Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Causa contra josé bretón

El juicio llega a su momento crucial con las pruebas de los huesos

  • El tribunal oirá a la perito policial que confundió los restos con el de animales y los antropólogos que los identificaron como humanos

Finca de 'Las Quemadillas'

Finca de 'Las Quemadillas'

0
01/07/2013 a las 06:01
  • colpisa. córdoba
¿Fue un error humano, como señala la Policía, o se rompió la cadena de custodia, según mantiene la defensa? El juicio contra José Bretón por la muerte de sus dos hijos llega esta semana a una de sus fases cruciales con la declaración de los expertos que identificaron distintos orígenes de los restos óseos hallados en la hoguera de la finca familiar de 'Las Quemadillas'. Unos expertos cuya declaración tratará de desmontar la defensa del acusado, que mantiene que los errores al guardar la principal prueba de convicción la invalidan.

La primera en declarar será la antropóloga forense de la Policía Científica que analizó los dos centenares de pequeños huesecillos hallados en la hoguera y que en una nota a los pocos días de la desaparición de los pequeños se mostró concluyente. "Los restos estudiados son todos de naturaleza animal; de edad subadulta y de distintos tamaños (roedores, pequeños carnívoros, pequeños herbívoros y omnívoros). En esa hoguera no se ha producido la incineración de ningún cuerpo o resto humano".

Profesional de reconocido prestigio y con una amplia trayectoria que incluye casos como los atentados de Madrid de 2004, el accidente de Spanair o el de los militares del 'Yak-42', su opinión descolocó a los agentes que, como apuntó la pasada semana el comisario que dirigió la investigación Serafín Castro, sabían que "los niños tenían que estar en 'Las Quemadillas' sí o sí". Con esa convicción y a raíz de las conclusiones oficiales, la Policía rastreó durante meses otros posibles lugares, abriendo incluso una búsqueda internacional, y agujereó como un queso de gruyere la finca, haciendo catas en el terreno y derribando paredes y techos en busca de posibles zulos donde localizar a los pequeños Ruth y José. El caso dio un vuelco en agosto de 2012, cuando el antropólogo forense Francisco Etxebarría, que declarará el mismo día, ojeó fotos de los restos óseos y encontró algo raro. Un examen ya directo apuntó que eran humanos y de seres "inmaduros", y que esta apreciación saltaba "a simple vista por la forma anatómica". El escándalo estaba servido, porque el reputado forense vasco matizaba que alguien poco habituado a trabajar con huesos de menores y expuestos a esas temperaturas puede confundirse fácilmente.


TEORÍA

La forense, sin embargo, se enrocó en su teoría "porque esto no es como el CSI", llegaría a decir en una entrevista, y se excusaba en la "tremenda" presión a la que se vio sometida. Una presión que, a decir de la auxiliar forense y los agentes que declararon la pasada semana, no era nada fuera de lo habitual. También afirmaron que en algunos momentos la perito sí llegó a decir que algunos de los restos "parecían humanos".

Su rectificación sin embargo no llegaría hasta que el paleoantropólogo José María Bermúdez de Castro -también llamado a testificar en el juicio- y el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses corroboraron que se trataba de restos y dientes de niños, aunque su estado de degradación a causa de las altas temperaturas alcanzadas en la hoguera hacía inviable cualquier identificación a través del ADN. El propio ministro de Interior tuvo que comparecer para dar explicaciones sobre el caso, y mientras el juez imputaba formalmente a Bretón de asesinato, la forense era destituida.

A este error dedicará parte de sus esfuerzos la defensa de Bretón, que en las dos semanas previas ha puesto en tela de juicio la cadena de custodia de esos restos, almacenados en una sala contigua a la sala de vistas donde se celebra el juicio. El letrado José María Sánchez de Puerta también incidirá en la desaparición de uno de esos restos, la muestra número 8, y que según los agentes de la investigación se desintegró por su mal estado.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra