infanta la 'doctrina Botín' que le hubiera salvado del banquillo, pues no le acusan ni la Fiscalía ni la Abogacía del Estado, las dos supuestas víctimas de los delitos fiscales de los que se le acusa. Roca llega a decir que Castro hace una "una creación libre del Derecho" y "blindada al incluirla en el texto de un auto irrecurrible". Una nueva doctrina, según la defensa de la infanta, no basada en el derecho sino en "fuentes periodísticas" y en los votos particulares en contra de la 'doctrina Botín'.

El escrito incluso llega a hacer bromas sobre el auto de apertura del juicio oral, en el que el magistrado, en lo referido a la infanta y sus delitos fiscales, incluyó las frases de los anuncios de la Agencia Tributaria contra el fraude -"Hacienda somos todos" y "Lo que tú defraudas lo pagamos todos"-. Roca se mofa de "lo versado que está en publicidad institucional" Castro, al que recuerda que los anuncios "no tienen valor normativo".


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE