Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA NACIÓN

Rajoy se enroca en sus reformas y presume de que España avanza

  • El presidente insiste en que impedirá la consulta en Cataluña por ilegal y reconoce que el Código Penal es ineficaz contra la corrupción

Rajoy anuncia una tarifa plana en cotización social para indefinidos
Rajoy anuncia una tarifa plana en cotización social para indefinidos
Rajoy anuncia una tarifa plana de 100 euros en cotización social para los nuevos contratos indefinidos.
  • colpisa. madrid
Actualizada 26/02/2014 a las 06:01
Mariano Rajoy dijo hasta en dos ocasiones que su Gobierno no caería en la autocomplacencia, pero durante la hora y media que duró su primera intervención en el Debate del estado de la Nación, no cesó de atribuir a sus reformas estructurales el "cambio de tendencia" experimentado por España desde que él llegó a la Moncloa en diciembre de 2011.

La macroeconomía copó un discurso en el que tan sólo abrió hueco para dejar claro que mantendrá su hoja de ruta en Cataluña y para esbozar cambios que conviertan el Código Penal en una herramienta más eficaz en la lucha contra la corrupción. Manejó las mejoras en indicadores como la inflación, prima de riesgo, déficit exterior, reducción del déficit del Estado con soltura y puso de manifiesto que, por primera vez que desde comenzó la crisis en 2007, se han destruido menos puestos de trabajo que el año anterior y, a su juicio lo más importante, en 2014 habrá crecimiento de empleo neto.

Rajoy proclamó que el país deja atrás la amenaza cotidiana del riesgo inminente a ser rescatada por Bruselas y que, tras estos dos años durísimos, ya no toca hablar de esperanzas sino de ambiciones. "España era un lastre para Europa, y hoy se la percibe como parte del motor, cargado de energía potencial", apostilló.

El jefe del Ejecutivo intentó anticiparse a los diagnósticos de la oposición y recalcó en varias ocasiones la "realidad innegable" de la recuperación económica. Admitió que a los resultados de sus políticas se le pueden añadir muchos matices, como si se ha logrado mucho o poco, pero lo que no se puede hacer es negar que España avanza y que lo hace en la buena dirección.

Negó que su diagnóstico del halagüeño presente fuese una simple interpretación de parte, sino que indicó que desde la Unión Europea, desde instituciones económicas internacionales como el FMI o el mundo de la empresa, también se constata la mejoría en la situación económica española.

A sus rivales políticos les espetó que si lo que se quiere es negar el mérito del Gobierno, "que nadie se inquiete, porque no lo reivindico". Atribuyó el logro al "esfuerzo sostenido, sacrificio y confianza" de los ciudadanos.

Rajoy hizo algún avance concreto, menos de los esperados, sobre su anunciada reforma fiscal: tarifa plana de cotización de la Seguridad Social de cien euros para contratos indefinidos y la exención del pago del IRPF a las rentas inferiores a 12.000 euros al año.

Obvió los debates sociales, como el de la reforma de la ley del aborto, y apenas sí hizo mención al problema fronterizo en Ceuta y Melilla -no se refirió en ningún momento a los 15 subsaharianos muertos-. Tampoco dedicó ni un sólo minuto a analizar los últimos pasos dados por la banda terrorista ETA.

Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE