Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

CATALUÑA

Esquerra abre la puerta a negociar con el Gobierno la pregunta de la consulta

  • Los republicanos dan largas a Artur Mas y aplazan su prometida entrada en el Ejecutivo catalán
  • Quedan por concretar el escrutinio, el porcentaje de votos para dar validez a la consulta, la confección del censo, la autoridad electoral y la duración de la campaña

Cientos de personas han participado en la cadena humana organizada este miércoles por la Asamblea Nacional Catalana (ACN) en coincidencia con la Diada de Cataluña.
Cadena humana por la independencia de Cataluña el pasado septiembre.
EFE
  • COLPISA. MADRID
Actualizada 17/12/2013 a las 06:01
El acuerdo al que han llegado CiU, Esquerra, Iniciativa y CUP sobre la fecha y la pregunta del referéndum catalán ha provocado un auténtico terremoto político, pero a medida que pasan los días, las declaraciones de unos y otros ponen cada vez más al descubierto que el pacto soberanista está cogido con alfileres y que se han dejado muchos aspectos en el aire, pendientes de concreción. El escrutinio, el porcentaje de votos para dar validez a la consulta, la confección del censo, la autoridad electoral, la duración de la campaña, por ejemplo, son cuestiones por definir.

Así, Esquerra abrió este lunes la puerta a negociar el contenido de la pregunta con el Gobierno, como han hecho Reino Unido y Escocia. "Hay una premisa clara: votaremos en 2014", dijeron desde la formación republicana. Sobre todo lo demás, el enunciado y cómo se vota, Esquerra se mostró dispuesta a dialogar con el Ejecutivo central, aunque no alberga muchas esperanzas, más bien ninguna. "Se puede hablar de todo y sería bueno que se hablara de todo", afirmaron los republicanos.

El otro aspecto que evidencia que hay elementos del pacto que se han quedado casi al libre albedrío es la interpretación del hipotético resultado. Esquerra ha dado en los últimos días varias versiones. Su secretaria general, Marta Rovira, apuntó la semana pasada que el vencedor de la consulta será el que gane la segunda pregunta, la de independencia sí o no, siempre y cuando en la primera, sobre si quiere que Cataluña sea un Estado, se imponga también el sí. En cambio, este lunes cambió su parecer y apuntó que la triunfadora será "la respuesta que tenga más votos absolutos". Pero el vicesecretario de Comunicación, Oriol Amorós, señaló, por su parte, que vencerá el postulado que consiga la "mitad más uno" de los apoyos ciudadanos. Esquerra aclaró además que la papeleta que vote no en ambas preguntas constará como nula.

El partido que lidera Oriol Junqueras, el motor de la consulta, muestra dudas también sobre si debe o no entrar al Gobierno catalán. A pesar de que cada vez aumenta más la rumorología y que incluso se especula con que la formación republicana ya habría reclamado las consejerías de Interior y Gobernación, precisamente los dos departamentos que tendrán una responsabilidad más directa en la organización del referéndum, de momento Junqueras da largas a la incorporación al Ejecutivo.

REFLEXIÓN

Se muestra evasivo respecto a la oferta de Mas para que CiU y Esquerra conformen una coalición pro-consulta en las elecciones europeas de mayo y tampoco se da por aludido para sentarse en el Consejo de Gobierno de la Generalitat. Junqueras siempre ha dicho que en cuento hubiera fecha y pregunta de la consulta, su entrada en el Ejecutivo sería automática. Sin embargo, ahora que hay fecha y pregunta prefiere codirigir el proceso desde fuera, sabedor del desgaste que implica gobernar en una época de crisis y recortes.

A corto plazo, la formación independentista abrirá un periodo de reflexión sobre su entrada en la Generalitat, tres años después de su última experiencia como integrante del tripartito, y esperará una oferta formal de Mas. El presidente catalán podría demorar la petición porque Interior y Gobernación están en manos de Unió, el socio menor de CiU, y si sustituye a los responsables de esas carteras por dirigentes de Esquerra abrirá una crisis muy seria en su federación.

El tercer elemento que saca a relucir la endeblez del pacto en torno a la consulta es la discrepancia continua entre los partidos. Unió afirmó este lunes que no es el momento de hacer campaña por el sí a la independencia, como defienden sus socios de Convergència, y apuntó que si el Gobierno no permite ni tolera el referéndum, como todo hace pensar, éste no podrá celebrarse.

Un extremo que Esquerra, CUP y algunos sectores de Convergencia no comparten y que será clave en el momento de la convocatoria.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE