Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
PSOE

José Antonio Griñán, el penúltimo de la vieja guardia

  • El presidente de la Junta de Andalucía es uno de los últimos políticos en activo que iniciaron su carrera con Felipe González

El presidente de la Junta de Andalucía Jose Antonio Griñán.

El presidente de la Junta de Andalucía Jose Antonio Griñán.

efe
2
27/06/2013 a las 06:01
  • colpisa. sevilla
Tozudo, tenaz, desconcertante para quienes no siguen el hilo de sus razonamientos, sabio estratega para sus más próximos. José Antonio Griñán, político andaluz nacido en Madrid en 1946, dirán las enciclopedias, presidente de la Junta de Andalucía desde abril de 2009 hasta una fecha incierta pero no muy lejana. Su anuncio de que no repetirá como candidato a presidente autonómico le ha puesto de nuevo en primer plano. A sus 67 años, con todo el poder en sus manos, ha decidido marcar los tiempos para evitar que se los marquen. Esta puede que sea, en definitiva, su 'Gran Decisión' en una etapa llena de grandes y convulsos cambios. Con él se va el penúltimo exponente de la vieja guardia socialista con mando en plaza, el último es Alfredo Pérez Rubalcaba.

Tras una larga militancia en el ala socialdemócrata del PSOE, aunque siempre en puestos políticos y nunca orgánicos, se vio impulsado a la primera línea tras la sorprendente dimisión de Manuel Chaves, que se fijó en él para la sucesión en abril de hace cuatro años. Hasta entonces había hecho buena parte de su carrera a su sombra. Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla, inspector de trabajo y profesor de Derecho de Trabajo, le sucedió como ministro de Trabajo con Felipe González, cartera que gestionó entre 1993 y 1996. Fue también ministro de Sanidad entre 1992 y 1993. Chaves le nombró consejero de Salud en 1990 y lo repescó en 2004 para la política andaluza, cuando le encargó la Consejería de Economía y Hacienda. En 2008 le nombró vicepresidente.

Tras la marcha de Chaves al Gobierno de Zapatero, Griñán afronta el reto de hacerse con el Ejecutivo pero, sobre todo, con el partido, donde hasta ese momento había tenido escaso poder. Se ocupa de desmontar la estructura legada por su antecesor, que tenía delegado el control del aparato en Luis Pizarro y la acción política en Gaspar Zarrías, y que conservaba la secretaría general del PSOE-A. El enfrentamiento no se hizo esperar. Griñán no pudo soportar la situación de bicefalia y forzó un congreso extraordinario andaluz en el que logró desbancar al equipo anterior y colocar a sus peones, Susana Díaz, como secretaria de Organización, y Mario Jiménez, portavoz en el Parlamento.

Más tarde, en el congreso federal extraordinario del PSOE, febrero de 2012, apostó por Carme Chacón frente a Rubalcaba. La derrota, aunque fuera por escaso margen, le dejó en una posición delicada, pese a lo cual fue nombrado presidente del partido, cargo en el que de nuevo le tocó sustituir a Chaves. Desde entonces sus relaciones con el secretario general socialista registran vaivenes, hasta el punto de que en los últimos tiempos Griñán ha sido el principal apoyo de un Rubalcaba acosado por los problemas internos y las malas perspectivas electorales.

ELECCIONES CONTRACORRIENTE

Entre tanto, el hasta entonces calificado con cierto desprecio de técnico dentro de su partido, dio una primera pista de su perfil político cuando se negó a convocar las elecciones autonómicas a la vez que las generales. La vieja guardia andaluza, y hasta la dirección federal, criticaron con dureza aquella decisión, pero los hechos le dieron la razón y en marzo pasado, contra todo pronóstico, logró mantener la Presidencia de la Junta, a pesar de perder las elecciones, gracias al apoyo de IU.

La debacle nacional de su partido le colocó como el socialista con más poder, no sólo ejecutivo, porque el PSOE ahora sólo gobierna dos comunidades autónomas, Andalucía y Asturias, sino también orgánico, no en vano detenta el liderazgo de la federación más poderosa. Ha querido ejercer este papel con todas sus consecuencias. De ahí sus movimientos para marcar agenda en las grandes cuestiones, como la definición territorial del Estado, como en el futuro de sus siglas. Ha evidenciado su rechazo a las candidaturas que se esbozan, tanto la de Patxi López como la de Eduardo Madina, para 'enfriar' el calendario y ganar tiempo para elaborar su propio 'ticket' ganador.

Aunque el año pasado, recién aterrizado en su despacho del antiguo convento de San Telmo, declaraba que estaba dispuesto a volver a ser candidato en 2016, ha decidido dejar paso a los más jóvenes. Quizás entonces quiso parar el debate interno sobre su sucesión. Ha ganado un año para tener repuesto, un tiempo en el que se ha dedicado a formar a Susana Díaz hasta el punto de estar convencido de que con ella su partido tiene garantizada la continuidad. Ahora, agobiado por el acoso político y mediático por el caso de los ERE fraudulentos, entristecido por la enfermedad terminal de varios familiares muy queridos, y convencido de que es lo mejor para su partido, inicia el retorno.

En su reloj suena ya la cuenta atrás de su retirada definitiva. Cuando se vuelva a la casa de Mairena del Aljarafe donde nunca ha dejado de vivir, con su esposa, Mariate, sus tres hijos y sus cuatro nietos, sus discos de ópera, sus libros, sus amigos, dispuesto a aconsejar a quien se lo pida, pero no más.
Selección DN+


  • Faraón
    (27/06/13 10:14)
    #2

    Con lo que les gusta a las momias el poder, sorprende. Habrá algo más que buenismo que le fuerce a Tutankamon a abdicar...

    Responder

  • RG
    (27/06/13 08:06)
    #1

    Y si le imitara el Rey?.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra