Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Bankia

El Banco de España aconsejó la nacionalización de Bankia

  • EFE. MADRID
Actualizada 27/03/2013 a las 19:56
El Ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguró que el Banco de España fue quien aconsejó la nacionalización de BFA-Bankia y que el Gobierno no solicitó ningún plan concreto de recapitalización de la entidad ni la salida de su entonces presidente Rodrigo Rato.

Así consta en la declaración por escrito, que remitió el ministro de Economía al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu por el caso Bankia, en el que fue citado como testigo.

Con su declaración, De Guindos contradice lo que argumentó el exgobernador Miguel Ángel Fernández Ordóñez en su declaración ante el juez el 14 de febrero, en la que aseguró que el Banco de España "perdió totalmente el control" de Bankia cuando Economía exigió a Rato un nuevo plan de capitalización de la entidad distinto del que ya había aprobado el supervisor.

El ministro explicó en su declaración que el entonces gobernador le remitió el 8 de mayo -un día después de que dimitiera Rodrigo Rato- un correo electrónico en el que aconsejaba la conversión voluntaria de las participaciones preferentes que tenía el FROB en BFA (matriz de Bankia).

Además, aseguró que el exgobernador le trasladó en ese correo que la Dirección General de Supervisión había comunicado ya a la entidad la conveniencia de que su consejo aprobará la conversión voluntaria esa misma semana.

"Dicha conversión se materializó finalmente provocando la nacionalización de la entidad", precisa el ministro, que añadió que el departamento que dirige "no solicitó ningún plan concreto" de saneamiento de Bankia, y que nunca se presentó ningún proyecto para su aprobación en Economía.

También indicó que la situación "de emergencia" de Bankia era un asunto que preocupaba al Gobierno y al Banco de España, y que se mantuvieron conversaciones con la entidad para plantear una estrategia y "acabar con la alarma y solventar la situación definitivamente".

En dichas conversaciones "no se habló de un plan concreto" de Bankia, según el ministro, que aclaró que todos los organismos internacionales pusieron de manifiesto la necesidad de actuar "de forma rápida, transparente y contundente" para devolver la confianza a la banca.

A pesar de la difícil situación de Bankia, la Comisión Europea, el FROB y el Banco de España creyeron que la entidad debía reestructurarse y no resolverse, según el ministro, que consideró que entre los problemas más relevantes de la entidad se encontraba el Banco de Valencia.

En cuanto a Rodrigo Rato, explicó que en abril de 2012, se reunió en diversas ocasiones con él, y que el entonces presidente de Bankia presentó varios planes de fusión para la entidad, una de ellas, bastante avanzada, que finalmente se frustró.

A partir de ese momento, Rato informó al ministro de que iba a plantear actuaciones para asegurar la viabilidad en solitario de Bankia, entre las que se incluía la petición de ayuda adicional al FROB.

"En ningún momento solicité la salida del presidente Rato", aseguró el ministro, que no obstante puso de manifiesto que una preocupación común de los organismos internacionales era la estructura de gobierno corporativo de la entidad.

El ministro también aclaró que conoció que Rato iba a presentar su dimisión por una llamada que le hizo el 7 de mayo y dijo desconocer las razones que le motivaron a hacerlo.

En esa misma llamada, Rato le comunicó que iba a proponer al consejo el nombramiento de José Ignacio Goirigolzarri como nuevo presidente y le pidió que le mostrara su apoyo, según De Guindos, que aseguró que esa es la primer vez que habló con el nuevo presidente en calidad de ministro.

Al respecto, señaló que Economía no pidió a Goirigolzarri ninguna reformulación de las cuentas y que la solicitud de ayuda de 19.000 millones planteada por Bankia "no fue acordada" con él.

El ministro también manifestó que la primera noticia que tuvo de que el informe de auditoría de Deloitte sobre Bankia no se había realizado fue el 4 de mayo, tras la presentación de las cuentas de la entidad a la CNMV.

Esos mismos días, el 4 y 6 de mayo, el ministro se reunió con Rato, el presidente del Santander, Emilio Botín, el del BBVA, Francisco González y el de CaixaBank, Isidro Fainé, para analizar la situación del sector, la evolución del crédito y el acceso a la financiación, pero no se habló de Bankia.

El juez de la Audiencia Nacional citó a declarar como testigo por el caso Bankia al ministro de Economía, que dada su condición de miembro del Gobierno, podía hacerlo por escrito.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE