Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
GOBIERNO CENTRAL

Soraya Sáenz de Santamaría refuerza su control del Gobierno a un año de las elecciones

  • La vicepresidenta ha tejido una red con la que llega a todos los ministerios y que ahora se ha visto fortalecida con el nombramiento de Alonso

Soraya Sáenz de Santamaría, rodeada de diputados

Soraya Sáenz de Santamaría, rodeada de diputados

EFE
0
Actualizada 08/12/2014 a las 16:18
  • COLPISA. MADRID
Omnipresente y poderosa, Soraya Sáenz de Santamaría es la mujer con más influencia en el Ejecutivo. De ella dependen hasta los servicios secretos del Estado, algo que no había ocurrido con sus predecesores. Es la vicepresidenta que ordena, coordina y controla la actividad gubernamental, marca el ritmo al que se mueven los departamentos y ahora cubre también los huecos que dejan los ministros que abandonan el barco de Mariano Rajoy hasta que son sustituidos por personas de su confianza. Pero en los últimos meses la número dos de la Moncloa acumula más poder que nunca. Un poder reforzado con el nombramiento de Alfonso Alonso como ministro de Sanidad. Hombre de su confianza, llega para dar un impulso político al discurso del Gobierno y complementar el de la vicepresidenta.

La salida de Ana Mato posibilitó la designación, pero la relación de la exministra con Sáenz de Santamaría ya estaba deteriorada a raíz de la crisis del ébola. "El comité especial para la gestión en España de la enfermedad por el virus del ébola estará dirigido. por mí", declaró la vicepresidenta tras el Consejo de Ministros tomando las riendas de la crisis. Un anuncio que no gustó en absoluto en Sanidad, el departamento que por lógica debería coordinar ese trabajo.

La carrera política de Sáenz de Santamaría es atípica. No ha ascendido por méritos en el partido, lo ha hecho por la confianza del presidente. En 2000, envió su currículum a la Vicepresidencia Primera y Francico Villar, entonces jefe de gabinete de Rajoy, reparó en su brillante expediente. Se entrevistó con él y con el propio Mariano Rajoy que, agradablemente sorprendido, la colocó en el departamento jurídico. Desde entonces, ha crecido a la sombra política del jefe del Ejecutivo.

Son varias las muescas de victorias en disputas internas que tiene anotadas la hoy número dos de Rajoy. La más destacada, el frenazo a la reforma de ley del aborto, un proyecto que nunca fue de su agrado aunque tampoco se atrevió a criticarlo en público. Fue, de hecho, un Consejo de Ministros presidido por ella misma el que dio luz verde al encargo que hizo Rajoy a su ministro de Justicia. Alberto Ruiz Gallardón nunca tuvo sintonía política con Sáenz de Santamaría y su salida facilitó que su despacho fuera ocupado por Rafael Catalá, sobre quien la vicepresidenta tiene una ascendencia total.

La influencia de Soraya Sáenz de Santamaría se extiende por todo el Gobierno de forma directa o mediante una red tejida a lo largo de estos tres años, con la que llega a cada uno de los departamentos. En aquellos en los que el ministro no es de su círculo, lo es un secretario de Estado o un subsecretario. En esos segundos escalafones figuran, además, abogados del Estado, compañeros de profesión de la vicepresidenta. Es cierto que muchos altos cargos se deben más a Rajoy que a su número dos, pero también lo es que ella tiene personal de su confianza en puestos clave del palacio de la Moncloa. Es el caso del secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, declarado 'sorayo', el responsable de la Oficina Económica de Moncloa, Álvaro Nadal, o el subsecretario de Presidencia, Jaime Pérez Renovales.

Entre los ministros, a sus amigos de Trabajo, Fátima Báñez, y Sanidad, Alfonso Alonso, que hicieron oposición a sus órdenes, se suma alguien con mucha más trayectoria y con el que se entiende a la perfección. Quienes conocen el funcionamiento interno del Gobierno, saben que Cristóbal Montoro desde Hacienda tiene capacidad de veto sobre cualquier proyecto de otros departamentos. Siempre que lo hace es con el beneplácito de la vicepresidenta.

CRÍTICAS INTERNAS

Es el mecanismo perfecto para impedir que prospere cualquier proyecto que pueda generar problemas a Rajoy. Evitar conflictos al presidente es su objetivo y también una de las razones por las que acumula críticas a su protagonismo lanzadas desde algunos sectores del Gobierno y del PP. Estas fuentes críticas echan en falta visión política, carencia que atribuyen a su espíritu tecnócrata de abogada del Estado. Además, reprochan a la vicepresidenta que se ponga de perfil los viernes tras cada pregunta espinosa que se le plantea en las comparecencias posteriores al Consejo de Ministros, sobre todo cuando se refieren al partido.

Sus silencios y el perfil aún más plano del presidente del Gobierno han logrado alimentar el 'mito Soraya'. Nadie duda de su capacidad de trabajo y dedicación. Pero la percepción de estar ante una vicepresidenta todopoderosa viene fomentada porque ha creado la imagen de que no se mueve un papel en la Moncloa sin que ella lo sepa y porque evita el desgaste de la contienda partidaria. Y eso, que de puertas hacia dentro supone una caída en la apreciación de sus compañeros del PP, se traduce sin embargo en que en las encuestas del CIS se mantiene como la integrante del Ejecutivo mejor valorada.

Lo que se escapa de su control es el PP. Nada quiere saber al respecto. Quienes especulan sobre ella como sucesora de Rajoy, algo que desata sus carcajadas, recuerdan que antes tendrá que hacerse con el partido, terreno exclusivo hasta ahora de María Dolores de Cospedal, y en el que Sáenz de Santamaría cuenta también con afines que podrían moverse en caso de que fuera necesario.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra