Unión Europea (UE)

El escepticismo socialista hacia Cañete tambalea la gran coalición

  • La Comisión Jurídica de la Eurocámara se reunirá la próxima semana para analizar las declaraciones de intereses del español

Partidos de izquierdas logran la firma de 76 eurodiputados contra Cañete

Miguel Arias Cañete.

Efe
0
03/10/2014 a las 06:00
  • COLPISA. BRUSELAS
La designación de Miguel Arias Cañete como comisario de Acción Climática y Energía se complica por momentos. No por el ataque frontal que está sufriendo desde los grupos de izquierda minoritarios, "escandalizados" con su participaciones en dos petroleras o sus declaraciones sexistas, sino por el rol que han comenzado a jugar los socialistas europeos (S&D) en el proceso. El jueves, en la audiencia de tres horas del exministro, se mostraron muy duros preguntando constantemente por el papel y el dinero que su cuñado Miguel Domecq tiene en las dos empresas en las que Cañete era accionista y cuyos títulos vendió hace un par de semanas para evitar el cacareado conflicto de intereses -se trata de Petrologis y Dúcar-. 
 
Pero hay mucho más. La tensión se ha elevado de tal forma que los socialistas han promovido la convocatoria extraordinaria de la Comisión Jurídica para que vuelva a analizar la declaración de intereses que Miguel Arias presentó a última hora del día 30 y en la que incluía un sobresueldo cobrado del PP entre 2008 y 2011 por ser presidente del Comité Nacional Electoral. Aseguró, sin embargo, que ha sido "muy transparente", que ese dinero del partido ya lo incluyó en su declaración como comisario y que ha ido "más lejos de lo que la propia normativa le obligaba" al vender las acciones de ambas empresas tanto su mujer como su hijo. 
 
Sus palabras, sin embargo, no convencieron al S&D. No hay que olvidar que su voto (191 eurodiputados de 751) es clave para que el PPE (221) saque adelante la candidatura de Cañete en la conferencia de presidentes de grupo el día 9 y en la votación final en el pleno, el día 22. Pero si los populares necesitan a los socialistas, éstos requieren del mismo apoyo conservador para que sus pesos pesados, como el francés Pierre Moscovici, futuro comisario de Asuntos Económicos, asuma la cartera. Un 'do ut des' que ha quedado muy tocado por el 'caso Cañete' y que ha dejado tambaleando la gran coalición que ambas familias alcanzaron junto a los liberales de ALDE para 'repartirse' los cargos comunitarios. 
 
Prueba de ello es que el jueves, 24 horas después de la audiencia de Cañete y tras confirmarse la reunión de la Comisión Jurídica, el PPE vetó a Moscovici provocando una votación de la comisión de Economía que se celebrará la próxima semana. La estrategia es clara: coincidir en el 'timing' y poner un órdago encima de la mesa: si cae el mío, cae el tuyo. Moscovici por Cañete. La tensión es máxima pero no son pocos quienes sostienen que todo forma parte de una sobreactuación para que el S&D pueda justificarse ante los grupos minoritarios de izquierda, muy combativos. 
 
De momento, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, insistió este jueves en que su partido no votará a favor de Cañete porque "lo que piensa del cambio climático es 'uf, qué calor hace'". Los socialistas españoles, eso sí, son 14 dentro de los 191 que conforman su grupo europeo, que de momento mantiene cierto escepticismo pero sin ser tan tajante. 
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE