Caso Nóos

"Parece que fuera un delito de sangre. Como un asesinato, ¿no?"

  • Esa fue la respuesta del abogado de Urdangarin a la solicitud de la Fiscalía de que su cliente vaya a la cárcel 19 años y medio

Iñaki Urdangarin

Iñaki Urdangarin

AFP
0
10/12/2014 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid
"Parece que fuera un delito de sangre, ¿no? Como si fuera un asesinato, ¿no?". Esa fue la lacónica respuesta de Mario Pascual Vives, el abogado de Iñaki Urdangarin, a la solicitud de la Fiscalía de que su cliente vaya a la cárcel diecinueve años y medio. "Es una suma algebraica, supongo". "Es una suma muy alta", se limitó a decir el letrado.

Aunque se mostró aparentemente sorprendido por la dureza del escrito de Anticorrupción, lo cierto es que Vives sabía desde hace meses que la "suma algebraica" iba a llevar al duque a asomarse al abismo de las dos décadas entre rejas. El fiscal Pedro Horrach, con quien se ha reunido en Palma y Barcelona en varias ocasiones durante los últimos meses, le había hecho saber por activa y por pasiva que su intención era acusar a su cliente de un delito continuado de malversación en concurso con otro de prevaricación, falsedad en documento oficial y falsedad en documento mercantil, estafa, fraude a la administración, dos delitos fiscales (seis años) y blanqueo de capitales (dos años). Y que la suma de esos delitos, sin atenuantes pero tampoco llevando a las horquillas superiores, eran diecinueve años y medio.

Mario Pascual Vives, tras un inicio de absoluta inactividad, desde el pasado verano ha intentado evitar el escrito de acusación contra Urdangarin que este martes se hizo público. Sin embargo, sus ofertas han sido siempre inasumibles para la Fiscalía. Sobre todo porque, hasta hace solo un mes, Urdangarin solo se ofrecía a pagar exclusivamente los 337.143 euros defraudados a Hacienda en 2007 y 2008 a cambio de ni sentarse en el banquillo.

En las últimas semanas, sin embargo, el duque y su abogado, conscientes de que ese dinero no iba a servir ni para conseguir una atenuante de 'reparación del daño' que le rebajara de dos a cuatro años las penas, han intentado convencer a Horrach de que para el duque era imposible afrontar los más de seis millones de euros de fianza civil que le impuso (junto a Diego Torres) el juez Castro. Vives comunicó a la Fiscalía que Urdangarin está a la espera de vender el palacete de Pedralbes para intentar hacer frente a esa caución millonaria. Sin embargo, la promesa no ha servido para Horrach. Queda por saber si, tras la venta de la mansión barcelonesa, el exdeportista se aviene a pagar e intentar, entonces sí, un pacto de conformidad que alivie algo la pesada losa de los diecinueve años y medio.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE