Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Consulta catalana 9N

El PPC pide a Rajoy que presente una oferta "atractiva" para los catalanes

El alcalde de Badalona pone voz a quienes aseguran "sentirse huérfanos" y critican la inacción del presidente del Gobierno

El PPC pide a Rajoy que presente una oferta
El PPC pide a Rajoy que presente una oferta "atractiva" para los catalanes
  • Colpisa. Barcelona/Madrid
Publicado el 29/11/2014 a las 06:00
El alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, uno de los pesos pesados del PP catalán, aprovechó este viernes el desembarco en Cataluña de los líderes nacionales de su partido para mostrar en público que los populares catalanes no están nada contentos con la manera en que está gestionando el Gobierno de Mariano Rajoy el desafío soberanista y para emplazarle a que ponga alguna propuesta sobre la mesa que contrarreste la hoja de ruta independentista.

García Albiol, en presencia de la secretaria general del PP, dijo en voz alta lo que comentan en privado muchos dirigentes del PP de Cataluña e instó a Mariano Rajoy a que sea "capaz de articular una oferta atractiva para los catalanes" que ponga el contrapunto al discurso soberanista, a día de hoy el que más seduce a la ciudadanía, según las encuestas. Para el dirigente popular, posible sustituto de Alicia Sánchez Camacho al frente del partido en Cataluña, el PP tiene que "acercarse" y "conocer un poco más" la realidad catalana, marcada, a su juicio, por un proceso soberanista que ha dado como resultado un país con 1,8 millones de independentistas y otros cinco millones que se sienten catalanes y españoles.

Para estos últimos, García Albiol dijo que el PP "espera un gesto" del presidente del Gobierno que sitúe al partido como el "referente" del debate catalán. "Nos sentimos huérfanos", dijo. Hace un año, Sánchez Camacho provocó una fuerte tormenta en el partido cuando propuso un modelo de financiación singular para Cataluña, que recibió duras críticas del Gobierno y de los barones autonómicos. El de la líder del PPC fue el último gran encontronazo del PP catalán con sus compañeros de Madrid. En el pasado hubo otros enfrentamientos, como el que libró Josep Piqué, que se mostró dispuesto a participar en la elaboración del Estatuto en contra de la dirección nacional, que encabezaba José María Aznar.

En un momento en que el PP catalán está en sus horas más bajas, superado por Ciutadans y en el que corre el riesgo de quedar en una posición de irrelevancia -los sondeos le sitúan como séptima fuerza-, García Albiol fue contundente: "Os pido por favor que nos ayudéis, para Cataluña estos momentos no son nada fáciles", dijo. Dolores de Cospedal fue testigo de la crítica declaración, pero prefirió obviarla en su intervención.

INTERVENCIÓN DE RAJOY

Precisamente el sábado el presidente intervendrá en Barcelona, en la clausura de las jornadas sobre buen gobierno que el PP ha organizado en la capital catalana tras las críticas internas recibidas. El jefe del Ejecutivo sabe que el alcalde de Badalona ha puesto voz a quienes, en privado, aseguraban sentirse "desamparados" y pretende con esta visita respaldar a los suyos y explicar las razones que le han llevado a actuar de manera "prudente y proporcional", según sus palabras, en lugar de impedir la celebración de la consulta del 9 de noviembre.

Con el objetivo de aumentar, además, su presencia política y tratar de ganar espacio al soberanismo, Rajoy volverá a insistir en sus posiciones de contundencia en torno a la unidad de España y a la inviolabilidad de la soberanía nacional, convencido, recuerdan fuentes de la dirección del PP, de que este discurso es el que respalda una mayoría de españoles. Es más, la cúpula de los populares sostiene que es uno de los pilares de la línea ideológica del partido.

En este contexto, Soraya Sáenz de Santamaría descartó este viernes tras el Consejo de Ministros que el jefe del Ejecutivo vaya a sacarse de la chistera una propuesta nueva que desbloquee el conflicto planteado por la Generalitat. "El presidente catalán ha abierto una dinámica de la que, en mi opinión, cada vez sabe menos cómo salir y, sencillamente, después de abrirla, lo que menos debería hacer es pedir a los demás que le den una solución al problema que él ha generado", zanjó tras el Consejo de Ministros.

De hecho, todas las "propuestas en positivo" que, asegura la vicepresidenta, está haciendo el Gobierno central en Cataluña van en la línea de paliar la crisis económica. El Ejecutivo apuesta por la gestión y la ley frente a la política, el ámbito en el que se mueve la Generalitat en su aventura independentista. "Menos mal que el Gobierno de España ha estado para suplir muchas de las carencias de la Generalitat", aseguró tras mantener que Cataluña sufre un "marasmo financiero".

Desde el palacio de la Moncloa se reprocha que Mas no haya dedicado "toda su iniciativa a gobernar" y le recuerdan que son sus actuaciones las que le han llevado a protagonizar la querella que la Fiscalía ha presentado contra él y otros miembros de su equipo. Sáenz de Santamaría defendió la independencia del Ministerio Público y recordó a Mas que "cada uno debe asumir las consecuencias de sus decisiones".

Mientras, el expresidente del Gobierno José María Aznar reapareció en Cataluña para demandar una "acción muy clara" contra los que quieren romper el país.

volver arriba

Activar Notificaciones