Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
EJÉRCITO ESPAÑOL

De Afganistán al Sahel

  • El final de la misión más compleja y arriesgada abre la puerta a otro modelo de operaciones en el exterior

El Rey Don Juan Carlos presidió el Día de las Fuerzas Armadas en Valladolid, donde tuvo lugar la jura de bandera.

Don Juan Carlos saluda a miembros de los cuerpos de las Fuerzas Armadas en Valladolid

AGENCIAS
0
27/12/2013 a las 06:01
Etiquetas
  • COLPISA. MADRID
La salida del grueso del contingente militar español desplazado en Afganistán y el final de la misión de seguridad, como se ha desarrollado hasta ahora, han marcado un hito este año para las Fuerzas Armadas. Tras doce años de la operación más dura, compleja y arriesgada, que ha dejado por el camino la muerte de un centenar de soldados y unos resultados inciertos pese a los cientos de millones invertidos en cooperación al desarrollo, el Ejército cerró en septiembre una etapa histórica en el país asiático.

El calendario de retirada comenzó en febrero con la paulatina salida del equipo de reconstrucción provincial de Qala-i-Nao, donde llegaron a estar acuartelados 1.500 efectivos. En septiembre la base española fue cedida al Ejército Nacional afgano y, de forma paralela, comenzó el reto logístico de replegar todo el material militar llevado allí durante doce años.

La nueva fase de transición dejará un reducido contingente en Herat y Kabul de medio millar de uniformados, con tareas centradas en la formación y el asesoramiento cívico-militar pero sin el riesgo de las operaciones de seguridad. Todo ello con un presupuesto menor, alejado del millón de euros diarios que llegó a costar esta misión.

RUMBO A MALÍ

Pero la salida de Afganistán también supone el broche de un modelo de operaciones de carácter ofensivo, con cientos de soldados sobre el terreno que asumen labores de seguridad arriesgadas y costosas.

Ahora, las misiones tiene un enfoque integral, impulsadas por organismos supranacionales (UE, OTAN) y cercanas a nuestras fronteras. El objetivo es la fuerza rápida de despliegue en aquellos países fallidos amenazados por el terrorismo, por ejemplo. Y en una segunda fase las tareas de formación y capacitación de sus tropas. Este es el caso de la presencia de España en Malí o la nueva etapa de la operación Atalanta contra la piratería en el golfo de Adén.

El 18 de febrero, la UE aprobó el desembarco en el Sahel durante 15 meses y el Gobierno acordó el envío de más de medio centenar de efectivos a la misión EUTM-Malí. Posteriormente, en junio, se amplió a otro medio centenar entre instructores, personal de apoyo y fuerza de protección.

En la misión de Líbano, y pese a la guerra en la vecina Siria, los planes de la ONU pasan por reducir de forma drástica la presencia de cascos azules en la frontera con Israel, donde se mantienen desde 2006. En el caso del Ejército español, en mayo se produjo un repliegue que ha dejado el contingente en menos de 700 militares, cuando llegó a disponer del doble.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra