Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Política

Rajoy admite por primera vez que la corrupción ha hecho "daño" al PP

El presidente ordena a los suyos "ocupar todos los espacios" para transmitir los logros del Gobierno ante un 2015 electoral

Rajoy admite por primera vez que la corrupción ha hecho
Rajoy admite por primera vez que la corrupción ha hecho "daño" al PP
  • Colpisa. Madrid
Publicado el 03/12/2014 a las 06:00
El presidente del Gobierno ha dado instrucciones a los miembros del PP para que "se pongan las pilas". Como mucho queda un año para los comicios generales, y los populares, conscientes del desgaste sufrido, necesitan remontar. Los casos de corrupción que les han salpicado han ido minando los respaldos electorales de la formación. Tanto que el martes Mariano Rajoy reconocía por primera vez ante los suyos, a puerta cerrada, el "daño" que les han hecho los escándalos. "Mucho". A ellos y a "otros partidos, sobre todo con responsabilidad de Gobierno", añadió el presidente, según fuentes del PP.

No sirvió, sin embargo, como consuelo, porque el escenario en el que Rajoy hizo balance fue la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido, donde se hizo evidente una ausencia anunciada: la de la exministra de Sanidad, Ana Mato. Es la cara de la factura que el PP se ha visto obligado a pagar por los casos que se investigan en los tribunales. "Hemos tomado decisiones difíciles", sostuvo Rajoy.

La dimisión de Mato golpeó la semana pasada a la formación y al Gobierno, aunque ambos comprobaron los efectos apaciguadores que una renuncia, aun produciéndose tarde, puede llegar a tener en la arena política. En cualquier caso, Rajoy defendió de nuevo, esta vez en la sede del partido, la inocencia de quien fue uno de sus más importantes respaldos antes de llegar al poder. "Dice el auto judicial -reiteró- que ni está imputada ni conocía los delitos que pudo cometer su expareja". Por eso, el jefe del Ejecutivo quiere que los populares se muestren con "humildad" frente a la "decepción" de la ciudadanía. Y hay cambio de estrategia de comunicación.

La orden, a partir de ahora, es la de "hablar más". "Es un momento especial, entra dentro de lo sensato y del puro sentido común", explicó la número dos del PP. Lo tienen que hacer el Gobierno y el partido. Se trata de multiplicar la presencia de ministros y dirigentes para tratar de "ocupar todos los espacios" y, al menos, empezar a ganar enteros en la batalla del discurso y las ideas. "Venimos de una etapa complicada", subrayó Rajoy, mientras barones como Alberto Fabra, presidente de la Comunidad Valenciana, recalcan la necesidad de recuperar los votos que se lograron en 2011.

ESCENARIOS COMPLEJOS

Las encuestas reflejan una sangría constante por la que el PP va perdiendo fortaleza y posibilidades a un año de las elecciones en las que pretende revalidar sus apoyos. La mayoría absoluta queda descartada, pero ahora se hacen cálculos y los escenarios de gobierno se tornan complicados. Algunos sectores dentro del partido reclaman movimientos en la dirección nacional. Pero la realidad a día de hoy es que Mariano Rajoy espera que la diversificación de mensajes y la proliferación de actos políticos sean suficientes para que se entiendan las razones del PP y cale el mensaje del partido.

De momento, los dirigentes populares salieron el martes del encuentro con la lección aprendida y dispuestos a poner en valor "los logros conseguidos por el Gobierno". Los ejes sobre los que los populares harán girar sus argumentos serán la defensa de la unidad de España, para lo cual se organizarán actos en distintos lugares del país y más aún ante unas más que probables elecciones en Cataluña; y los indicios de recuperación económica, que "sí se notan", a juicio de la secretaria general.

El PP calienta así motores, pero el pistoletazo de salida a la precampaña se dará en la Convención Nacional que María Dolores de Cospedal ha convocado para los próximos 23, 24 y 25 de enero en Madrid. La cita se centrará en las propuestas programáticas y se celebrará antes de que en febrero sean proclamados los candidatos del partido para las elecciones autonómicas y municipales.

Las grandes incógnitas se mantienen en Madrid y la Comunidad Valenciana. Se especula sobre si Esperanza Aguirre pudiera ser la cabeza de cartel en la capital de España y no está claro que Alberto Fabra pueda repetir en el Gobierno valenciano. Más que despejar la duda, Cospedal dejó caer el lunes que el PP tiene "la posibilidad de elegir entre bastantes personas. Y eso es bueno".
volver arriba

Activar Notificaciones