Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

manifestación en bilbao

La marcha de PNV y Sortu se llena de gritos en favor de los presos de ETA

  • Contra lo pactado por los convocantes, se lanzaron consignas, octavillas y se mostraron enseñas de apoyo a los reclusos
  • Hacía 15 años que el PNV no se ofrecía a ir de la mano de la izquierda abertzale

Un momento de la manifestación
Un momento de la manifestación
AFP
  • colpisa. bilbao
Actualizada 12/01/2014 a las 06:01
Decenas de miles de personas, unas 100.000 según la Policía Municipal, recorrieron ayer el centro de Bilbao en una multitudinaria manifestación convocada por el PNV y Sortu, con el apoyo del resto de partidos y sindicatos nacionalistas vascos, como alternativa a la marcha en favor de los presos de ETA que el jueves prohibió la Audiencia Nacional por considerar a la entidad organizadora, 'Tantaz tanta', una mera plataforma sucesora de la suspendida Herrira. En contra de lo pactado por los convocantes el día anterior, la protesta estuvo plagada de gritos y enseñas en defensa de los reclusos de la banda terrorista.

El PNV, en un hecho inédito desde hace 15 años, desde la época del frente soberanista de Lizarra, se ofreció a ir de la mano de Sortu -el partido legal que sucedio a Batasuna- para "decir clarísimamente 'Stop'" a la Audiencia Nacional y al Gobierno, ya que considera que la proscripción de la marcha de la izquierda abertzale, la inflexibilidad y dureza de la política penitenciaria, y redadas como la realizada por la Guardia Civil contra abogados y representantes de presos de ETA el miércoles pasado, "bloquean" el proceso para la desaparición definitiva de la banda terrorista.

El PNV, Sortu, el resto de partidos de EH BIldu (EA, Aralar y Alternatiba) y los sindicatos nacionalistas ELA y LAB, nada más conocer la prohibición del acto de 'Tantaz tanta', convocaron la manifestación que, con el único lema "Derechos Humanos. Solución. Paz", debía recorrer las calles de la capital vizcaína en total silencio, para evitar analogías con otras precedentes.

Joseba Egibar, el portavoz del PNV en el Parlamento vasco, quiso insistir minutos antes del comienzo de la protesta -que arrancó de la plaza de la Casilla a las 18.00 horas- en que se trataba de una entente "excepcional" con Sortu y en que lo que se iba a desarrollar, como habían acordado el día anterior, "no es la manifestación de todos los años (tras las navidades) de los presos, sino una marcha silenciosa a favor, precisamente, de la consolidación de la paz".

La realidad no tardó en hacerle torcer el gesto por momentos, como a otros dirigentes nacionalistas presentes, cuando comprobó que durante la hora y media de la manifestación, que llegó al ayuntamiento pasadas las 19.30 horas, no cesaron de sonar los gritos en defensa de los reclusos y la muestra de enseñas con igual objetivo.

"Presoak kalera, amnistia osoa" (presos fuera, amnistia general), "presoak etxera" ( presos a casa), consignas tradicionales en las marchas de la izquierda abertzale, y gritos que reclamaban la liberación de los detenidos en la redada del miércoles coincidieron con el lanzamiento de octavillas que pedían una amnistía total para los reclusos, con múltiples imágenes con una la gota -el símbolo de 'Tantaz tanta'-, y con decenas de personas con pañuelos, pegatinas y carteles de Etxerat, la asociación de familiares y amigos de los presos.

Ni siquiera el requisito de una única pancarta, la oficial, se cumplió. A mitad de la marcha había otra con el lema "Amnistia" y el logotipo de la ilegalizada Gestoras. Solo se respetó escrupulosamente la ausencia de un manifiesto o discurso final.

La marcha, que comenzó a su hora, después de estar pendiente hasta las 17.00 horas de si era o no prohibida por la Audiencia Nacional, se desarrolló en su trayecto oficial sin incidente alguno pese al gentío que llenó el centro de la ciudad.

En la segunda línea de la cabecera, justo después de la pancarta principal, se instalaron los líderes de los partidos convocantes, con Joseba Egibar y Andoni Ortuzar, presidente del PNV, como máximos representantes del partido. No hubo miembros del Gobierno Vasco, que quisieron mantener la neutralidad institucional, pero sí que acudieron el diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, y la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria, ambos del PNV, y Martin Garitano, diputado general de Guipúzcoa, de EHBildu.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE