Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Tráfico

Siete de cada diez conductores han conducido tras consumir fármacos

  • Alrededor de un 5% de los accidentes de tráfico están relacionados con la ingesta de medicamentos
  • Sólo un 30% de los pacientes consulta con su médico los posibles efectos de los tratamientos en la conducción y el 46,7% busca la información en internet

En Navarra hay 33.190 conductores de 70 o más años

Sólo un 30% de los pacientes consulta con su médico los posibles efectos de los tratamientos en la conducción

0
20/06/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • COLPISA. MADRID
La Dirección General de Tráfico (DGT) ha redoblado la vigilancia después de comprobar que el 12,1% de los conductores presentan consumos recientes de drogas y/o alcohol, según el estudio Druit'13. Sin embargo, a la ingesta de narcóticos ilegales y bebidas que interfieren la capacidad de concentración al volante se suma que el 70% de los conductores confiesa que alguna vez ha circulado con un vehículo tras haber consumido fármacos, según una encuesta de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC).

Los antiinflamatorios son las medicinas legales que los conductores consumen con más frecuencia antes de poner en marcha su vehículo, tal como recoge este estudio realizado para averiguar el grado de conocimiento existente sobre fármacos y seguridad vial. Según la semFYC , se estima que alrededor del 5% de los accidentes de tráfico están causados por el consumo de medicinas.

"La somnolencia y el mareo son los efectos secundarios más citados por los conductores, así como la sedación, amnesia, la dificultad de concentración o alteración de la función muscular", según explica Miguel Ángel Hernández, médico miembro del Grupo de Trabajo de Fármacos de la semFYC. En menor medida, los conductores también apuntaron haber sufrido otros efectos secundarios como confusión, desorientación, alteraciones de la percepción (alucinaciones), trastornos de la visión, vértigo, hipotensión o hipoglucemia.

Este experto alerta de que las personas que padecen enfermedades alérgicas y que, por tanto, consumen antihistamínicos durante periodos relativamente prolongados de tiempo "tienen un mayor riesgo de sufrir habitualmente somnolencia, especialmente si consumen los de primera generación. Por ello, el médico debe elegir los que menos afecten la capacidad para conducir en función de la actividad habitual del paciente".

En la mayoría de los casos los pacientes desconocen el efecto del medicamento en la conducción. De hecho, como asegura el doctor Hernández, "sólo un 30% consulta con su médico sobre los posibles efectos secundarios que puede tener el tratamiento en la realización de sus actividades diarias, entre las que se encuentra conducir". Este facultativo reconoce que entre los profesionales sanitarios "tampoco se ha prestado excesiva atención a este aspecto" y resalta que llama la atención el dato que casi la mitad (46.7%) de los conductores consulta los posibles efectos secundarios en internet.

PSICOTRÓPICOS, MAYOR RIESGO

Miguel Ángel Hernández apunta que detrás de los siniestros mortales están, en la mayor parte de las veces, los psicofármacos, tal como pone de manifiesto el último informe del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses de 2013 sobre fallecidos en accidentes de tráfico. En aquellos siniestros en los que se detectaron sólo medicamentos (no en los que se combinaron con alcohol y/o drogas), el 81% de los casos se trataba de personas que habían tomado benzodiacepinas solas o en combinación con otros fármacos. "Sin duda, la relación entre benzodiacepinas y accidentes de tráfico está demostrada en la literatura científica y los pacientes deben ser advertidos de ese riesgo potencial", añade el experto. Estos compuestos están presentes, entre otros, en los medicamentos destinados al tratamiento del pánico, la ansiedad generalizada o en afecciones en las que el paciente sufra convulsiones, como la epilepsia.

En España, uno de cada cuatro medicamentos autorizados -que se venden con y sin receta médica- tiene incorporado en el envase y en el prospecto el pictograma y la información que alerta que el fármaco puede reducir la capacidad de conducción. Según el doctor Hernández, "los prospectos incluyen esta información pero su alcance a la hora de advertir a los pacientes es limitado. La sensibilización tanto de conductores como de profesionales sanitarios al respecto de informar correctamente sobre medicamentos y seguridad vial debe mejorar en el futuro".

Ante esta situación, el especialista recuerda que el médico de familia "está en una situación inmejorable para detectar posibles riesgos e informar a los pacientes, especialmente los que toman psicofármacos (aproximadamente un tercio de los pacientes en atención primaria tienen trastornos del estado de ánimo) y los pacientes polimedicados, fundamentalmente por las posibles interacciones entre medicamentos".
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra