Epidemia de ébola

El Consejo de Enfermería denuncia la vulneración de leyes en los protocolos del ébola

  • El presidente del Consejo ha presentado los resultados de la investigación que iniciaron tras el contagio de Teresa Romero

0
Actualizada 21/10/2014 a las 16:39
  • efe. madrid
El presidente del Consejo General de la Enfermería, Máximo González Jurado, ha denunciado este martes que se han vulnerado varias leyes en la elaboración de los protocolos frente al ébola y ha dicho que "nunca" se va saber cuál de los "muchos" factores de riesgo ha sido la causa del contagio de Teresa Romero.

González Jurado ha presentado en rueda de prensa las conclusiones de una investigación llevada a cabo por el Consejo a raíz del contagio de la auxiliar Teresa Romero, para la que se ha recabado información del personal de enfermería de toda España, entre ellos, los profesionales del Hospital Carlos III de Madrid que atendieron a pacientes contagiados de ébola.

Estos enfermeros han contado "minuto a minuto lo que estaba pasando", ha precisado.

El Consejo ha "exigido" la dimisión del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, y ha estimado que es una "inmoralidad" que todavía siga en su cargo después de haber acusado a Romero de mentir.

A este respecto, González Jurado ha señalado que "el máximo responsable de sanidad de una comunidad, lo último que puede hacer es acusar a un enfermo de mentir".

Ha calificado de "inaceptable" la actitud de Rodríguez y ha asegurado que es difícil "de entender" que todavía siga siendo el responsable de Sanidad de una comunidad.

El representante de los enfermeros ha admitido que ha habido un "accidente" que ha provocado el contagio de Teresa Romero, pero ha precisado que éste se ha producido porque "no se han adoptado las medidas que establecen las leyes para minimizar el riesgo".

Así, el informe pone de relieve que se ha vulnerado la normativa vigente en materia de prevención de riesgos laborales, biológicos y de bioseguridad y la ley de ordenación de las profesiones sanitarias, así como varias directivas comunitarias
 
En la investigación, en la que han participado expertos sanitarios y juristas, se han detectado importantes deficiencias en los protocolos.

Según el informe, se han llevado a cabo, al menos, siete versiones sucesivas de protocolos, el último de los cuales tiene fecha de 13 de octubre, y en todos ellos se han encontrado "deficiencias".

Hasta el último de ellos no se recogía la presencia de una persona supervisando la puesta y retirada del equipo de protección personal, lo que a veces se suplía con compañeros que lo hacían de forma voluntaria.

Esta omisión, según González Jurado, es "un hecho muy relevante" teniendo en cuenta la "enorme dificultad de ponerse y quitarse el traje".

Los protocolos, además, tendrían que haber establecido el uso de mascarillas FFP3 (de máxima seguridad), tanto en casos confirmados como en sospechosos, el uso de calzas impermeables (que se corrigió en los últimos días), un sistema de guantes dobles y gafas protectoras anti-vaho, un extremo que tampoco ha sido contemplado.

Las vulneraciones normativas, según la investigación, también se han producido en la formación de los profesionales, la evaluación de riesgos y la vigilancia de la salud.

Se han detectado casos como la incorporación de un enfermero a la vuelta de las vacaciones, en el turno de noche, sin ningún tipo de formación previa.

Además, de seis enfermeros designados para prestar atención sanitaria, solo cuatro de ellos recibieron formación de 30 minutos, y solo dos practicaron, en una ocasión, en la puesta y retirada del traje de protección antes de entrar o atender a los pacientes infectados de ébola.

En cuanto a los fallos en la vigilancia de la salud de los profesionales que atendieron a enfermos, González Jurado ha citado el ejemplo de Romero, que "si hubiera querido se hubiera ido al extranjero". "¿Alguien se lo hubiera impedido?".

De los incumplimientos detectados en la investigación, el Consejo cree que se pueden derivar responsabilidades laborales, patrimoniales y penales, y considera que, en todo caso, la responsabilidad es de la Comunidad de Madrid, que es la que tiene competencias.
 
González Jurado ha anunciado que va a poner a disposición de la Fiscalía de Madrid, que investiga las circunstancias en que se produjo el contagio de Romero, toda la información con la que cuenta. 

Además, va a amparar a todos aquellos profesionales de enfermería que quieran acudir a los tribunales, entre ellos, a Teresa Romero, si lo solicita.

Pese a los pasos que se han dado desde la creación del comité especial del seguimiento del ébola, que preside la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el Consejo cree que se debe establecer un criterio único en todo el país que garantice estándares de formación, evaluación de riesgos, vigilancia de la salud y equipos de protección. 
No obstante, González Jurado ha concluido que ahora se está "infinitamente mejor preparados que hace quince días". "Este caso ha servido para sensibilizar a las autoridades sanitaria", ha dicho. 
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE