Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Pedro Sánchez

Pedro Sánchez pierde crédito entre los barones del PSOE

  • La barones lamentan que el líder del partido vaya "a lo suyo", las elecciones generales, y haya descuidado las autonómicas y municipales

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, asistirá el día 13 en Navarra al congreso del PSN

Pedro Sánchez

J. GARZARON (ARCHIVO)
2
07/12/2014 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid
El liderazgo de Pedro Sánchez, elegido hace tan sólo cuatro meses y medio secretario general del PSOE, no pisa en suelo firme.

Aunque no esperan una recuperación milagrosa, en la dirección del partido aseguran que las cosas van bien, blanden encuestas que lo sitúan como el dirigente político mejor valorado del momento -mejor que Pablo Iglesias, subrayan- y defienden que su gran fortaleza reside en que "es percibido como un cambio" en un momento en que los españoles "no apoyan cambios radicales".

Sin embargo, de puertas adentro, la preocupación e incluso el enojo cunde entre muchos de los que lo encumbraron al cargo para frenar a Eduardo Madina, cuando apenas era un desconocido para el gran público.

La primera en marcar distancias fue precisamente quien más tuvo que ver en su victoria, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. Fue su malestar con el diputado vizcaíno, al que no perdonó que forzara el primer proceso de primarias a la secretaría general y truncara así sus altísimas posibilidades de ser coronada por aclamación, lo que le llevó a mover toda su influencia, que es mucha, a favor de Sánchez.

Antes de que se cumplieran los cien días de su designación ya dio muestras de una considerable decepción. Ahora evita mojarse por él como candidato a la Presidencia del Gobierno en las primarias convocadas para el 29 de julio y ni siquiera descarta de plano optar a ocupar su puesto en algún momento.

La sorpresa inicial ante resbalones como la apuesta por los funerales de Estado para las víctimas de la violencia machista o la desaparición del Ministerio de Defensa ha dado paso a una inquietud más profunda y a una cierta sensación de falta de consistencia y de habilidad para transmitir que el PSOE tiene un proyecto bien armado. Pero curiosamente fue una decisión, para muchos bien tomada, pero muy mal ejecutada, lo que más evidente ha hecho el malestar interno: el voto a favor de la iniciativa de IU para deshacer la reforma del artículo 135 de la Constitución pactada en agosto de 2011 por José Luis Rodríguez Zapatero con Mariano Rajoy en un intento de evitar el rescate.

Los socialistas ya habían acordado en su Conferencia Política, con Alfredo Pérez Rubalcaba al frente, completar el compromiso establecido entonces con los acreedores externos -eso de dar prioridad al pago de la deuda- con un blindaje constitucional de la educación, la sanidad y las pensiones. Pero lo que reprochan muchos a Sánchez es que 'comprara' el discurso de IU y de Podemos, según el cual, fue la "traición" de Zapatero y su abrazo al principio de estabilidad presupuestaria lo que ha permitido a Rajoy recortar el estado del bienestar.

Así sumó el joven líder socialista un nuevo miembro a su club de agraviados. Zapatero, que en junio ante el congreso extraordinario, dejó en la estacada a Madina para respaldar a Sánchez, respondió con su "mejor sonrisa". En público. En privado, ha manifestado su disgusto a aquel que ha querido escucharle. Y no es el único que está que bufa por un motivo u otro. "Pedro y César (Luena) son una fábrica de hacer enemigos. Buscan pocas complicidades, cometen errores sonoros...", dice un veterano con olfato político.

En la ejecutiva socialista restan importancia a estos resquemores. Aducen que poco importa el malestar de Zapatero por al asunto del artículo 135, bien reflejado por su exministro Miguel Sebastián, durante años muy afín a Sánchez, por cierto, en un artículo en el que bramó contra los "eslóganes políticos" y la falta de "rigor". O la desconfianza de Felipe González, al que se dejó en entredicho con el Código Ético que convierte en inadmisible que un exjefe de Gobierno cobre su asignación pública y también retribuciones por pertenencia, por ejemplo, a un consejo de administración.

O el recelo del exvicesecretario general del PSOE, José Blanco, al que se puso en la picota al anunciar que se estudiaría la ayuda que recibió en su día para pagar la defensa del 'caso Campeón', finalmente archivado. Poco importa todo eso, dicen en la dirección socialista, si el mensaje que llega a los ciudadanos es el de que no hay vértigo al cambio y a la admisión de los errores.

PERSONALISMO EXCESIVO

El problema es que los partidos necesitan cohesión interna para ser eficaces. Y algunos, incluso entre los más afines a Sánchez, reconocen que las cuestiones orgánicas no marchan como deberían. Son muchos los que dicen no sentirse "cuidados" por el líder. Entre los barones, empieza a calar la sensación de que va demasiado "a lo suyo", creen que se ha olvidado de que antes de nada hay que ganar unas elecciones municipales y autonómicas, y que para él lo único que existe es su candidatura a las generales. "Para nosotros es muy importante que a él le vaya bien; si él tira yo tiro -dice un candidato autonómico- pero no podemos hacer como si no hubiera nada más".

El caso es que los socialistas están muy inquietos ante lo que puede ocurrir en los comicios de mayo. En las reuniones de la ejecutiva ya se ha oído que "las municipales tienen que ser una plataforma; como no nos vaya bien, vamos a la irrelevancia". El miedo a la descomposición absoluta es real.
Selección DN+


  • El PSOE está acabado
    (07/12/14 12:13)
    #2

    JM dijo..
    ¿Bono?. ¿Ese vividor de ideología derechista disfrazado de socialista?. Por favor...Con opciones como esa, mejor sería votar a Espinete. El PSOE está muerto. Hay numerosos estudios de politólogos internacionales que vaticinan que el PSOE dejará de ser un partido de gobierno salvo en las algunas regiones que mantendrá su cuota de poder. Pasó con la UCD y volverá a pasar. Al tiempo.

    Responder

  • JM
    (07/12/14 10:11)
    #1

    Sr. Bono, regrese a primera linea y reemplace a este muchacho que está "un poco" desorientado. España necesita otro tipo de dirigentes.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra