JUSTICIA

Catalá promete mejorar las tasas judiciales y ofrece alcanzar un gran acuerdo para culminar las reformas de Justicia

  • Sobre la consulta catalana, ha asegurado que su responsabilidad será siempre defender el "Estado de derecho y democrático"

Rafael Catalá jura el cargo de ministro de Justicia

Este lunes ha jurado cargo en Lisboa el nuevo ministro de Justicia, Rafael Catalá Polo, durante una ceremonia presidida por el Rey, celebrada en el Salón de Audiencias del Palacio de La Zarzuela.

ATLAS
2
Actualizada 29/09/2014 a las 15:55
  • E.PRESS. MADRID
El nuevo ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha anunciado este lunes que modificará la ley de tasas judiciales como una de sus primeras actuaciones al frente del departamento y ha señalado, sin hacer mención expresa a Cataluña, que su responsabilidad será defender siempre el "imperio de la ley".

En su discurso de toma de posesión en el Palacio de Parcent, Catalá ha señalado que retomará e impulsará las reformas pendientes del Ministerio "desde el diálogo y el consenso" para buscar un gran acuerdo en materia de Justicia. Como novedad, ha explicado que emprenderá el "análisis y la mejora" de la ley de tasas judiciales, que fue aprobada por las Cortes con el único apoyo del PP y que se encuentra recurrida ante el Tribunal Constitucional.

Catalá ha hecho este anuncio ante la atenta mirada de su antecesor en el cargo Alberto Ruiz-Gallardón, a quien ha agradecido su trabajo en el Ministerio, que dirigió hasta el pasado martes, cuando dimitió tras la retirada de la reforma de la ley del aborto.

En el acto Catalá ha estado acompañado de la ministra de Justicia en funciones y vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, de los ministros de Asuntos Exteriores, Defensa, Hacienda y Fomento, así como del presidente del Tribunal Supremo y Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del fiscal general del Estado.

Sobre la consulta catalana, aunque sin hacer mención expresa, ha asegurado que su responsabilidad como ministro será siempre defender el "Estado de derecho y democrático" que tiene entre sus principios fundamentales "el imperio de la ley". En su primer discurso como titular de Justicia ha destacado la "intensa actividad legislativa" de su antecesor con "un amplio repertorio de propuestas -ha dicho-", si bien, ha precisado, "es el momento de fijar prioridades".

La revisión de la justicia penal, la reforma de la ley de enjuiciamiento criminal, la mejora de la justicia gratuita, la implantación de un sistema ágil y eficaz en el Registro Civil así como la dotación de plazas de jueces y fiscales serán los primeros asuntos que atenderá el nuevo ministro. También se ha comprometido "personalmente" a analizar nuevas vías para lograr la implantación de una administración electrónica de la Justicia, una demanda de la mayoría de las asociaciones profesionales.

Catalá ha dicho que desempeñará todas estas tareas con "la mayor dedicación y lealtad" para tratar de responder a la expectativas de los ciudadanos y a la confianza que en él ha depositado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Para ello ha tendido la mano a los juristas, expertos, asociaciones profesionales y colegios, a los que ha pedido su colaboración para afrontar "entre todos" los grandes retos que tiene ante sí la Justicia española.

"Seguro que desde el diálogo y la búsqueda del consenso y acuerdos comunes seremos capaces de alcanzar puntos de encuentro", ha dicho en alusión a la petición de las asociaciones de jueces y fiscales, que la pasada semana reclamaron a Catalá un gran pacto de Estado en materia de Justicia. Con su nombramiento, Catalá regresa a una casa en la que ya fue secretario de Estado entre 2002 y 2004 con José María Michavila como ministro, lo que conlleva para él, ha dicho, "no solo una responsabilidad extraordinaria sino una satisfacción personal".

"Soy consiente de que asumo una tarea difícil e inacabada pero queda trabajo por hacer", ha concluido el ministro, que ha tomado posesión hoy de su cargo tras prestar juramento a primera hora de la mañana en el Palacio de la Zarzuela ante el Rey, y asistir inmediatamente después al Consejo de Ministros extraordinario para deliberar sobre la presentación de los recursos ante el Tribunal Constitucional contra la ley de consultas catalana y la consulta del 9N.
Selección DN+


  • Fco Javier
    (29/09/14 21:15)
    #2

    Es indignante que el ministro que se marcha se va a llevar un sueldo vitalicio de 8000 euros mensuales + secretaria + coche oficial, este es el que también nos pedía austeridad al pueblo. ¿A que esperamos para cambiar todos estos privilegios de toda esta casta? Podemos cambiarlo entre todos si nos lo proponemos y si el nuevo partido “PODEMOS” quita todos estos privilegios segurísimo que gobernara el país. Y luego toda esta casta habla de Venezuela, esto es increíble.

    Responder

  • Molesmes
    (29/09/14 18:10)
    #1

    Mientras y cuando su partido se lo permita. ¡Anímese es hora de hacer promesas Fíjese de ser el número 2 en el ministerio de fomento pasa a ser nada más ya nada menos que ministro de justicia. Es decir, aunque te cambien de puesto, usted sirve para todo. Así nos va.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE