Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

CAMPUS DE VERANO

Rajoy le dice a Aznar que no es hora de hacer balances

Rajoy y Aznar coinciden en la clausura del Campus FAES
Rajoy y Aznar coinciden en la clausura del Campus FAES
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha acudido este domingo a la clausura, en la localidad madrileña de Guadarrama, del Campus FAES junto con el presidente de esa Fundación, José María Aznar. Los dos líderes no se veían en un acto público desde el 26 de noviembre de 2012. El encuentro además se produce un mes y medio después de las críticas que Aznar dirigió contra la política económica del actual Ejecutivo.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, conversa con el expresidente del Gobierno y presidente de la fundación FAES, José María Aznar (d), momentos antes de su intervención en el acto de clausura del campus de verano de la fundación FAES
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, conversa con el expresidente del Gobierno y presidente de la fundación FAES, José María Aznar (d), momentos antes de su intervención en el acto de clausura del campus de verano de la fundación FAES
EFE
  • EFE. GUADARRAMA (MADRID)
Actualizada 07/07/2013 a las 15:35
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, consideró ante el expresidente José María Aznar que "no es justo" y "no conduce a nada" hacer balances de la política del Gobierno ahora, al principio de la legislatura, cuando quedan dos años y medio para que acabe. 

Rajoy defendió de esta forma su gestión al frente del Ejecutivo y los resultados que ya están consiguiendo sus políticas en el acto de clausura del campus de verano de la fundación FAES, donde lo presentó Aznar.

El jefe del Ejecutivo reconoció, en alusión a la frase que utilizó Aznar durante su mandato al frente del Gobierno, que aún no se puede decir que "España va bien", pero sí que "España va mejor y que el rumbo marcado es el correcto".

A su juicio, siendo "realistas, no optimistas ni pesimistas", la política que está aplicando "ha dado la vuelta al reloj de arena" y ha hecho que la economía esté ya "en la cuenta atrás hacia la recuperación".

En consecuencia, consideró que no es justo hacer balances al inicio de la legislatura porque aún quedan dos años y medio de la misma y se irán recogiendo los frutos de las reformas que se han ido poniendo en marcha.

El jefe del Ejecutivo dijo ser consciente de que muchos de los que le dieron la confianza al PP pueden estar en desacuerdo o descontentos con algunas de las decisiones tomadas.

Pero subrayó que "nadie podrá decir que el Gobierno no haya tomado decisiones, no haya planteado reformas estructurales y que éstas no sean de un enorme calado".

Rajoy hizo hincapié en cómo ha mejorado España en el último año (momento en el que reiteró que dentro de un año estará mejor que hoy y ha recordado las "duras" medidas que tuvo que tomar en 2012, como la subida del IVA) gracias a las consecuencias de las reformas ya en marcha y de las que aún quedan por venir.

Entre estas últimas citó la reforma del sistema tributario que va a analizar el grupo de expertos creado por el Gobierno el pasado viernes y que tiene de plazo hasta el próximo mes de marzo para plantear sus propuestas.

Rajoy se mostró absolutamente convencido ante Aznar de que ese comité va a atender los planteamientos de la propuesta de reforma fiscal que presentó esta semana la fundación FAES y que recoge la opinión del expresidente de Gobierno de que es necesario bajar impuestos.

El jefe del Ejecutivo Gobierno explicó que lo que desea con esa reforma fiscal es simplificar el sistema tributario, asegurar recursos para que los poderes públicos ejerzan sus competencias, se genere empleo, se incentive la internacionalización de las empresas y favorezca el desarrollo social atendiendo de forma especial a los colectivos que más lo necesitan.

También destacó que ya se han ido adoptando medidas fiscales a las que quizás no se les ha prestado mucha atención, como las que pretenden incentivar la labor de los emprendedores.

Entre otras reformas pendientes, ha citado la energética, la de la administración local, la de las telecomunicaciones o la del factor de sostenibilidad de las pensiones, al tiempo que ha recordado que se va a realizar una evaluación de la reforma laboral de la que se desprenderá si es necesario o no tomar nuevas decisiones en este ámbito.

Respecto al futuro de las pensiones, ha reiterado que hay que tomar decisiones para garantizar y mejorar el sistema.

"No es fácil, pero la responsabilidad de un Gobierno exige que se haga", ha subrayado.

Ha destacado también que, sólo en el último mes, el Gobierno ha aprobado reformas como la educativa, la ley de emprendedores, la de las administraciones públicas, la ley de unidad de mercado o la autoridad fiscal independiente.

Para Rajoy, todas esas decisiones son "reformas estructurales de verdad, ambiciosas", y no anuncios para salir del paso".

El presidente del Gobierno ha insistido en que, pese a la mejoría, aún queda mucho por hacer.

"Los objetivos son claros, los instrumentos también, el rumbo es conocido y la determinación no va a fallar en ningún caso a pesar de las dificultades", ha explicado Rajoy antes de recordar que el Gobierno cuenta con mayoría suficiente en el Parlamento para seguir llevando a cabo sus reformas.


Noticias relacionadas
volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE