Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CATALUÑA

El escándalo de Pujol condiciona la política catalana desde hace un mes

  • A falta de una semana para la cita, el expresidente aún no ha comunicado al Parlament si dará explicaciones sobre la fortuna que ocultó en el extranjero

El expresidente de la Genaralitat, Jordi Pujol, a su llegada a la localidad de Queralbs, en Girona

El expresidente de la Genaralitat, Jordi Pujol, a su llegada a la localidad de Queralbs, en Girona

EFE
0
26/08/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • COLPISA. BARCELONA
Nada es igual en Cataluña desde hace un mes, desde el 25 julio, el día en que Jordi Pujol confesó que ocultó durante más de tres décadas al fisco una herencia millonaria en el extranjero. En la festividad de Santiago cayó un mito, el del político entregado en cuerpo y alma a su "país". El padre del nacionalismo catalán moderno, el fundador e ideólogo de Convergencia, tiró por tierra un legado político de 23 años al frente de la Generalitat y acabó por confirmar que, pese a lo que pregonó durante años, Cataluña nunca fue un oasis.

Ha transcurrido un mes en el que la sorpresa y la decepción iniciales dejaron paso a la indignación unánime. La confesión cogió a su partido a contrapié. En un principio Convergencia fue el único partido que evitó reclamar su comparecencia en el Parlamento catalán. Sin embargo, el cambio en la estrategia de defensa del expresidente de la Generalitat, que primero mostró su disposición a colaborar con la justicia y ahora trata de frenar la labor de los jueces, llevó a la formación nacionalista a marcar distancias. La semana pasada le exigió -en público y en privado- que vaya a la cámara catalana a dar la cara. Pero, por el momento, sin éxito. A pesar de que queda una semana para que se confirme la petición de comparecencia, que podría acabar con al expresidente citado para el mismo 2 de septiembre, Pujol no ha comunicado al Parlament si va a atender su demanda.

Ni Pujol, que ya está en Barcelona tras sus vacaciones en Queralbs (Gerona) y que hoy eludió la pregunta a la salida de su domicilio, ni los dirigentes de Convergencia dan pistas. El Parlamento, en cualquier caso, lo espera el martes que viene. Los representantes de los catalanes quieren preguntarle si el dinero oculto en Andorra era una herencia de la familia, como confesó, o si, como investiga la Policía, corresponde a comisiones cobradas a cambio de concesiones de obras durante los 23 años de presidencia. También quieren saber si Artur Mas estaba al tanto y de qué manera se beneficiaron sus hijos de su posición preeminente.

ARGUMENTOS VACÍOS

Al margen del desprestigio para el expresidente, que ha perdido todos sus honores, el 'caso Pujol' ha supuesto una bomba en la línea de flotación del proceso soberanista catalán y se ha llevado por delante algunos de los lemas sobre los que se sustentaba ideológicamente. Uno, el manido 'España nos roba', que se le ha girado hacia el exdirigente catalán, pues será él quien tendrá que explicar si se dedicó a vaciar las arcas catalanas en propio beneficio. Y segundo, tira por tierra otro de los argumentos del soberanismo, según el cual la independencia es necesaria para no vivir en un país lleno de casos Gürtell, Barcenas, ERE o Carlos Fabra. Las primeras investigaciones abiertas para esclarecer el origen de la fortuna de los distintos miembros del clan amenaza con alcanzar las cotas de corrupción de los escándalos más conocidos.

Pujol ha dañado al soberanismo, pero sobre todo ha dejado muy tocado a su partido, que habla ya de la necesidad de refundarse. El expresidente hizo pública su confesión cinco días antes de la reunión entre Mariano Rajoy y Mas, lo que desarmó al presidente de la Generalitat en su cita en la Moncloa. Mas, castigado por la sombra de la corrupción en su partido (Palau y Pujol) y debilitado por su incapacidad para sacar adelante la consulta, está en una situación límite a dos meses y medio del referéndum. De ahí que vuelvan los rumores de ofertas a Esquerra para ir de la mano a unas posibles elecciones anticipadas plebiscitarias. Esquerra, que se siente fuerte, solo accederá si Convergencia se compromete a declarar después la independencia.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra