Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

andalucía

Griñán se inmola para salvar a Susana Díaz de la quema de los ERE

El presidente de la Junta dimite para facilitar el relevo generacional en su partido y evitar "la erosión" por el caso de corrupción al futuro Gobierno

Griñán se inmola para salvar a Susana Díaz de la quema de los ERE
Griñán se inmola para salvar a Susana Díaz de la quema de los ERE
  • colpisa. sevilla
Actualizado el 28/08/2013 a las 06:01
En algún momento de su secuencia de despedida como presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán decidió sacrificarse y vincular su renuncia al caso de los ERE fraudulentos. Quizá fue después de que acudiera a la calle Ferraz de Madrid a comunicarle a Alfredo Pérez Rubalcaba su inminente dimisión, en vísperas de que declarara ante la jueza Mercedes Alaya el exinterventor general. Hasta ese momento había rechazado cualquier vínculo entre su salida y el caso de corrupción, del que no se siente en absoluto responsable. Pero sabía que estaba en el punto de mira de quienes, dijo este martes, "hacen un uso político" del sumario y que la última imputación masiva de Alaya a Magdalena Alvarez, su antecesora como consejera de Economía, y buena parte de su equipo, cerraba el círculo en torno a su gestión.

Así, Griñán dio a su marcha un sentido nuevo. Me voy, vino a decir tras hacer oficial su renuncia, primero porque es necesario "un cambio en la política andaluza, un cambio generacional, que genere impulso y sintonice mejor con la sociedad" de hoy. Segundo, para "preservar a la Presidencia de la Junta de Andalucía de la erosión que sin duda se ha venido produciendo en estos últimos meses al monopolizar de forma injusta, en mi opinión, con el presidente de la Junta de Andalucía en el caso de los ERE".

Pese a estos reconocimientos, Griñán insistió en su absoluta inocencia en el caso, aseguró que no se le puede imputar ningún delito y confió en que el tiempo pondrá las cosas en su sitio. Desde el PSOE se puso en marcha a continuación una campaña en las redes sociales para darle las gracias por el gesto "de generosidad".

El dirigente socialista, como ya hizo en la entrevista que publicaron el domingo los periódicos regionales del grupo Vocento, admitió el daño personal que le ha causado el caso, "quien me conoce sabe cómo soy, cómo vivo y como he vivido en estos 43 años de servicio público". Admitió el dolor personal y familiar, "no tengo mandíbula de hierro", pero "sobre todas las cosas me duele el daño a la Junta de Andalucía y por eso hoy doy un paso atrás con el que pretendo favorecer que este asunto deje de entorpecer la política cotidiana".

Griñán entregó sus declaraciones de bienes y de la renta de 2009, año en que llegó a la Presidencia de la Junta, y 2012, la última antes de su marcha, para demostrar que no ha incrementado su patrimonio ni ha tenido ingresos ocultos, aunque estos documentos ya están en la web del Gobierno andaluz.

A su juicio, el nuevo Ejecutivo tiene que centrarse en la lucha contra el paro y la defensa de los derechos sociales y no debe verse entorpecido con este debate.

No obstante, el presidente dijo que no asume la responsabilidad política del caso de los ERE; "asumo la responsabilidad del cambio generacional y la de facilitar que el debate se centre en la lucha contra la crisis y preservar los derechos sociales", dijo. También rechazó que su marcha al Senado sea para mantener el aforamiento ante una posible imputación de la jueza Alaya. A su juicio, el presidente federal del PSOE, cargo que también ostenta, debe tener un espacio parlamentario.

Respecto a su otro puesto, el de secretario general del PSOE andaluz, no desveló sus planes, pero la convocatoria de un congreso extraordinario para dar el relevo también en el partido a Susana Díaz, quizá en enero, está en la mente de todos.

Griñán se declaró comprometido con el éxito de la conferencia política que el PSOE llevará a cabo en otoño y anunció que Andalucía llevará una propuesta para limitar el mandato del presidente del Gobierno y los presidentes autonómicos en un futuro, una cuestión que esgrimió como primer argumento de su anuncio de salida.

CONSUMADO EL RELEVO 

La elección de Susana Díaz, tras unas primarias que no llegaron a celebrarse porque obtuvo el aval de la mitad de la militancia y cuya candidatura para la investidura, prevista para el 5 de septiembre, fue ratificada horas después por el comité director del PSOE de Andalucía, supone el fin de una generación política, la de la transición, cuyos logros valoró este lunes Griñán, pero que consideró incapaz de protagonizar el cambio que ahora necesita la sociedad española. La futura presidenta, de 39 años, supone, dijo, "un cambio generacional y un cambio de género". "Será una presidenta nacida en los 70, representativa de la mayoría social que hoy en Andalucía dirige empresas, asociaciones, hospitales"y la primera mujer en el cargo.

Asimismo, Griñán valoró la solidez de la coalición con IU, con un agradecimiento explícito al vicepresidente Diego Valderas y aseguró que su partido en Andalucía "está unido y motivado en torno al cambio que estamos realizando".

El PP, en cambio, intepretó la dimisión de Griñán como "una huida y una espantá" que, según apuntó su secretario general, José Luis Sanz, no exime al ahora presidente en funciones de la Junta de Andalucía de sus responsabilidades en el caso de los ERE. El número dos de los populares andaluces calificó a Griñán como "el peor presidente de la Junta en la historia democrática" por haber consumado "el mayor engaño electoral" al presentarse a las elecciones de hace un año y medio a sabiendas de que iba a dimitir para dejar paso a Susana Díaz.

El portavoz de UPyD en Andalucía, Martín de la Herrán, también se mostró muy crítico y acusó a Griñán de marcharse "mintiendo a los ciudadanos hasta su última comparecencia pública". Acusó además al presidente en funciones de imponer "la dedocracia" en la elección de su sucesora.
volver arriba

Activar Notificaciones