Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

política

Rajoy se reunió con Felipe González horas antes de la entrevista de Aznar

El expresidente afirma que siempre está "disponible" para ayudar al Gobierno "sea del color que sea y aunque discrepe"

  • colpisa. madrid
Actualizado el 28/05/2013 a las 19:45
Mariano Rajoy invitó el martes pasado al palacio de la Moncloa al expresidente Felipe González para dialogar sobre los problemas de España. El encuentro tuvo lugar apenas unas horas antes de que otro expresidente, José María Aznar, lanzase en una entrevista en televisión una dura crítica a la gestión de Rajoy e incluso no descartó volver a la primera línea de la política. El encuentro fue confirmado por la Presidencia del Gobierno después de que González insinuase, "cuando el río suena...", su celebración.

El expresidente socialista participó en París en una jornada de reflexión sobre el futuro de Europa que clausuró el propio Rajoy y comentó que siempre estará "disponible" para "cooperar y ayudar" al Gobierno de España "sea del color que sea", y aunque "discrepe". Como ocurre con el actual Ejecutivo, con el que no comparte "las políticas que está haciendo en España y Europa", pero insistió en su predisposición a arrimar el hombro porque "eso es lo que le conviene al país".

González ironizó sobre la posibilidad del retorno de Aznar a la política. "si quiere volver que vuelva. Ningún problema, pero para competir como otro más". Lo preocupante, añadió, sería que su sucesor en la Moncloa "se sintiera obligado a volver para salvar a la patria"; si es así "me quedaría inquieto".

Los dirigentes socialistas consultados sobre la oportunidad de la entrevista no le pusieron pega alguna, aunque no les dejó de llamar la atención que el jefe del Ejecutivo en cambio no cite en la Moncloa al líder de la oposición, pese a que se lo ha reclamado con la petición de un gran pacto de Estado para la salida de la crisis. La portavoz parlamentaria del PSOE, Soraya Rodríguez, no desaprovechó la ocasión para lanzar una pulla a los populares porque "conociendo a Felipe González seguro que ha tratado mejor a Rajoy que otros expresidentes", en evidente referencia a Aznar.

Los dirigentes populares, por su parte, siguieron con el guión de tratar de no elevar el tono demasiado contra las invectivas de Aznar hacia Rajoy, pero, al tiempo, dejando bien claro su apoyo al actual presidente del partido. El presidente del Congreso, Jesús Posada, muy crítico con los reproches de Aznar se agarró este martes a la satisfacción que le produjo que el expresidente del PP "aclarase" el lunes en un acto en el Congreso que sus afirmaciones no iban "contra nadie" y aseguró que habla "en positivo" y que solo dice "lo que él cree que se debe hacer".

Alfonso Alonso, el portavoz popular en el Congreso, trató de darle la vuelta al argumento de Aznar y señaló que si lo que el expresidente demanda es una política reformista "tiene que sentirse bastante satisfecho de la labor del Gobierno". Alonso quitó hierro a que ningún ministro acudiese al acto de Aznar, recordó que sí estuvo la dirección de grupo parlamentario, y dijo que lo que tienen que hacer los miembros del Ejecutivo es "seguir trabajando".
volver arriba

Activar Notificaciones