LEGISLACIÓN

¿Qué obliga a contar la norma y qué no?

  • La normativa obliga a dar información sobre sus cuentas a partidos, sindicatos, patronales, mutuas y organizaciones que reciban subvención pública

0
09/12/2014 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
El Portal de la Transparencia estará obligado a ofrecer de forma comprensible, accesible y ordenada una muy amplia serie de datos sobre todos los ministerios, empresas y organismos públicos. Los contratos, subvenciones y ayudas, las cuentas anuales e información presupuestaria con amplio desglose, los informes de fiscalización y las auditorías, las agendas y convenios, los currículos, sueldos, declaraciones de bienes, indemnizaciones e incompatibilidades de los altos cargos, los anteproyectos de ley y sus memorias e informes complementarios, y los organigramas, funciones y planes de actuación y programas con su grado de cumplimiento, entre otras informaciones. No tiene por qué hacer pública información "auxiliar", la procedente de notas, borradores o informes o de comunicaciones internas.

La ley obliga, de igual manera, a ofrecer también buena parte de esta información a todas las altas instituciones del Estado, incluida la Casa Real, sobre todo en los aspectos vinculados a qué uso hacen del dinero público. De lo que la ley les libera, a diferencia del paquete principal, es de dar a conocer todo su patrimonio inmobiliario y, por su puesto, el resto de sus bienes.

Tanto la Administración General del Estado como las altas instituciones, entre las que también están la Cortes, el Poder Judicial, el Defensor del Pueblo o el Tribunal de Cuentas, además de realizar publicidad activa deben contestar a los requerimientos de información directa que les hagan los ciudadanos sobre cualquier tema de su departamento siempre que no invadan los asuntos vetados por la noma. Hay una excepción, la Casa del Rey. Las peticiones de información a esta institución no se pueden plantear de forma directa y las canalizará y autorizará en todo caso la Secretaría General de la Presidencia del Gobierno.

IGLESIA CATÓLICA

La norma también obliga a ofrecer información sobre sus cuentas, dirigentes y actividades a todos los partidos, sindicatos, patronales, mutuas y a las empresas u organizaciones que reciban al año más de 100.000 euros de subvenciones públicas o ayudas que supongan más de 40% de sus presupuestos por al menos 5.000 euros, entre ellas la Iglesia Católica. Sin embargo, ninguna de estas firmas u organizaciones privadas tiene por qué contestar a las demandas adicionales de información que les planteen los ciudadanos y solo tienen que desvelar en sus web los contratos, subvenciones o ayudas que tengan su origen en los poderes públicos.

Uno de los puntos más relevantes en la prevención de los comportamientos corruptos es la obligación de dar a conocer incluso los contratos públicos menores (obras hasta 50.000 euros y resto hasta 18.000). De ellos se debe publicar todo las convocatorias, pliegos de condiciones, licitaciones, negociaciones y las adjudicaciones.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE