Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

rastreo diario de las vías españolas

Multas caídas del cielo gracias a los helicópteros de la DGT

  • COLPISA. MADRID
Actualizada 31/08/2012 a las 06:00
A 300 metros de altura, la patrulla aérea de la Dirección General del Tráfico controla las carreteras. Nada escapa a su control gracias a las cámaras de visión inteligente que incorpora cada helicóptero, un enorme ojo de color blanco en el costado izquierdo del aparato. Este ingenio, de tecnología militar y origen canadiense, es capaz de girar 180 grados y ver con nitidez qué ocurre en el interior de un vehículo.

La Unidad de Helicópteros cuenta con 18 aparatos, divididos en siete bases, una en cada Centro de Gestión de Tráfico: Galicia para la zona noroeste, Valladolid para Castilla y zona norte, Zaragoza para Aragón, en Valencia para Levante y dos, Sevilla y Málaga, en Andalucía que controlan el sector occidental y oriental. Alimentan el popular "centro de pantallas" con información del estado de las carreteras y ayudan a conseguir la fluidez circulatoria. También controlan el comportamiento de los conductores y graban las infracciones.

Los aparatos realizan vuelos diarios de vigilancia y regulación. En el helicóptero se sube un piloto y un guardia civil o un operador de cámara, que realizará las tareas de seguimiento y grabación. El grado de compenetración entre ambos es crucial para que el piloto sitúe el helicóptero y facilite la tarea. El agente o el operador de cámara toma planos amplios y el ojo, entrenado por muchas horas de vuelo, enseguida capta si algún vehículo circula de forma extraña. "Si comienza a moverse en zigzag posiblemente esté usando el móvil. Con la cámara podemos comprobarlo, hacemos un zoom y comprobamos que sucede en el interior del vehículo", afirma Emma, jefa de fotovídeo de la base madrileña de Cuatro Vientos. Alguna vez se llevan sorpresas, como cuando captaron a un conductor esnifando cocaína sobre el volante o un anciano rodeado por un cargamento de melones. Si se detecta una infracción, se graba la imagen y se toma nota de la matrícula, el punto kilométrico y la hora. Una vez en tierra se comprueban las imágenes y se tramita la denuncia. Si hay dudas, no se sanciona.

'Operación Retorno'



Durante los meses de verano las complicaciones circulatorias se concentran en las zonas costeras. Cosa distinta son los operativos especiales que la DGT organiza para los desplazamientos masivos, como la 'Operación Retorno' que comienza este viernes. El 31 de agosto y el 1 de septiembre, las fechas más conflictivas, dos helicópteros aguardarán en cada base dispuestos a despegar en cualquier momento. Su capacidad de reacción es crucial. Desde que se produce la alerta, tarda de cinco a diez minutos en estar en el aire. En caso de retención, pueden detectar fácilmente dónde se ha producido el origen y solicitar que se persone una patrulla de la Guardia Civil. Tras notificar el incidente, se dirige al foco del problema para aliviar el tráfico con indicaciones al dispositivo desplegado en tierra para desviar los coches hacia vías menos congestionadas.


En estas jornadas aumenta también el número de infracciones, aunque la función sancionadora de las patrullas queda en segundo plano frente a la disuasoria, según explica Adrián, uno de los pilotos de la base de Cuatro Vientos.


Según las estadísticas, los españoles cometen cada vez menos infracciones gracias, sobre todo, a las campañas de la DGT y a la implantación del carné por puntos. Las más comunes son hablar por el móvil y adelantar en línea continua. También se hace especial hincapié en los conductores que tiran las colillas por la ventanilla, más aún en un verano en el que los incendios han hecho estragos por toda la geografía española. "Lo hacen por no manchar el cenicero pero no son conscientes de que detrás puede circular un motorista o que pueden generar un incendio", lamenta Adrián

Y en breve con radar



A finales de este año arranca el 'proyecto Pegasus', un sistema de radar en el que la DGT trabaja desde 2006. El sistema está basado en un cinemómetro que, adosado a la cámara de vigilancia, es capaz de registrar la velocidad de un vehículo con un ratio de error entre el 0 y el 1%.

Una vez elegido el vehículo objetivo, el sistema dispara un pulso láser cada tres segundos que le permite obtener la trayectoria a través de sus diferentes cambios de posición. Al añadir la variable tiempo, el sistema obtiene la velocidad media del vehículo.  


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE