Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

CON

El Gobierno aprueba con más de un año de retraso el Plan de Vivienda 2013-2016

  • Prevé "movilizar" casi 3.800 millones para el alquiler y la rehabilitación, aunque espera que una tercera parte sean aportados por el sector privado

Pisos en venta en Pamplona
Pisos en venta en Pamplona
VIKTORIA UBAIDULLAEVA
  • COLPISA. MADRID
Actualizada 19/07/2014 a las 06:00
Quince meses y medio. Eso es lo es lo que ha tardado el Gobierno en dar luz verde al Plan Estatal de Vivienda 2013-2016, que prevé "movilizar" hasta 3.795 millones de euros para el alquiler y rehabilitación de casas, junto a la rehabilitación de núcleos urbanos -fundamentalmente el casco antiguo de las ciudades- de los que casi una tercera parte (1.268 millones) se esperan obtener de la iniciativa privada, aunque esta última parte es sólo una estimación del efecto inducido que se podría conseguir entre las empresas del sector pero que, según los expertos, resulta a priori de difícil consecución.

La compra de vivienda queda esta vez al margen de las nuevas medidas implementadas desde el Ministerio de Fomento. Eso sí, la titular del departamento, Ana Pastor, precisó este viernes -tras ser refrendado el proyecto por el Consejo de Ministros- que "se continuará subsidiando" la parte correspondiente de los préstamos concedidos en programas anteriores para adquirir una casa de protección oficial, ayudas de las que se benefician cerca de 250.000 personas con recursos reducidos.

El retraso en la aprobación del Plan de Vivienda ha provocado que sus expectativas sean menos ambiciosas que cuando se presentó por vez primera, el 5 de abril de 2013. Entonces se hablaba de una inversión estatal de 2.421 millones de euros, ahora rebajados a 2.311 millones. A esa suma habrá que añadir otros 216 millones procedentes de las arcas autonómicas. También se decía en esa fecha que se crearían 105.000 puestos de trabajo durante la vigencia del plan y hoy se reduce la cifra a sólo 36.000 de aquí hasta finales de 2016.

La mayor parte del montante previsto (en torno a 1.400 millones) se destinará a "facilitar el acceso a la vivienda a los sectores de población con menores recursos". En concreto, podrán beneficiarse de esos fondos públicos quienes no ganen más de tres veces el Iprem (indicador público de rentas múltiples) -limite "modulable" en función del número de miembros de cada hogar y su nivel de ingresos-, que lleva cinco años congelado en los 532,51 euros al mes, frente a los 645,30 euros que alcanza el salario mínimo.

Asimismo, el alquiler de la vivienda no deberá superar los 600 euros mensuales. Las ayudas serán de hasta el 40 % de la renta, con un límite de 2.400 euros al año y prioridad para los afectados por desahucios. Dentro del parque público de vivienda, no obstante, las ayudas podrán ser mayores, aunque también los ingresos del beneficiario habrán de ser menores. Fomento estima que 200.000 personas puedan acceder a esas ayudas al alquiler.

REHABILITAR 50.000 CASAS ANTIGUAS    

Respecto a la rehabilitación de edificios, el plan de Fomento espera subvencionar mejorar en 50.000 casas. Para ello, parte del siguiente diagnóstico: de los 26 millones de viviendas que hay en España, 15 tienen más de 30 años y casi otros seis superan el medio siglo. Además, destaca que de los 10,7 millones situados en edificios de cuatro o más plantas, cerca de cuatro millones aún no tienen ascensor.

Eso sin tener en cuenta que el 60% de las casas -que, en total, consumen una quinta parte de la energía que se utiliza en el país- se construyeron sin una normativa mínima de eficiencia energética y, por lo tanto, están lejos de los ratios que exige la Comisión Europea. Por eso, el Gobierno destinará cerca de 550 millones a rehabilitar inmuebles construidos antes de 1981. Las ayudas llegarán hasta 4.000 euros por vivienda para conservación, y otros 2.000 euros para mejora de la eficiencia energética.

El Ejecutivo también pretende extender este tipo de ayudas a la renovación de núcleos urbanos, incluyendo entre los objetivos tanto los cascos históricos más degradados como las zonas de infraviviendas, las zonas de especial atención turística o los denominados eco-barrios. Se habilitan para ello subvenciones que pueden alcanzar el 40% de la obra en cuestión, con un tope de 11.000 euros por casa rehabilitada y hasta 30.000 si se ha reconstruido tras haber sido demolida.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE