Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

tribunales

Comienza el juicio del caso Faisán contra Pamiés y Ballesteros

  • Están acusados de colaborar con ETA por desvelar una operación secreta contra la banda terrorista en 2006

  • efe. madrid
Actualizada 16/09/2013 a las 08:53
El juicio del caso Faisán contra el exjefe superior de Policía del País Vasco Enrique Pamiés y el exinspector José María Ballesteros, acusados de colaborar con ETA por desvelar en 2006 una operación contra la banda terrorista, comienza este lunes en la Audiencia Nacional.

Pamiés se enfrenta a peticiones de hasta diez años de prisión por los delitos de colaboración con ETA y revelación de secretos, mientras que para Ballesteros las acusaciones piden penas de hasta nueve años de cárcel. Sus respectivas defensas reclaman la absolución.

En la tribuna de las acusaciones se sentará el fiscal Carlos Bautista, que pidió dos años de cárcel para Pamiés y uno y medio para Ballesteros por revelación de secretos con grave daño a la causa pública y, alternativamente, otros cinco por colaborar con ETA.

Sin embargo, Bautista dejó claro en su escrito que este último delito lo incluía por orden expresa del fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce.

También se sentarán en la bancada los abogados de las acusaciones populares: el PP, que pide ocho años y medio de cárcel para Pamiés y siete años y medio para Ballesteros; Dignidad y Justicia, que reclama diez y nueve años, y la Asociación de Víctimas del Terrorismo, que pide ocho años y medio y ocho años, respectivamente. Todas ellas les imputan los dos delitos en concurso.

Los hechos enjuiciados ocurrieron el 4 de mayo de 2006 cuando, según las acusaciones, Ballesteros, entonces inspector de la Brigada de Inteligencia de Álava, acudió al bar Faisán y le entregó un teléfono al dueño del local y miembro de la red de extorsión de ETA, Joseba Elosúa. Al otro lado de la línea estaba, supuestamente, Pamiés.

A Elosúa le seguía desde hacía meses un dispositivo policial que averiguó que ese día se iba a reunir en el bar con el etarra Cau Aldanur para darle 54.000 euros procedentes de una extorsión a un empresario.

Las fuerzas de seguridad pretendían culminar la investigación esa misma jornada con la "Operación Urogallo", que se vio frustrada cuando, según el fiscal, Pamiés alertó a Elosúa en una conversación telefónica de 8 minutos y 11 segundos.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE