Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

guerra entre presidentes

Mas acusa a Rajoy de estar detrás del informe de las cuentas suizas

El candidato a la generalitat y actual presidente del gobierno catalán, Artur Mas, durante el acto electoral que CiU.
El candidato a la generalitat y actual presidente del gobierno catalán, Artur Mas, durante el acto electoral que CiU.
EFE
  • COLPISA. barcelona
Actualizada 23/11/2012 a las 06:01
Cuanto más se acerca la jornada electoral del domingo que viene, Artur Mas eleva un grado más el tono. Primero habló de juego sucio, luego de guerra sucia, más tarde reclamó responsabilidades en el Ministerio del Interior y este jueves, tras comprobar que sus adversarios ahora rehuyen el debate sobre las presuntas cuentas suizas, acusó directamente al presidente del Gobierno de estar detrás de la polémica filtración. «El presidente del Gobierno español no es ajeno a todo lo que está pasando», dijo. 


El acusado lo negó. Mariano Rajoy señaló desde Bruselas, donde participa en las discusiones presupuestarias de la Unión Europea, afirmó que semejante afirmación «es lisa y llanamente una falsedad». El jefe del Ejecutivo no quiso echar leña al fuego ya que debía ser «muy moderado» en sus comentarios al respecto, pero subrayó que el comentario es mentira.



Mas, sin embargo, está lanzado, acapara el protagonismo en la recta final de la campaña y sus asesores han debido de constatar que conviene no desactivar la polémica sobre las cuentas en Suiza, sobre todo porque son conscientes de que el votante independentista se moviliza cuando detecta ataques, reales o supuestos, contra Cataluña desde Madrid. «Están poniendo todos los misiles y todas las baterías» contra el plan soberanista, denunció el presidente de la Generaltat. La consigna de CiU es aglutinar todo el voto nacionalista para alcanzar la mayoría absoluta, algo que sólo es posible si CiU logra arrebatar un buen puñado de sufragios a los potenciales votantes de Esquerra Republicana que dudan del independentismo de Mas y creen que empezará a recular a partir del lunes.



Ahí está la batalla del líder de CiU, que salió en tromba contra el PP, su socio en Cataluña hasta hace bien poco y el cerebro, a su juicio, de la campaña de «acoso y derribo» contra su persona y su proyecto soberanista. «Todo responde a una estrategia del PP en la que están la señora Cospedal, Montoro, Rajoy... Todos están implicados en intentar alterar la voluntad del pueblo», insistió. «La única cosa que les preocupa es que cojamos este camino. Atacan fuerte donde ven el mayor peligro. Se sienten amos de Cataluña y no quieren perder esta posesión», expresó.



El presidente catalán, que ha personalizando la campaña y la plantea casi como un plebiscito en torno a él, criticó además que una semana después, el borrador policial que determina la existencia de las cuentas helvéticas siga sin aparecer. «¿Quién ha dimitido?», se preguntó. Él lo haría, añadió, si se demostrara su implicación en un caso de corrupción. Hasta la fecha, se había limitado a afirmar que no tiene cuentas en Suiza, que su padre sí las tuvo, pero que ya las regularizó y que cuando murió nunca fue beneficiario de ellas. Pero en esta ocasión, quiso ser más contundente.



Sus adversarios llevan días pidiendo, aunque sin demasiada vehemencia para no dar munición gratis ni inflar el victimismo de CiU, un desmentido rotundo. La candidata del PP, Alicia Sánchez-Camacho, después de no hacer ni una sola mención al asunto en el debate televisivo del miércoles, pidió este jueves al presidente catalán que «ya que tanto le gusta ir al notario, que vaya y cuente que no tiene cuentas ni en Suiza ni en Liechtenstein ni en ningún paraíso fiscal». En la misma línea, el portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Hernando, recomendó a Mas que, ya que «se sabe tan bien el camino», acuda a un notario a comprometer su dimisión si se demuestra que tiene cuentas en Suiza. El líder de CiU acudió al notario en 2006 para sellar el compromiso de que enningún caso pactaría con el PP para gobernar, un gesto que causó un profundo malestar entre los populares.

La Fiscalía abre diligencias



El papel de víctima de «las cloacas del Estado» parece haber fortalecido a Mas, más aún después de los dos balones de oxígeno que recibió este jueves de los juzgados. El primero, de la Fiscalía, que decidió abrir diligencias por calumnias contra 'El Mundo', el diario que publicó el presunto informe policial. La Fiscalía Superior de Cataluña, a raíz de la querella presentada por la Generalitat, señaló que la información publicada es «falsa» y «mendaz» y no hay dato alguno sobre la titularidad de una cuenta en el extranjero. La decisión fue recibida con alborozo en el Ejecutivo catalán, donde compararon el caso con un episodio de 'Mortadelo y Filemón'.



CiU recibió la segunda buena noticia del jefe de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales de la Policía, de donde supuestamente procede el documento filtrado, y que dijo ante el juez del caso Palau que no le consta que haya «ningún informe ni borrador» sobre Artur Mas.  


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE