Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

CONSULTA SOBERANISTA

El Parlament da el visto bueno hoy a una ley de vida muy corta

  • La norma permite el voto a los mayores de 16 años y a los extranjeros que acrediten que residen en Cataluña

Vista general del Parlament durante una sesión anterior
Vista general del Parlament durante una sesión anterior
EFE
  • COLPISA. BARCELONA
Actualizada 19/09/2014 a las 06:00
El Parlamento catalán aprobará este viernes la ley de consultas, la norma que Artur Mas quiere usar como base legal para convocar y celebrar el referéndum del 9 de noviembre. La ley, en cualquier caso, tendrá un recorrido muy corto porque el Gobierno la impugnará en cuanto nazca.

¿QUÉ ES LA LEY DE CONSULTAS?

El objeto de la ley es el establecimiento del régimen jurídico de las consultas no refrendarias y de otras formas de participación ciudadana de la Generalitat y los entes locales. Desarrolla el artículo 122 del Estatuto catalán, que prevé la competencia exclusiva de la Generalitat en materia de consultas populares en el ámbito de su competencia. La ley no delimita las temáticas sobre las que se puede consultar, solo excluye de manera expresa las que puedan limitar o restringir derechos y libertades fundamentales previstos en la Constitución y el Estatuto.

¿QUIÉN PODRÁ CONVOCAR LAS CONSULTAS?

La norma establece que las consultas pueden ser de ámbito autonómico o local, y las pueden promover el presidente de la Generalitat, el Parlamento, los municipios, los consejos comarcales y las diputaciones, o pueden ser fruto de la iniciativa ciudadana.

¿SON VINCULANTES?

No, pero quien las impulse deberá medir su incidencia política. La Generalitat, según la ley, no tiene que pedir permiso al Gobierno central para convocar una consulta. Ésta se realizará en un plazo de entre treinta y sesenta días naturales a partir del día siguiente de la publicación del decreto de convocatoria.

¿QUIÉN PODRÁ VOTAR?

Pueden votar los mayores de dieciséis años, los ciudadanos de otros países de la Unión Europea que acrediten un año de residencia en Cataluña y los del resto de países con tres años de residencia legal.

¿HAY CENSO ELECTORAL?

Ante la previsión de que el Gobierno no ceda el censo electoral, se ha creado el registro de participación en consultas populares no refrendarias formado por los datos del registro de población de Cataluña, que se nutre del padrón municipal, y por el registro de catalanes en el exterior. Los legisladores no han encontrado la manera de conseguir el voto a los catalanes que viven en el resto de España, que se quedan fuera del censo.

¿QUÉ PARTIDOS APOYAN LA LEY?

La norma saldrá adelante con los votos de CiU, Esquerra, PSC, Iniciativa y CUP, que suman el 80% de los diputados del Parlamento catalán. Solo se oponen el PP y Ciutadans. Todos los partidos que apoyan la ley, menos los socialistas, creen que la norma sirve de base legal para celebrar el referéndum sobre la independencia. El PSC, en cambio, considera que consultar a la ciudadanía sobre la secesión escapa a las competencias de la Generalitat. El PSC respalda la ley como mecanismo de participación ciudadana.

¿QUÉ DIJO EL CONSEJO DE GARANTÍAS ESTATUTARIAS?

Por cinco votos a favor y cuatro en contra, el Consejo de Garantías Estatutarias, el órgano dependiente de la Generalitat que vela por que las leyes aprobadas en el Parlamento de Cataluña se ajusten a la Constitución y al Estatuto autonómico, avaló todo el texto normativo. Dieron su visto bueno los miembros del consejo elegidos a propuesta de CiU y Esquerra, mientras que los nombrados por PSC, ICV y PP vieron elementos de inconstitucionalidad. El organismo consultivo concluyó que obtener la opinión de la ciudadanía "no colisiona" ni es incompatible con la Carta Magna. Los cuatro votos particulares que no avalaron la ley, en cambio, coincidieron en que algunos de los artículos chocan con la Constitución porque se quiere hacer pasar por una consulta popular lo que en realidad es un referéndum. Uno de los consejeros señaló que la doble pregunta fijada para la consulta, "por más que se afirme que no tiene trascendencia jurídica, plantea cuestiones la independenciaí que rebasan las competencias de la Generalitat".


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE