TRIBUNALES

La radiografía del saqueo de Caja Madrid con las tarjetas opacas

  • Las tarjetas 'black' fueron usadas para pagar bebidas alcohólicas, joyas, trajes, viajes y hoteles de lujo, incluso la peluquería y el metro

Imagen de archivo de Rodrigo Rato

Imagen de archivo de Rodrigo Rato

DN. ARCHIVO
1
Actualizada 11/10/2014 a las 11:36
  • COLPISA. MADRID
Diez años (2003-2012) de despilfarro con las tarjetas B ('Black') de Caja Madrid y, durante un tiempo, también de Bankia arrojan un saldo de 15,5 millones de euros dilapidados por 83 exconsejeros y ex altos cargos de la entidad. Tres millones gastados en restaurantes, otros dos millones retirados en efectivo de cajeros, más de 1,5 millones en viajes, otro millón en grandes superficies, casi 800.000 euros en hoteles y cerca de 700.000 euros en ropa, calzado y otros complementos. La lista de cargos es muy larga, y también incluye algunas sorpresas llamativas. Las primeras comparecencias judiciales por este escándalo se producirán la semana próxima

MIGUEL BLESA, EXPRESIDENTE DE CAJA MADRID 

Desde estancias de alto 'standing' en hoteles de Marbella, Miami o Milán hasta compras de joyas y artículos de lujo en tiendas de Louis Vuitton, Miguel Blesa no se cortó ni un ápice al abusar de la tarjeta B. Incluso la fecha de su despedida (28 de enero de 2010, tras 14 años como presidente) gastó 4.016 euros en material de electrónica y, apenas dos días antes, retiró 600 euros en metálico -en total, sacó del cajero casi 86.200 euros en seis años-. Entre sus gastos más llamativos: 13.148 euros y 12.597 euros, respectivamente, para sufragar sendas cacerías por África y otros 8.911 euros en un hotel de Madrid... en una sola estancia. En una comida en un conocido restaurante de la capital llegó a abonar 1.098 euros, y en otra sólo el "pan de lujo" costó 189 euros.
 
Sus otras pasiones tampoco resultaron baratas: 1.032 euros por una escopeta, 7.600 euros e vino... y otros 1.540 euros en helados. Pero tanto despilfarro no fue óbice para que Blesa pagara con el mismo medio desde la anualidad de la televisión de pago, entradas a espectáculos, cápsulas para la cafetera Nespresso, billetes de Metro y e incluso llamadas en cabinas de teléfono...de apenas unos céntimos. 
 
RODRIGO RATO, EXPRESIDENTE DE CAJA MADRID Y BANKIA

Rodrigo Rato cargó a la tarjeta 'black' de Caja Madrid gastos de todo tipo mientras era presidente, incluyendo 3.547 euros en bebidas alcohólicas en un solo día (27 de marzo de 2011) y 2.172 euros en el sector de "clubs, salas de fiesta, pub, discotecas y bares" por pagos entre los 322 y los 463 euros durante cinco días consecutivos (del 23 al 27 de febrero de 2011), según el desglose de las facturas opacas de Caja Madrid -posteriormente Bankia-, que está investigando la Audiencia Nacional. Con la tarjeta 'B' , Rodrigo Rato pagó la peluquería, la farmacia, muebles, viajes, restaurantes y hasta entradas de cine o teatro o la suscripción a Digital Plus.
 
Rato, que fue presidente de Caja Madrid desde enero de 2010 y de Bankia desde diciembre de ese año hasta mayo de 2012, cuando dimitió tras haber recibido una inyección de dinero público superior a los 22.000 millones de euros, gastó con la tarjeta opaca 2.439 euros en arte sacro, 680 euros en la tienda de lujo Loewe, entre otras compras y realizó 18 retiradas de efectivo de los cajeros por importe de 1.000 euros cada vez, la mayoría en los tres meses anteriores a recibir las ayudas públicas y la última, sólo dos días antes de dimitir. El ex vicepresidente del Gobierno con José María Aznar cargó a la tarjeta desde facturas de zapatería superiores a los 900 euros hasta los cosméticos de Sephora. Restaurantes y hoteles de lujo, viajes , joyerías. todo entraba en la B.
 
RAFAEL SPOTTONO, EXPRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN CAJA MADRID Y EX JEFE DE LA CASA REAL

Rafael Spottorno, que ha sido secretario y jefe de la Casa del Rey hasta junio de 2014 y consejero privado del rey Felipe VI desde entonces hasta su dimisión el pasado 7 de octubre por el escándalo de las tarjetas 'black' de Caja Madrid, la utilizó con profusión. Con ella compró en Ikea, en Becara, en Menaje del Hogar -donde se gastó 1.000 euros en un día-, en el PC City -cargó en una sola compra 1.367 euros-. Pero su compra más elevada fue el 1 de diciembre de 2007 a la sastrería Yusti por 6.375 euros. Las visitas al cajero automático con la tarjeta opaca fueron habituales: realizó 96 reintegros en el cajero automático entre 2003 y 2010 por importes entre 500 y 600 euros. Compró en zapaterías, colchonerías, tiendas de alfombras, y nunca por debajo de los 400 euros cada vez. En Marcos Artesanos Villanueva pagó 840 euros el 3 de mayo de 2007. La FNAC, Viajes El Corte Inglés, Iberia o Air Europa tuvieron a Spottorno como cliente habitual a través de su tarjeta 'black'.
 
ARTURO FERNÁNDEZ, PRESIDENTE DE CEIM Y VICEPRESIDENTE DE CEOE

El presidente de la patronal madrileña (CEIM), Arturo Fernández, no dijo toda la verdad cuando aseguró que los 37.326 euros que gastó con las tarjetas opacas de Caja Madrid fue en "comidas y gasolina" en su etapa de consejero de la entidad entre 2010 y 2012. De hecho, Fernández utilizó su tarjeta 'black' para gastar 8.237 euros en un solo día en uno de los centros comerciales de El Corte Inglés en Madrid. Sí es cierto que gasto buena parte de ese dinero en almuerzos y cenas, pero la mayoría fueron en restaurantes de su propia cadena de establecimientos. Así, el 23 de diciembre de 2011 Arturo Fernández pasó un gasto de 5.938 euros en su restaurante Cantoblanco. El desembolso principal en combustible fue de 1.582 euros que el también vicepresidente de la CEOE pagó el 4 de agosto de 2010 a Servicios Técnicos Portuarios, empresa de reparación y mantenimiento de barcos sita en Palma de Mallorca, donde Fernández tenía amarrado su yate 'Cantoblanco'. Fernández aseguró que no era consciente del uso irregular de la tarjeta que le proporcionó la caja y que se centró en gastos de representación, pero atendiendo al desglose de pagos utilizó este dinero de plástico sin declarar para todo tipo de compras, desde 536 euros en joyas a 73 euros en la peluquería Pedro Romero pasando por 89,15 euros en la ferretería Nova Bricolage a 45,69 euros en un supermercado Caprabo. El presidente de la patronal madrileña ya explicó que no se planteaba dimitir de su cargo porque que no había "nada ilícito".

JOSÉ MANUEL FERNÁNDEZ NORNIELLA, EXVICEPRESIDENTE EN CAJA MADRID Y BANKIA
 
Ex presidente de Ebro-Puleva, del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, ex secretario de Estado de Comercio y persona de confianza de Rodrigo Rato, José Manuel Fernández Norniella entró en el consejo de Caja Madrid en julio de 2006. En seis años, su tarjeta 'black' acumuló gastos por valor de 175.400 euros, la mayor parte de ellos en cafeterías, restaurantes de alto copete, viajes y compras en El Corte Inglés. 
 
El frenesí derrochador de Norniella alcanzó su punto álgido en los meses de noviembre y diciembre de 2010, cuando gastó más de 27.000 euros. Sólo el día 4 de noviembre realizó compras por valor de 4.500 euros, todas en Hipercor. La tarjeta 'black' del ex alto cargo del primer Gobierno de Aznar echaba humo en los hipermercados de El Corte Inglés. Y siempre a través del mismo procedimiento, el de los pagos fraccionados en cantidades redondas que iban desde los 150 a los 500 euros. 
 
GERARDO DÍAZ FERRÁN, EXCONSEJERO Y EXPRESIDENTE DE CEOE

El que fuera presidente de la CEOE_y dueño del emporio turístico Viajes Marsans comió a cuerpo de rey durante cuatro años y medio. En ese tiempo, se gastó 79.850 euros en restaurantes -a una media superior a los 6.000 euros mensuales-, y más de la mitad (49.250 euros) precisamente en establecimientos de la cadena de su socio, amigo y concuñado Arturo Fernández, quien le sucedió al frente de la patronal madrileña. En concreto, fueron 79.850 euros desembolsados en un total de 54 comidas, de 1.200, 1.400 y 1.800 euros -lo más sorprendente es que siempre fueron cifras redondas, algo extraño en este tipo de conceptos-. Díaz Ferrán, además, usó su tarjeta B para pagar ropa en boutiques de alta gama de Palma de Mallorca y (2.000 euros), artículos de decoración (otros 5.000 euros). 
 
ESTANISLAO RODRÍGUEZ-PONGA, EXCONSEJERO Y EX SECRETARIO DE ESTADO DE HACIENDA

Un solo mes aguantó Estanislao Rodríguez Ponga. Tras recibir la tarjeta opaca como vicepresidente de Caja Madrid, el que fuera secretario de Estado de Hacienda entre 2001 y 2004 durante el Gobierno Aznar se saltó a los 30 días las supuestas normas de gastos de representación y viajes y pagó un mueble en Becara por 750 euros. A partir de ese momento, entre el 31 de julio del 2006 y diciembre del 2011 Rodríguez Ponga exprimió su tarjeta 'black' en múltiples pagos para llegar a 255.372,5 euros de gastos, como recogen los más de 1.400 apuntes a los que ha tenido acceso este periódico. El exsecretario de Estado de Hacienda no tenía pegas en las cantidades a pagar. Igual pasaba un ticket de aparcamiento por 0,75 euros que desembolsaba 16.266 en tres días para viajes en El Corte Inglés. Rodríguez Ponga concentró sus compras en hoteles, restaurantes, billetes de avión, electrodomésticos, supermercados, concesionarios de automóviles y talleres, restaurantes, gasolineras, peajes de autopistas y garajes. El último año el vicepresidente de la entidad concentró la mayor cuantía de gastos en un solo día en el supermercado Hipercor, donde durante tres meses seguidos se gastó 8.000 euros solo en este centro comercial. 
 
ILDEFONSO SÁNCHEZ BARCOJ, EXDIRECTOR GENERAL DE CAJA MADRID

Ostenta el dudoso honor de ser el consejero que más gastos cargó a las tarjetas 'black'. De los 484.200 euros gastados entre 2003 y 2010, una gran parte responde a extracciones de dinero en efectivo: más de 135.000 euros. Supermercados, fruterías, gasolineras, vinotecas, mantequerías, perfumerías, restaurantes (sobre todo pizzerías), tiendas de confección y textil, clubs de golf. pocas actividades comerciales escapaban a la Visa de Sánchez Barcoj. 
 
JOSÉ ANTONIO MORAL SANTÍN, EXCONSEJERO POR IU

José Antonio Moral Santín tuvo un comportamiento algo diferente al dispendio de los consejeros de Caja Madrid. Dirigente de Izquierda Unida desde su fundación, Moral Santín no le hacía ascos a las comilonas en buenos restaurantes o las noches en hoteles o Paradores pero tenía más apego al dinero físico por lo que era un asiduo usuario de los cajeros electrónicos para sacar dinero con la tarjeta 'black'. Entre 2003 y 2012 gastó con la tarjeta opaca 456.522,2 euros, la segunda cantidad más alta entre los directivos de la entidad. De esta cantidad, alrededor de 360.000 euros los obtuvo directamente de cajeros. Empezó sacando 300 euros semanales, luego subió a 500 y, a partir de julio de 2007, acudía más de una vez a la semana para retirar 600 euros cada vez. En septiembre de 2009 llegó a ir hasta 12 veces al cajero. El profesor universitario ha sido apartado de la federación de izquierdas e insiste en que las tarjetas opacas eran remuneración legal. 
 
MERCEDES DE LA MERCED, EXONSEJERA POR EL PP 

Mercedes de la Merced, consejera a propuesta del Partido Popular, fallecida en 2013, realizó más de 100 compras de ropa y zapatos -entre ellos dos pares de Manolo Blahnik- con cargo a la tarjeta 'black' por un importe superior a los 41.500 euros entre enero de 2003 y enero de 2012. Además, compró 14 veces en joyerías por un valor total de 9.800 euros y gastó más de 5.100 euros en perfumería. 
 
VIRGILIO ZAPATERO, EXCONSEJERO POR EL PSOE
 
El exrector de la Universidad de Alcalá de Henares y exministro socialista de Relaciones con las Cortes, Virgilio Zapatero, gastó 20.900 euros en restaurantes y 3.500 euros en libros entre 2010 y 2012. 
 
RODOLFO BENITO, EXCONSEJERO POR CC OO

Se puede decir que Benito dosificó con precisión casi matemática los 140.600 euros que cargó a la tarjeta opaca de Caja Madrid entre 203 y mayo de 2010 (pese a que abandonó el Consejo en 2009). Apenas había jornada en la que el histórico miembro de CC OO no tirara de Visa para llenar el depósito del coche, comer o cenar en restaurantes, o hacer compras en librerías, papelerías y grandes almacenes (fundamentalmente El Corte Inglés). También era fiel cliente de Yusty, tienda multimarca especializada en moda y confección que opera en Madrid. 
 
FRANCISCO BAQUERO, EXCONSEJERO POR CC OO 

El representante de CCOO en Caja Madrid entre 2006 y 2011 gastó más de 44.500 euros en viajes, la mayoría con un coste medio en torno a los 2.000 euros. Además, hizo dos cargos en concepto de "Colegios y centros de enseñanza reglada" por 2.394 euros en julio de 2008 y 2.500 euros en noviembre de 2011. En total, Baquero, que se dio de baja del sindicato recientemente, gastó con la tarjeta 'black' 266.433 euros.
 
JOSÉ RICARDO MARTÍNEZ, EX CONSEJERO POR UGT

El ex secretario general de UGT Madrid José Ricardo Martínez gastó un total de 44.154 euros, de los que casi 21.000 fueron en compras en grandes almacenes. 

JUAN IRANZO, EX CONSEJERO
 

El economista y recién dimitido como consejero del Consejo Económico y Social (CES) Juan Iranzo gastó 46.800 euros en más de 450 compras.
Selección DN+


  • RG
    (11/10/14 08:39)
    #1

    Lo de las tarjetas es como arrancar un pelo a un buey con respecto al resto!.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE