Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Caso Nóos

La infanta sacrifica a Urdangarin para intentar esquivar el banquillo

  • Su defensa sostiene que "no hay indicios de que Cristina de Borbón favoreciera la realización de las defraudaciones de su esposo"
  • Roca incluso llega a presentar a su cliente como víctima de su marido, en el que "confió en exceso"

El abogado de la infanta Cristina, Miquel Roca, realiza declaraciones a los periodistas a las puertas de su despacho

El abogado de la infanta Cristina, Miquel Roca, realiza declaraciones a los periodistas a las puertas de su despacho

EFE
5
03/07/2014 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
Cristina de Borbón no está dispuesta a inmolarse con su marido y, mucho menos, a arriesgarse a una petición de cárcel por acompañar hasta el final a Iñaki Urdangarin. Su recurso contra el auto del juez José Castro, que le mantiene como imputada por dos delitos fiscales y uno más de blanqueo, deja solo frente al banquillo su esposo, al que, de manera velada, señala como responsable único y último de las irregularidades con Hacienda cometidas a través de Aizoon, la empresa de la que son copropietarios al 50%.

La estrategia de la hermana de Felipe VI, tal y como hiciera en su interrogatorio en febrero y como era previsible, pasa por mostrarse ignorante de todo, incluso de la procedencia del dinero que gastó durante años con la tarjeta Visa Oro a nombre de Aizoon. Pero esta vez, el recurso de 58 páginas que firman los letrados Miquel Roca y Jesús María Silva va incluso más allá, hasta el punto de presentar a Cristina de Borbón como una suerte de víctima de su propio marido, hacia quien tuvo "una actuación en exceso confiada".

El recurso insiste en que la infanta, debido a sus "múltiples ocupaciones", compromisos profesionales y sociales como miembro de la Familia Real, no podía "estar al corriente de la gestiones directamente vinculadas con la economía familiar", que dejó en exclusiva en manos de su marido, quien habría abusado de esa "confianza".

Además, aunque Cristina de Borbón hubiera tenido tiempo de supervisar lo que Urdangarin hacía en Aizoon, arguyen sus letrados, nunca hubiera detectado las irregularidades fiscales porque, a pesar de su carrera en Ciencias Políticas y su máster en la Universidad de Nueva York, "solo cuenta con unos conocimientos muy básicos de fiscalidad, que le impiden entrar a valorar cuestiones complejas como la deducibilidad de ciertos gastos" "A la absoluta confianza se añadía una absoluta falta de la capacidad de sospechar siquiera que se podía estar incurriendo en alguna irregularidad", señala el texto, que abunda en la teoría de la traición de Urdangarin, quien tampoco tiene estudios fiscales, a su crédula esposa.

HASTA LA SACIEDAD

"No existe de lo actuado indicio alguno que permita sostener que la infanta favoreciera la realización de las defraudaciones que, presuntamente, se atribuyen a su esposo", reiteran hasta la saciedad Roca y Silva, que se esfuerzan una y otra vez en desvincular a su cliente del día a día de Aizoon, a pesar de que ello implique dejar a los pies de los caballos a Urdangarin. El cuñado del Rey, tras el escrito de su mujer, se queda cada vez con menos argumentos para rebatir las acusaciones de prevaricación, malversación, fraude a la administración, tráfico de influencias, dos fraudes fiscales, estafa, falsedad en documento oficial y falsedad en documento mercantil. Una losa de cargos que podrían comportar una petición de cárcel de entre 8 y 34 años.

Según los letrados de la hermana menor del nuevo Rey, fue el yerno de don Juan Carlos, como administrador único de la sociedad familiar, el exclusivo responsable del ardid de usar la empresa de la que son copropietarios para cargar los trabajos de asesoría de Urdangarin a multinacionales a fin de pagar menos impuestos. De acuerdo con Hacienda, en 2007 Aizoon ingresó 645.453 euros y en 2008 fueron 494.156, pero en realidad la única actividad de la empresa relacionada con su objeto social, el inmobiliario, fue la del alquiler de unos locales por un valor que ningún año superó los 30.000 euros.

"La mera circunstancia de ser socio (la infanta) de una compañía supuestamente utilizada por el administrador (su marido) para una posible defraudación fiscal, de ninguna manera puede ser considerada por sí sola indicio bastante para sostener una posible participación activa penalmente relevante", argumentan los defensores de la hija de don Juan Carlos. "Es absolutamente inusual que, en caso de imputación de tales infracciones, se atribuya el estatus de inculpado a un mero socio de la persona jurídica supuestamente defraudadora", subraya el escrito.

Además, el recurso trata de exculpar a la infanta por haber usado durante siete años la tarjeta Visa de Aizoon para abonar compras personales, base de la acusación de blanqueo. Roca alega que son "limitadísimos pagos anuales" los que hizo la duquesa a cuenta de las arcas de la supuesta sociedad pantalla.

MÁS ATAQUES

Pero una buena defensa, entienden los letrados, también pasa por el ataque, por lo que en su escrito, como ya hiciera el fiscal Pedro Horrach, también hay reproches personales al juez José Castro, de nuevo rayanos con la prevaricación. Los abogados aseguran que Castro se ha empecinado en "mantener a toda costa la imputación" por blanqueo de capitales y un delito contra la Hacienda Pública, aunque ello supusiera "anteponer" ese "empeño" a la "estricta aplicación de la ley". Para la defensa de la infanta, el instructor ha forzado las figuras de delito fiscal y blanqueo "más allá de lo que una cabal interpretación jurídica debería permitir para sostener la relevancia penal de las imputaciones".

Y todo ello, explican en el escrito, cuando todos los informes de Hacienda ordenados por el juez después de que en mayo de 2013 la Audiencia Provincial de Palma suspendiera la primera declaración como imputada de Cristina de Borbón hayan confirmado que el único responsable de las irregularidades con el fisco es Urdangarin. "Resulta difícilmente comprensible que de unas diligencias con resultado abiertamente exculpatorio se pretenda extraer serios indicios de criminalidad", afean a Castro los letrados defensores. "No se ha practicado una sola diligencia que haya aportado indicios racionales de la comisión" de un delito fiscal o de blanqueo de capitales", concluye el recurso.
Selección DN+


  • manuel
    (06/07/14 12:31)
    #5

    toda persona en España y otros estados es inocente hasta que no se demuestre lo contrario y sea juzgado quien sea en este caso por ser quien es se le esta haciendo un juicio paralelo que en nada beneficia al poder judicial en España el juez castro debe saber que toda persona es inocente hasta que se le juzga y aun asi puede resultar inocente de todo . por lo que este juez debería recordar esto y no dedicarse a zarandear el tiesto con protagonismo que en absoluto merece hay otros que los sueltan por traficar con droga porque no se juzga a esos también ,,,,,,,

    Responder

  • Desde Montejurra
    (03/07/14 15:39)
    #4

    La infanta está empleada en la Caixa y era accionista con su marido de la empresa, como que no sabía nada, anda ya, nos toman por tontos o que, ta les vale.

    Responder

  • Asier
    (03/07/14 14:58)
    #3

    ja, ja. no tenían dinero suficiente para pagar sus préstamos, y pidieron dinero a papá. es decir, gastaban sólo en hipoteca bastante más de lo que ganaban, con lo que en teoría no tenían ni para hacer la compra en el aldi. sin embargo vivían a cuerpo de rey, gastaban como auténticos millonarios, y la infanta no se preguntaba ni de dónde podrían venir las galletas que tenían en la despensa. qué desfachatez!. qué poca vergüenza!.

    Responder

  • elena
    (03/07/14 13:04)
    #2

    Recurrir la imputación de su clienta es su trabajo, es su defensa y le pagan para ello, aunque tenga que emplear argumentos que sonrojan a cualquiera con dos dedos de frente y con un mínimo sentido de la moral y la ética. Lo que es una VERGUENZA es la actuación del fiscal anticorrupción, la fiscalía en general, la agencia tributaria y la abogacía del estado que están, y para eso les pagamos con nuestros impuestos, para defender los intereses del todos nosotros y no de una cuadrillla de vividores maleantes, pero en este pais de mierda es lo que hacen, demencial, así vamos....

    Responder

  • RG
    (03/07/14 09:50)
    #1

    Entonces qué: Vivió de gorra?

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra