Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
terrorismo

España, un semillero yihadista que preocupa a los servicios antiterroristas

  • Once españoles y seis marroquíes residentes han viajado a Siria desde abril de 2012 para combatir con Al Qaeda
  • Preocupa el "efecto llamada" pese a caer en junio una red de reclutamiento en Ceuta y la detención el domingo del primer insurgente que regresa de Siria

Abdeluahid Sadik Mohamed

Abdeluahid Sadik Mohamed

efe
0
12/01/2014 a las 06:01
Etiquetas
  • colpisa. madrid
A las 15.06 horas del pasado domingo, en un vuelo directo de las aerolíneas turcas, aterrizaba en el aeropuerto de Málaga procedente de Estambul un tipo delgado, moreno y con barba recortada. El viajero descendía del avión con pocos bultos y su cara, un tanto ajada, no aparentaba los 28 años que dice su Documento Nacional de Identidad.

Se trataba de Abdeluahid Sadik Mohamed. Hijo de Mohamed y Fátima, nacido en la barriada del Recinto, en Ceuta; casado y con dos hijas de cuatro y tres años. Un obrero de la construcción cuyo nombre estaba en la lista de desaparecidos de la Policía Nacional, después de que su familia denunciara que la tierra le había tragado una mañana del pasado 29 de abril.

Con la denuncia metida en el cajón, una llamada suya semanas después tranquilizó a sus allegados. Estaba vivo, sí. Pero hablaba de sus penurias desde Siria, a donde se había desplazado para hacer "la guerra santa" contra el régimen sanguinario de Bashar Al-Asad. Para llegar allí había tomado un avión desde Casablanca hasta Turquía y luego cruzó la frontera hasta el norte del país árabe, inmerso en plena guerra civil.

Así es como el joven obrero ceutí, parado y sin expectativas en una ciudad de 85.000 habitantes y 40% de desempleo, cruzó la línea roja para engrosar la lista de "voluntarios" para combatir al "infiel". Abdeluahid había sido reclutado y adoctrinado en las calles de la barriada ceutí del Príncipe, de mayoría musulmana, y recibió la pertinente formación militar en campos de entrenamiento sirios antes de enarbolar la bandera del yihadismo internacional.

Su caso es uno de los 17 -11 ciudadanos españoles y seis marroquíes residentes en España- que se han alistado desde abril de 2012 en grupos extremistas vinculados a Al Qaeda que combaten en Siria, según el cruce de datos entre fuerzas policiales, el Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista y la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que ha recogido una investigación del Instituto Elcano.

Todos los "muyahidines" son varones, de entre 16 y 49 años, casados por regla general y con residencia en Ceuta, Málaga o Girona. No tenían una trayectoria yihadista significativa antes de irse al campo de guerra y solo dos de ellos tomaban parte en encuentros de propagación del salafismo yihadista desde 2008.

El caso más notorio es el de Mouhannad Almallah Dabas, absuelto por el Tribunal Supremo tras ser juzgado y condenado por los atentados del 11 del marzo de 2004 en Madrid. Viajó al país árabe en compañía de su hijo menor y desarrollaba actividades logísticas y de aprovisionamiento para el Frente Jabhat Al Nusra (Frente de la Victoria), el brazo armado de Al Qaeda en el norte de Siria.

"LA CUMBRE DEL ISLAM"

De los 17 españoles o residentes marroquíes que han empuñado las armas con la red terrorista hay al menos un menor de edad, Nordin A. M., y al menos cinco habrían fallecido tras inmolarse, causando numerosas víctimas, tres de ellos de nacionalidad española. Uno de ellos ocurrió en un cuartel militar de Idilib, al norte del país, y su autor fue un ceutí que dejó un mensaje grabado antes del ataque. Afirmaba que la yihad, entendida como combate, "es la cumbre de la creencia en el islam".

Aproximadamente otros 25 individuos más han viajado de España a Siria, pero en principio con el fin de incorporarse al Ejército Sirio Libre (ELS) y no a organizaciones yihadistas. Ahora bien, apunta la investigación de Elcano, las cambiantes circunstancias y el auge de estos últimos grupos podrían hacer que algunos de ellos modifiquen su posición y terminen por implicarse en entidades afiliadas o afines a Al Qaeda.

Según el sumario que investiga el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, estos "voluntarios" habrían sido captados por una red internacional que operaría desde Ceuta y un pueblo marroquí llamado Castillejo, con conexiones en Bélgica y Turquía. Dicho grupo fue desarticulado en junio pasado con ocho detenciones y en septiembre se arrestó a sus dos líderes, Yassin Ahmed Laarbi, en Ceuta, e Ismail Abdelatif Allal, en su casa de la localidad belga de Vilvoorde. Todos están acusados de pertenencia a organización terrorista y permanecen en prisión provisional.

Pese a la desarticulación del grupo, un auto del juez Moreno del pasado 7 de enero de 2014 aseguraba que dicha red de captación y envío de muyaidines a Siria "no solo sigue activa, sino que ha aumentado el número de objetivos, ya que la inmolación de estos cincos yihadistas ha producido un efecto llamada entre los integristas de Ceuta".

De ahí que la detención en Málaga, el pasado domingo, de Abdeluahid Sadik Mohamed, el primer combatiente conocido que tras ser formado y adoctrinado en Siria ha regresado a casa, ha sido vista con preocupación por los servicios antiterroristas. El joven ceutí admitió en sede policial que recibió entrenamiento militar en un campo de Alepo, donde se intensificó su adoctrinamiento religioso. Después tuvo una misión especial en junio: atentar contra la prisión de Abú Ghraib en Badgad y liberar a presos yihadista, y finalmente acabó enrolado en el grupo Estado Islámico de Irak y Levante, brazo armado de Al Qaeda en Irak. Una organización, asegura el juez Moreno, que promueve realizar la yihad "en casa".
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra