entrevista

Albert Pla: "Mataría a los de Podemos antes de que hagan daño"

  • El músico catalán ha dicho también que la consulta soberanista se "la suda" y que no ha votado en su  vida

Albert Pla:

Albert Pla

archivo
16
Actualizada 28/09/2014 a las 12:38
Etiquetas
  • europa press. santiago
El músico catalán Albert Pla lleva 25 años de carrera marcada por  letras que, desde la ironía y la sátira, rechazan todo tipo de poder.  Ahora, ante la proliferación de plataformas ciudadanas y grupos como  Podemos, se muestra rotundo: "Los mataría a todos antes de que  empezaran a hacer daño". 

Al autor de 'La dejo o no la dejo' y 'Carta al rey Melchor' no le  son ajenas las polémicas ocasionadas por algunas de sus canciones,  sus declaraciones --dijo que le daba "asco" ser español-- o incluso  sus espectáculos --como el reciente 'Manifestación', en el que se ve  atrapado en una movilización permanente--. 

Así, y porque siempre asegura que le da "miedo" cualquier  político, expresa su actual temor a los colectivos asamblearios que  apuestan estos días por una democracia participativa y reivindican  más poder para el pueblo. "Les mataría antes de que empezaran a hacer  daño, ¿sabes?", expone en una entrevista concedida a Europa Press  coincidiendo con el estreno de la última película en la que participa  y el inicio de una nueva gira. 

"Ahora que todavía no llevan guardaespaldas, es mejor. Si no,  luego, la vamos a liar otra vez, y ya no podremos hacerlo... ya  tendrán servicio de seguridad, guardaespaldas... bancos que les  respalden... votantes... Es mejor acabar ahora", explica Pla con su  habitual tono pausado pero la radicalidad y el sarcasmo que le  caracterizan. 

"CATALUÑA INDEPENDIENTE, ¿POR QUÉ NO?"

Es de Sabadell y vive cerca de Girona. Y aunque se pregunta "por  qué no" una Cataluña independiente, en estos días de debates sobre  secesiones asevera que a él, en realidad, le importa "poco" la  independencia, que está en el número "195" en su lista de  prioridades. "Si me dicen que Cataluña es independiente, dices '¡ah,  pues qué bien!'. Y, si no, pues también. Me la suda un poco",  reconoce. 

Ahora bien, la consulta que finalmente ha convocado el presidente  de la Generalitat, eso sí que ni le va ni le viene. "Que hagan lo que  quieran. Yo no he votado en mi vida ni pienso votar en mi vida, y  jamás he hecho declaraciones nacionalistas", subraya. 

También lamenta cómo se encuentra el panorama informativo. "Los  medios, como las discográficas, cada vez lloran más, cada vez les va  peor. Aún teniendo todo el poder que han tenido, los idiotas, lo  están perdiendo, fíjate, y están despidiendo a periodistas y cerrando  periódicos. Después de todo el lío que han armado y de toda la pasta  que han ganado... todavía, además, se están arruinando. Es súper  gracioso", ironiza. "Es que, vaya, que controles toda la información  y la cagues de esta manera...", añade. Es más, por su parte, ni lee  los periódicos ni ve las televisiones: "Hace tiempo que no tengo  estos vicios". 

Precisamente la situación de la industria musical le lleva a  pensar que, por el momento, no habrá nuevo disco a la vista. "Como ya  la cosa está tan... como ya nadie saca discos... ni nadie los quiere  sacar ni nada", expresa, dubitativo, antes de retomar su filosofía  usual para aseverar que "uno sigue haciendo canciones" y las sigue  "cantando". 

"EL CAMINO DE SANTIAGO, PERO AL REVÉS"

Con el guitarrista Diego Cortés vuelve a los escenarios este mes  de octubre en una gira que incluye 14 salas y auditorios, de momento.  Y empieza por Galicia --estará el 3 de octubre en A Coruña y el 4 en  Pontevedra--, como lo hiciera en su primera gira en castellano, en  Vigo. "Eso debería de ser el ¿92? ¿93? ¿94?", trata de recordar. 

En su opinión, comenzar los conciertos por esta parte de la  península es una decisión que "debe de cuadrar". "Como es lo que te  cae más lejos, dices: entonces de ahí ya hago el camino de Santiago,  pero al revés", reflexiona. 

"En Galicia ya tenemos lo suficiente como para contar una vida  entera", confiesa, pese a negarse a dar detalles de estas  experiencias. "Si lo publicaras, estaríamos en la cárcel todos", dice  a la periodista. 

Sí que destaca que su impresión en territorio gallego "siempre ha  sido genial". Hace "no mucho" --a principios de agosto-- regresaron  Diego Cortés y él para tocar en el Club Náutico de O Grove  (Pontevedra). "Y como siempre, un sitio encantador; son totales los  gallegos", exclama. 

Del barcelonés, nacido en una familia gitana con tradición  flamenca, resalta que "es un seguro de vida". Empezaron a trabajar  juntos "como en los 90 y largos, casi 2000", cuando Cortés tenía el  grupo Jaleo. "Luego, ahí ya nos hemos quedado solos", apunta. "Ya  hace como 15 años que yo voy haciendo mis espectáculos y mis cosas  pero siempre me acabo volviendo a juntar con Diego a tocar", relata. 

Para sus nuevas citas --después de A Coruña y Pontevedra estarán  en Castellón, Madrid, Cuenca, Alicante, Málaga, Vitoria, Zaragoza,  Oviedo, Bilbao, Segovia, otra vez Madrid y Barbastro--, Albert  promete un show "salvaje". "Ahí estamos Diego y yo en plan salvaje, y  ya está. Nada más", advierte. 

De esta forma, repasará sus temas de siempre y regalará al público  "los cuatro o cinco nuevos". "Y también vamos a ver... Vamos  improvisando un poco. Depende del sitio y depende de la gente, pues  vas haciendo una cosa o vas haciendo otra", indica. La improvisación  como estilo de vida. 

"MURIERON POR ENCIMA DE SUS POSIBILIDADES"

Estos días, el cantautor y artista se ha dedicado a su faceta de  actor con la promoción de la última película en la que participa,  'Murieron por encima de sus posibilidades', que su director, Isaki  Lacuesta, estrenó esta semana en el festival de San Sebastián. "Con  Isaki genial, con todos fantástico", responde a la pregunta sobre  cómo transcurrió el rodaje. 

En cuanto a su papel en el filme, que retrata la crisis en clave  de humor, señala que "no es muy grande" --se trata de una comedia  coral--. "Salimos muchos y poco, y bien", comenta, entre risas. 

Desde sus inicios en 1996 en la gran pantalla, con 'Airbag', de  Juanma Bajo Ulloa, Pla ha compartido grabaciones con numerosos  cineastas entre los que Lacuesta y Albert Serra --con quien hizo en  2006 'Honor de cavalleria', una versión libre y experimental del  Quijote-- comparten ser de la localidad girondense de Banyoles. "A mí  me encanta trabajar con directores de Banyoles", admite. 

Cuestionado por el último, Serra, que el pasado año recogió en  Santiago el Premio Cineuropa tras la proyección de su cinta 'Historia  de la meva mort', Albert Pla rivaliza, desde la sintonía que les  otorga ser dos personajes singulares. "Es casi tan simpático como  yo", bromea. 

Durante la conversación telefónica, Albert Pla tiene un incidente.  "¡Ay, que mi hijo está robando directamente una cosa del súper...! O  sea, que se está yendo con los pastelitos en la mano, acaba de salir  disparado de la puerta. ¿Y ahora qué hago?", piensa en alto, risueño,  con su habitual naturalidad. 

Ya al final, ante los requerimientos, desvela las claves para  componer sus arriesgadas letras: "Pues nada, yo cuelgo el teléfono  ahora, y sigo comprando, y voy pensando en mis cosas. Voy haciendo,  voy pensando mis cosas, y ya está. No hago nada más". 
 
Etiquetas
Selección DN+


Ver más comentarios

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE