Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
TRIBUNALES

Las mentiras y contradicciones de Bretón

0
Actualizada 23/06/2013 a las 11:54
Etiquetas
  • colpisa. sevilla
Todos en el entorno de José Bretón, el padre acusado de haber asesinado a sus dos hijos de 6 y 2 años en octubre de 2011, se extrañaron de que una persona tan estricta y pendiente de los pequeños como él hubiera sido capaz de perderlos de vista tan solo un segundo. Nadie creyó su versión. Es la primera conclusión que se extrae de la primera semana de juicio en la Audiencia de Córdoba, en la que el acusado se enfrenta a 40 años de prisión. 

La sorpresa llegó en la declaración del acusado. Bretón dejó patente su elevada inteligencia -certificada por los psiquiatras- y su dominio de un sumario que se ha estudiado meticulosamente en la cárcel junto a numerosos manuales de autoayuda. Sometido al escrutinio del tribunal, el jurado y decenas de cámaras de televisión, sin embargo se mostró seguro de sí mismo, con respuestas largas y elaboradas para desviar el relato. No pareció sentirse abrumado, antes al contrario, parecía incluso cómodo y se dirigió con soltura al jurado, lo que le valió una reprimenda del juez. La tensión solo se hizo evidente en que durante las cuatro horas largas de declaración, su cuerpo permaneció rígido y no varió ni un centímetro la postura que adoptó de inicio. 

Su relato fue el esperado, y se enrocó en su versión de que simplemente perdió a los pequeños Ruth y José en el parque y aún a día de hoy no sabe qué les pasó. Si él y su familia no hicieron más por buscarlos, algo que siempre se les reprochó, fue porque la Policía les pidió que les dejaran actuar. Antes de ese momento, elaboró una imagen de padre ejemplar y entregado a sus hijos, a los que "quería con locura". Una mascara que sí le había funcionado, al menos en parte, con los padres de los compañeros de colegio de los niños, que le veían como un padre "perfecto" aunque pendiente en exceso de sus hijos. Les chocaba también esa sobreprotección y los insultos que no escatimaba hacia su pareja, Ruth Ortiz. 

Sin embargo, el relato de Bretón arrojó varias contradicciones, "lógicas" según su abogado tras una larga declaración y que para la acusación particular sin embargo demostraron que mintió. La mañana del 8 de octubre afirmó haber ido de casa de su hermana a la de sus padres, donde permaneció 15 ó 20 minutos, cuando las cámaras indican que estuvo apenas cuatro. 

Bretón aseguró tajante que esa mañana no estuvo en la finca familiar, aunque un testigo aseguró haberle visto por allí "con una mochila y la mirada perdida" y los repetidores de telefonía le sitúan en esa zona. "El informe técnico de mi abogado ya aclarará esto y otras cosas", indicó al jurado. 

También se embrolló al relatar cómo los pequeños se quedaron dormidos, y no atinó a dar una respuesta precisa de por qué decidió ir a la finca familiar, donde pese a que la niña ya no dormía la siesta, permaneció dormida hasta cuatro horas junto a su hermano. Negó haber parado en el camino para adormecerles con los tranquilizantes que le había recetado su psiquiatra. Admitió haber comprado las pastillas, pero como no le hacían falta las tiró el mismo día. Esa receta la descubrió la Policía, y en anteriores declaraciones afirmó que se quedaron en la casa de Huelva. 

El aspecto donde mostró mayores lagunas fue en la compra de hasta 250 litros de gasoil en una cooperativa de Huelva en los días previos a la desaparición de los niños. Lo adquiría en garrafas porque era hasta ocho euros más barato cada repostaje. Pero se embrolló. "¿Me está contando que se paseaba con el coche lleno de garrafas?", le espetó el juez. Las garrafas estaban llenas a la vuelta de Córdoba, otras veces vacías; empleó 50 litros en llenar el depósito del coche a la vuelta, y los 20 restantes se quedaron en la finca. Pero nunca aparecieron, y la Policía sospecha que los usó para provocar que la hoguera alcanzara temperaturas de hasta 1.200 grados. 

Respecto al fuego también mostró imprecisiones. Asegura que quemó apuntes de su exmujer, que sin embargo luego aparecieron en los registros, y que apenas estuvo encendida 15 minutos. 

Los informes periciales, que empezarán a desgranarse a partir de esta semana, dejarán en evidencia estos aspectos, y será el momento en el que según la acusación particular, comenzará de verdad el juicio 


Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra