Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
psoe

Pedro Sánchez, el candidato transversal

  • El diputado madrileño conoce el PSOE a fondo porque durante años fue 'fontanero' con José Blanco

El candidato a la Secretaría General del PSOE, Pedro Sánchez

El candidato a la Secretaría General del PSOE, Pedro Sánchez

efe
0
15/06/2014 a las 06:00
  • colpisa. madrid
La gran diferencia entre Pedro Sánchez (Madrid, 1972) y el que será, a todas luces, su principal rival en el congreso extraordinario que el PSOE celebrará en julio quizá esté en que él siempre ha creído que podía aspirar a lo más, independientemente de que sus más cercanos amigos agitaran la cabeza con incredulidad ante la idea de que él quisiera optar a encabezar una candidatura, bien fuera del ayuntamiento de Madrid, donde fue concejal entre 2004 y 2009, o la de la Presidencia del Gobierno. Él mismo recordó esta semana que, cuando hace siete meses, empezó a trascender que sopesaba presentarse a las primarias, poca gente le tomó en serio. "Hoy -dijo pocos días antes de confirmar su candidatura- estoy en las quinielas por derecho propio".

A 'Pedro, el guapo', como frívolamente se le ha llamado en las redacciones periodísticos, casi siempre le tocó bailar con la más fea, eufemísticamente hablando. Conoce bien el partido porque durante años trabajó en su 'fontanería' para el secretario de Organización y luego vicesecretario general, José Blanco. Era uno de sus 'cachorros', junto Óscar López y Antonio Hernando, pero a diferencia de estos nunca tuvo cargos orgánicos. Ni siquiera después de haberse mojado mucho en la campaña de Alfredo Pérez Rubalcaba para el 38 Congreso. Las cuotas territoriales cuentan y su relación con el líder del PSM, Tomás Gómez, nunca fue buena. Aunque la política acaba haciendo extraños compañeros de viaje.

PROFESOR

Doctor en Economía y Empresa, a punto estuvo de quedarse sin escaño en esta legislatura, lo que habría sido un desastre para sus aspiraciones. Lo logró, tras la debacle de 2011 porque la exministra Cristina Narbona, que sí había pasado el corte, se marchó al Consejo de Seguridad Nuclear y él era el siguiente en la lista. Durante los meses que en los que se vio fuera de la política, compaginó su cargo como profesor en la Universidad Camilo José Cela, con un contrato en la empresa privada como consultor de proyectos internacionales, a caballo entre Madrid y Bruselas. Pensaba que no podría reengancharse. Paradójicamente, el mismo día en el que se le abrieron las puertas del Parlamento le ofrecieron una promoción laboral. Se decantó por la política.

Sánchez es una gran incógnita para la inmensa mayoría de los ciudadanos y de su propio partido. Pero tiene bazas a su favor. Llega limpio de polvo y paja y en su boca la palabra "cambio" suena creíble. Sus estrategas sostienen que su perfil moderado lo hace amable al poder institucional y también a las clases medias mayoritarias y que tanto podría recuperar voto socialista como arañar apoyos al PP.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra