Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CATALUÑA

Rubalcaba reprocha a Rajoy y a Mas protagonizar "una guerra a banderazos"

  • El secretario general del PSOE volvió a defender la reforma de la Constitución

1
Actualizada 18/01/2014 a las 13:03
  • EFE. MADRID
El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, reprochó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al de la Generalitat, Artur Mas, que les interese estar protagonizando "una guerra a banderazos" que no es buena ni para Cataluña ni para España.

Rubalcaba realizó esa crítica a la actuación de Rajoy y de Mas ante el debate sobre el futuro de Cataluña en su intervención ante el Comité Federal del PSOE, en la que volvió a defender la reforma de la Constitución y advirtió de que negarse a ella es "certificar la obsolescencia" de este texto.

El líder del PSOE se consideró legitimado para reclamar al Gobierno central y al de Generalitat que cambien su forma de actuar, y acusó a Mas de estar llevando a Cataluña "a un callejón sin salida".

A Rajoy le advirtió de que este problema no lo arregla el paso del tiempo y que no sirve mirar para otro lado, porque esta cuestión, o se enfoca con diálogo y búsqueda de acuerdos o se envenena".

"Le quiero decir al señor Rajoy que aquí no hay Draghis, que en Cataluña no hay Draghis que le saquen las castañas de fuego y que tiene que abordarlo él, y le quiero decir a los dos que no es posible que a uno y a otro les interese una guerra a banderazos, pero que estamos convencidos de que a Cataluña y a España no".

Por ello, dijo que los socialistas van a defender su proyecto de reforma constitucional porque tienen el convencimiento de que hay una mayoría en España y Cataluña que quiere sentarse a halar para seguir viviendo juntos.

Rubalcaba recordó que en un Comité Federal del PSOE hace un año ya auguró que el problema sobre el futuro de Cataluña se iba a ir agravando ante la existencia de dos tensiones antagónicas, la de los que pretendían una recentralización y la de los que querían "marcharse" de España.

Dijo que el PSOE, como defensor del Estado autonómico, tenía que hacer frente a ambas tensiones pero no diciendo "no, no y no", porque eso, a su juicio, sería "hacer frentismo", sino poniendo sobre la mesa una solución partiendo del diálogo.

Es este un modelo que explicó que el PSOE y el PSC han ido diseñando y que busca el consenso para avanzar en la dirección natural del Estado autonómico, "que no es otra -precisó- que el Estado federal".

Para Rubalcaba, la reforma de la Constitución ha de permitir introducir en ella algunos elementos que garanticen las señas de identidad de sus territorios como sus lenguas, sus derechos y sus instituciones.

Defendió también definir las competencias del Estado para acabar con el intrincado sistema de definición competencial que considera que está en el origen de muchos conflictos, fijar reglas claras para la financiación autonómica, dar al Senado un carácter decididamente territorial y garantizar la igualdad de todos los ciudadanos ante los servicios sociales.

"En esta reforma reside la solución de nuestras tensiones territoriales", aseguró Rubalcaba, quien defendió hablar de estas cuestiones en el Congreso porque, lamentó, parece que a esta institución no le preocupa el gran problema que se está generando en Cataluña y que está "fracturando la sociedad catalana".

A su juicio, "no hay nadie tan insensato que vea grietas en el edificio en el que vive y piense que no pasa nada, o que vea grietas y defienda dinamitar el edificio".

Por eso insistió en que el PSOE pide una reforma de la Constitución, no un proceso constituyente.

El líder socialista se mostró convencido de que el proyecto que defienden el PSOE y el PSC es el que puede permitir superar la grave crisis territorial que hay en España, y, por ello, se abrirá paso.

Rubalcaba se negó a considerar que el diálogo no es posible cuando lo fue en la etapa de la Transición entre políticos "que venían de las entrañas del régimen" y otros que llegaban de la clandestinidad.
Selección DN+


  • mariano
    (19/01/14 12:06)
    #1

    Es precisamente en el punto de /todos los españoles tendremos los mismos servicios sociales/ donde está el problema porque si eso se cumple siempre hay que quitar dinero a unos y dárselo o otros. Problemas que plantea, pues si se lo das tu creas la riqueza y otros la disfrutan y los últimos a tomar el sol y los primeros a trabajar para otros y si no se lo das eres un insolidario. Resumen ,mas nacionalismos separatistas.Señor rubalcaba la solidaridad no debe durar toda la vida ,llevamos mas de 30 años siendo solidarios con os que han permitido que su pueblo tenga menos cultura que con franco y no por falta de recursos

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas
Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra