Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Caso Bárcenas

El PP calla tras los 'paseíllos' y el PSOE pide la dimisión del presidente

  • Los socialistas anuncian acciones judiciales y políticas para obligar al líder popular a explicar por qué ocultó su "pacto secreto" con Bárcenas

  • colpisa. madrid
Actualizada 15/08/2013 a las 06:01
La dirección nacional del PP ha optado por el silencio en la semana en que su actual número dos, Dolores de Cospedal, y dos de sus referentes históricos, Francisco Álvarez Cascos y Javier Arenas, han tenido que realizar el 'paseíllo' ante la Audiencia Nacional, para declarar como testigos en el 'caso Bárcenas', pese a que suponga una escalada en el escándalo político desatado en las filas populares y del Ejecutivo por las revelaciones y acusaciones de financiación ilegal del extesorero.

Ni una valoración oficial sobre el paso por los juzgados o las declaraciones de los dirigentes. Solo filtraciones periodísticas o declaraciones aisladas de diputados, como Leopoldo Barrera, que tratan de quitar toda trascendencia a los interrogatorios judiciales y se limitan a resaltar que los tres testimonios -según su criterio- demuestran la falsedad de los manuscritos del extesorero, la inexistencia de contabilidad B, de financiación ilegal y de sobresueldos en negro. Testimonios que, insisten las fuentes populares, terminan con "las insidias" que ha lanzado Luis Bárcenas contra su antiguo partido con la ayuda y la amplificación de las formaciones de la oposición.

A falta todavía de dos semanas para la reanudación oficial del curso político, los populares no parecen interesados de mantener viva la polémica más de lo indispensable y, mucho menos, en entrar a valorar reuniones y pactos entre Mariano Rajoy, Arenas y Bárcenas, manifestaciones de secretarios generales que dicen desconocer los procesos de donaciones en el partido, o supuestos pagos de gratificaciones a gerentes del PP en billetes de 500 euros, aspectos espinosos que también salieron a relucir en las declaraciones ante el juez Pablo Ruz. Nadie sabe tampoco qué otras revelaciones puede tener el extesorero en cartera y la prudencia en las manifestaciones públicas parece ser el criterio mayoritario.


SIN DESCANSO

El interés popular por dejar languidecer el asunto cuanto antes choca con las intenciones de los principales partidos de la oposición, que ya han dejado claro que no van a esperar hasta septiembre para mantener el 'caso Bárcenas' en el centro del debate político.

El PSOE anunció este miércoles la puesta en marcha de una nueva ofensiva política y jurídica, que detallará pasado el puente, y que tiene un doble objetivo. En primer lugar, lograr por todos los medios una nueva e inmediata comparecencia de Rajoy para que explique por qué "ocultó" el 1 de agosto al Parlamento que en 2010 había sellado un pacto con Bárcenas por el que cobró nóminas mensuales de 18.000 euros hasta diciembre de 2012 sin trabajar para el partido y siguió manteniendo despacho y acceso libre a la sede de la madrileña calle Génova. En segundo, reclamar -"si cabe con más fuerza que antes"- la dimisión del presidente del Gobierno, al que considera ya "en el epicentro" de todo el escándalo de corrupción y en una situación "insostenible".

La batería de medidas, en la que "no se descarta ninguna", incluida la moción de censura, prevé la reclamación de una comisión de investigación parlamentaria y peticiones a Ruz entre las que podría estar la petición de declaración de Rajoy.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE